Autor : Rafael Mateos Barrado

El banquillo: un examen para el jugador
Jugar con cabeza

El banquillo: un examen para el jugador

Quedarse fuera del 11 inicial, o incluso de las convocatorias por decisión técnica, es uno de los obstáculos más difíciles a los que se enfrentan los jugadores. Que acabe contigo o que te haga mejor deportista dependerá en gran parte de aspectos psicológicos

Entrenamiento mental de faltas y penaltis
Jugar con cabeza

Entrenamiento mental de faltas y penaltis

Las acciones a balón parado (faltas, penaltis, córners…) deciden el resultado de muchos partidos semana tras semana.  Los lanzadores suelen encontrarse bajo situaciones de mucha presión a la hora de golpear. De esta manera, entrenar psicológicamente potenciará nuestro rendimiento en tareas que requieren una precisión de cirujano.  

Nadal también dudó
Jugar con cabeza

Nadal también dudó

Nuestros referentes deportivos, esos a los que vemos en televisión cada día, se ven obligados a afrontar dificultades psicológicas, y cada vez son más los que se atreven a contarlo públicamente. Por suerte, la asociación del jugador a la imagen de un dios perfecto se está extinguiendo de la opinión general

Las habilidades comunicativas del entrenador
¿Quieres convencer al equipo?

Las habilidades comunicativas del entrenador

Conseguir atraer a los jugadores a través de mi mensaje puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso del técnico dentro de un equipo. La ciencia de la persuasión nos aporta algunas claves que podemos utilizar en el día a día con los deportistas.

Si estás lesionado, tienes una oportunidad
Jugar con cabeza

Si estás lesionado, tienes una oportunidad

“No volveré a ser el mismo”. “Se van a olvidar de mí”. “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”. “Voy a estar muchísimo tiempo parado”. “Qué mala suerte tengo, todo me pasa a mí”. Estos son sólo algunos de los pensamientos que rondan la cabeza de un futbolista cuando tiene que enfrentarse a una lesión de larga duración, todos ellos seguidos de emociones y sentimientos como la tristeza, la ira o la frustración.