Jugadora de Torrelodones y seleccionada para el Basketball Without Borders de la NBA

Alba Sánchez-Ramos: "Decidí apostar por mi futuro y quedarme en Torrelodones"

Cargando...

La primera entrevista al mundo del baloncesto femenino es para Alba Sánchez-Ramos, jugadora de Baloncesto Torrelodones, internacional con las categorías inferiores de la selección española y una perla de este deporte. Nos cuenta toda su trayectoria, cómo ha vivido los momentos más especiales de su carrera y sus objetivos para esta nueva temporada.

xxxxxxxxxx

[anuncio id="14"]

PREGUNTA: Para empezar, hablemos de sus comienzos, empezaste a jugar muy pequeña al baloncesto, en benjamín, en Torrelodones, ¿por qué eliges este deporte?

RESPUESTA: Empecé haciendo varios deportes:  Natación,  baloncesto y voley. Los dos deportes de pista, uno porque le gustaba a mi padre y el otro a mi madre, y la natación para fortalecer la espalda. Al final me llamó la atención que en el baloncesto las niñas nunca faltaban y se lo tomaban muy en serio. Eso me gustó màs y  ahí me quedé.

P: Ese mismo año, ya empiezas ganando, y es que os proclamáis campeonas de Madrid, ¿cómo se vive eso a esa edad? ¿Fuiste consciente en el momento?

R: Lo disfruté muchísimo porque ademàs ganamos en la final a un equipazo al que nunca antes habíamos ganado (Brains). La verdad que no fui consciente de lo que era eso, solo de que nos lo pasàbamos fenomenal, pero con el tiempo te das cuenta de lo difícil que es conseguirlo.

P: Al año siguiente, con la edad alevín, compaginas el equipo de primer año, con el de segundo, ya apuntabas maneras…además, con el de segundo año conseguís ser terceras de Madrid, ¿cómo te sientes al jugar con las mayores?

R: Siempre ha sido algo que me ha producido mucho respeto, era otro rollo, y me sentía muy pequeña entre todas aquellas gigantes.

P: La siguiente temporada iba a ser la buena, por un lado, con tu club quedar 4ª de Madrid, por otro, te convoca la selección madrileña y quedas cuarta también y para acabar, te llama la selección española U12, ¿cómo vives ese año? ¿Qué se siente cuando recibes la llamada del combinado nacional?

R: La selección mini me atrevo a decir que ha sido la mejor experiencia de mi vida por el momento, y además que poco después te llame la selección nacional es algo increíble. Era la primera vez que iba a un Campeonato de España y luego vino la concentración con la española. Siempre cuando algo es lo primero lo recuerdas con mucho cariño. Conoces a un montón de compañeras que luego van a ser tus amigas… Fue un año especial.

P: En tu etapa de infantil, sigues yendo a la selección española U13 y U14, además de repetir cuarto puesto con la selección madrileña. En cuanto a clubes, en el segundo año de infantil juegas también con las cadetes, ¿es complicado competir contra gente que tiene dos años más que tú?

R: La verdad que según iba creciendo notaba la diferencia de físico, y tenía que esforzarme mucho màs. Además, yo nunca he sido un portento ni mucho menos en ese sentido.

P: El primer año de cadete es completo, juegas en preferente con el junior y con el equipo de tu categoría, asciendes de grupo con la selección madrileña con jugadoras un año màs mayores que tú ganando el torneo preferente, y juegas con la española, ganando el torneo de Zaragoza. ¿Aquí te planteas dedicarte a este deporte o es algo que aún quieres tener como hobby?

R: Yo creo que desde pequeñita tenía claro que quería intentar dedicarme a esto. Me encanta, me apasiona, creo que ya es algo sin lo que no podría vivir. Aunque realmente no tengo claro cuando fue el momento clave en que lo decidí firmemente.

P: En cadete de segundo no sólo no juegas en tu categoría, sino que además de estar en el junior, juegas en Primera Nacional, la tercera división del baloncesto femenino, ¿cómo es el cambio de nivel?  ¿La adaptación es buena o cuesta un poco?

R: Al principio me costó un mundo, ahí la diferencia física si que era brutal, hasta que le cogí el tranquillo y cada vez me salían más cosas. Jugar la Final Four Junior fue fabuloso. Por otro lado, en liga nacional las jugadoras senior no solo técnicamente son mejores sino que sobre todo me duplicaban en años de experiencia. No fue nada fàcil adaptarme.

P: Por último, en la temporada que finalizó allá por junio, la terminas con una llamada del Basketball Without Borders de la NBA, ¿Qué se siente en el momento?

R: Cuando mis padres me lo contaron no me lo creía. Algún chico de mi club había acudido en anteriores ediciones pero pensaba que era una broma. Sentí una ilusión y una satisfacción enormes. Es algo que no te pasa todos los días por lo que me tocaba aprovecharlo, enseñar lo que sabía y disfrutar como una enana.

P: Únicamente 3 españolas entre las 25 convocadas de toda Europa…y tú entre ellas, ¿cómo se lo toma?

R: Hasta casi el último día no sabía cuantas españolas iban pero fue una gran sorpresa cuando supe que solo íbamos tres.

Además de que me sentí muy orgullosa después de todo lo que había estado trabajando y esperando para que una oportunidad de estas llegara. Y desde luego que mereció la pena... Fue impresionante desde que llegamos hasta que nos fuimos. Era una gozada estar con tanta gente  que disfrutaba como yo del baloncesto. En cada entrenamiento había en la pista casi tantos entrenadores como jugadores. Luego formar parte del All Star y ganarlo… Se respiraba baloncesto a todas horas. Fue una pasada.

P: Repasando su trayectoria, vemos que ha estado desde benjamines hasta ahora en el mismo club, en Torrelodones, ¿no ha recibido ofertas para cambiar de aires?

R: La verdad que todos los años he recibido alguna oferta atractiva de buenos equipos y estoy muy agradecida de que pensaran que yo podría aportar algo. Me llamaron de Rivas, Canoe, Estudiantes, Alcobendas… Las propuestas de los últimos dos años ya eran muy interesantes porque hubieran supuesto jugar en Liga Femenina. Pero al final estaba a gusto en Torre, lo siento como mi casa y estoy muy contenta con el club, con el trabajo de mis entrenadores, de la fisio… en especial con Davor. Todos son estupendos. Ademàs este año estoy en segundo de bachillerato y voy a tener que estudiar mucho.  Por todo decidí hacer una apuesta a màs largo plazo y quedarme en Torrelodones para seguir formàndome y  terminar mi desarrollo deportivo de la mejor manera posible.

P: Para terminar, ¿cuáles son tus objetivos, de manera individual, para la temporada que está a punto de comenzar?

R: Mis objetivos este año son jugar la final 4 de Madrid y llegar al Campeonato de España en Junior y en Nacional y ojalá pudiera ser convocada de nuevo con la selección nacional. Aunque eso ya no depende tanto de mi. Además de seguir mejorando en todos los aspectos y seguir creciendo como jugadora.