Alec Brown: muñeca de seda desde los 2,16 metros

El jugador estadounidense ha sido un gran fichaje del Movistar Estudiantes

Cargando...

Alec Brown, fichaje del Movistar Estudiantes para suplir al Ondrej Balvin, ha brillado en sus cuatro primeros partidos con los colegiales. Y ha brillado en una faceta en la que no se presupone que destaque un jugador de su altura: el triple.

xxxxxxxxxx

Hasta la fecha, a Alec Brown (Winona, Estados Unidos, 1992) no se le habían dado bien sus partidos como visitantes en el Palacio de los Deportes. Cuando militaba en el Obradoiro, durante la campaña 2015/16, no estuvo fino ni ante el Real Madrid ni ante el Estudiantes. Sin embargo, en el derbi del domingo entre los equipos de la capital, Brown se redimió de sus actuaciones a domicilio en Goya y volvió a firmar otra hoja de servicio notable.

A pesar de estar lastrado desde muy pronto por las faltas personales, el pívot de 2,16 aprovechó muy bien los minutos de juego posteriores que le brindó Salva Maldonado y fue una de las razones por las que el Estudiantes se mantuvo hasta casi el final con alguna opción de victoria. Brown hizo 20 puntos, con 4/6 en triples y otro 4/6 en tiros de dos. Fina muñeca para un jugador que prefiere jugar más alejado de la pintura a pesar de sus 216 centímetros. Y lo hace porque su calidad se lo permite. Un dato: en los cuatro partidos que lleva en la Liga Endesa con el Estudiantes firma un 10/16 en triples, un 63%, números por encima de sus medias profesionales tanto en sus días en Galicia como en la D-League, pero que dejan patente que en cuanto puede, arma el brazo para hacer daño al rival. En tiros de dos lleva un 73%, porcentaje igualmente muy superior al que alcanzó en sus dos experiencias en la D-League y en sus días en la NCAA con Wisconsin-Green Bay.

Buen taponador también

A pesar de que sólo haya puesto un tapón desde que aterrizara en Madrid, Brown fue el 7º máximo taponador de la pasada Liga Regular de la D-League, donde completó un buen trabajo con los Windy City Bulls. Aunque sus mejores logros evitando canastas rivales llegaron en sus días de NCAA (2010-2013). Brown terminó sus cuatro años con el mejor récord de siempre en tapones de Wisconsin-Green Bay (309). Esa cifra le sirvió además para igualar la mejor marca de la Conferencia Horizon. Además, obtuvo puestos de honor en rebotes y puntos.

Elegido por los Suns

Todo ello le condujo a ser elegido en el nº50 del Draft de 2014 por Phoenix, con los que ha trabajado cada mes de julio en la Liga de Verano de las Vegas, sin más impacto que 10 minutos de media por partido. Lesiones en el hombre, como la sucedida en el último partido de 2014 de Las Vegas o la dura competencia de 2016 le han cerrado las puertas una y otra vez.

“Me gustan los retos y no adquieres más experiencia si no los afrontas”, afirmaba el pasado verano, ante su tercera presencia consecutiva en Las Vegas. No obstante, Brown no se ganó un sitio no siquiera en la pretemporada de los Suns. La franquicia de Phoenix sí le ofreció un contrato en septiembre, pero lo hizo para mantener sus derechos (adquiridos en el Draft) sobre el jugador. Un mero trámite legal que Brown llevó un poco más allá, firmando el acuerdo para ser cortado pocos días después. De ahí marchó a los Windy City Bulls de la D-League y, como reciente parada, al Estudiantes, donde promedia 16 puntos en sus cuatro partidos como colegial.

Foto: Fernando Carrascosa