FUENLABRADA 67 - REAL BETIS ENERGÍA PLUS 72

El Fuenlabrada se mete en líos

Cargando...

Discreto partido del Fuenlabrada frente a un serio y concentrado Betis que se llevó el partido con justicia tras dominar durante prácticamente los cuarenta minutos. Muy fallón en ataque y solo eficiente a ratos en defensa, el equipo de Cuspinera no asegura la permanencia y ahora, advierte el técnico, tiene por delante "un infierno" de calendario.
 

ACB Photo / E. Cobos ACB Photo / E. Cobos ACB Photo / E. Cobos ACB Photo / E. Cobos ACB Photo / E. Cobos ACB Photo / E. Cobos ACB Photo / E. Cobos

Lo avisaba Cuspinera en la previa del partido, y no lo hacía en balde. No veía a su equipo tan en forma como hace semanas, y le preocupaba que este partido se diera por ganado antes de empezar. El Betis llegaba de siete derrotas consecutivas y para muchos podía parecer sencillo obtener una victoria de un equipo que estaba varios puestos por debajo.

Nada más lejos de la realidad. Tras un comienzo de poco acierto en los tiros, fue el Fuenlabrada quien empezó a ponerse por delante. Sin embargo, varios errores en pases anularon la ventaja inicial de los madrileños frente a los sevillanos. El Betis tenía claro lo que quería hacer. Contundencia en defensa, transiciones rápidas y sencillas con pases de poco riesgo pero efectivos, hasta agotar la posesión para aprovechar los últimos segundos. Pronto empezó a verse que era más sencillo para los de Sevilla conseguir puntos, mientras los fuenlabreños intentaban lanzamientos de tres que no conseguían encestar. Jota Cuspinera metió a Popovic, pero éste permaneció anulado durante algunos minutos. Tuvo que ser tras un tiempo muerto cuando los fuenlabreños cargaron el juego sobre el veterano, que hizo valer su calidad. En pocos segundos había logrado un triple, una falta en ataque y un segundo ataque en el que solo la falta de acierto impidió la canasta. Aún así, el mayor acierto de los béticos les dio una ventaja de cinco puntos al final del primer cuarto: 15-20.

En la reanudación pareció más concentrado el Fuenlabrada. Un buen trabajo de Sekulic bajo el aro con dos rebotes, uno ofensivo y otro defensivo, y un buen triple de Wear lograron la igualada. Sin embargo, el Betis no varió ni por un instante su trabajo. Intensidad defensiva y agotamiento de posesión en ataque en busca de una buena posición de lanzamiento. Entre los visitantes, destacó Trent Lockett que acabó siendo el máximo anotador, con 20 puntos.  Mientras, los fuenlabreños parecían empeñados en solucionarlo todo en tiro exterior, pero el acierto no estaba de su lado. Ni siquiera de Popovic. A mitad de cuarto ya perdían de nuevo por seis puntos. A pesar de algún triple espectacular de Hettsheimer y de los rebotes de Hackanson, la distancia se mantuvo hasta llegar al descanso con siete puntos para los béticos. En medio partido, el Fuenlabrada solo había metido 3 triples de quince lanzamientos, y nueve de 18 en tiros de dos puntos. Pobre balance para intentar ganar un partido.

El tercer cuarto comenzó con canasta visitante que llevó al Betis a su máxima diferencia, nueve puntos. Sin embargo, fue el mejor cuarto con diferencia del Fuenlabrada, que, primero gracias a una falta intencionada sobre O'Leary, después con algunos lanzamientos de Popovic de tres -uno especialmente lejano y que jaleó la hinchada local- y los tiros de Hackanson y Smits lograron dejar la ventaja en apenas un punto para el Betis. Y aunque fue de lejos el peor cuarto de los visitantes, en ningún momento bajó los brazos ni dudó en sus intenciones y su forma de jugar. Los de Zan Tabak parecen tener muy claro lo que quieren hacer, sea cual sea el marcador. Incluso si les reducen a cenizas en apenas ocho minutos su diferencia de nueve puntos que tanto les había costado conseguir.

El tramo final arrancaba con la primera vez que el Fuenlabrada se ponía por delante en el marcador -con la salvedad de los primeros minutos de partido- gracias a un triple de Hackanson. Un robo de balón segundos después permitía a Hettsheimer una nueva canasta -de dos- y colocarse los locales a cuatro puntos sobre el Betis, para alegría de la hinchada local.

Sin embargo, Popovic no es infalible. Un error suyo en un pase de lado a lado permitía a los béticos un contraataque que redujo distancias, y un triple de Hettsheimer fue rápidamente respondido por otro de Nachbar. El esloveno visitante resultaría decisivo en los últimos diez minutos de partido. Metió diez puntos en este tiempo, mientras el Fuenlabrada se deshacía con intentos de tiro mal seleccionados y una defensa que en ocasiones dejaba entrar sin oposición a su rival.

Tuvo su oportunidad el Fuenlabrada en el tramo final tras dos lanzamientos de Paco Cruz que erró. Su rival Radicevic también erró sus tiros poco después, pero el rebote lo capturó su compañero Mahalbasic para desesperación de un Fuenlabrada que, en palabras de su técnico Cuspinera, "ojalá no tenga que acordarse de estos puntos a final de temporada".