Montakit Fuenlabrada 88-86 UCAM Murcia

El Fuenlabrada se va de copas

Cargando...

Victoria agónica del Montakit Fuenlabrada en el útlimo segundo ante el UCAM Murcia, para sellar el pase matemático a la Copa del Rey. El héroe del partido fue Marko Popovic. 

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

El Fuenlabrada ya es equipo de Copa del Rey matemáticamente. Eso sí, ha tocado sufrir de lo lindo porque hasta el último segundo, hasta la última jugada, hasta el último punto el Fuenlabrada no consiguió la victoria. Y lo hizo con una canasta agónica de Marko Popovic, que no brilló hasta el último cuarto. Pero lo consiguió. Consiguió la victoria y el billete a Gran Canaria para jugar una nueva Copa del Rey.

El partido comenzó con un gran UCAM Murcia. Los de Ibon Navarro salieron muy fuertes y aprovecharon el despiste inicial defensivo de Fuenlabrada para marcharse ligeramente en el marcador. El Funelabrada se fue metiendo poco a poco en el partido y lo igualó, pero durante casi todo el primer cuarto, los madrileños fueron por debajo del marcador hasta el 19-22. 

Un arreón de Blagota Sekulic remontó una diferencia de menos 5 al inicio del segundo cuarto, y tres triples de Luka Rupnik daban una buena ventaja a un Fuenlabrada, que se veía desesperado por el arbitraje de Pérez Pizarro. Los murcianos apretaron en defensa y ahogaron por momentos el ataque madrileño, para igualar el encuentro gracias al acierto anotador de Brad Oleson, que volvía al Fernando Martín y fue recibido con aplausos. En la última jugada del segundo cuarto, un triple de 9 metros de Clevin Hannah le dio la ventaja de tres puntos al descanso a Murcia. (39-42). 
Tras el descanso, el Fuenlabrada ajustó su defensa. Comenzó a defender al hombre y a ahogar a Murcia en ataque, que le costaba un mundo meter una canasta. Así los madrileños, liderados por Gabriel Olaseni en defensa y por Christian Eyenga consiguió darle la vuelta al marcador y obtener una importante renta de cinco puntos para el 63-58 final. 

En el último cuarto, Murcia apretó para que no se escapase Fuenlabrada en el marcador. La aparición del capitán Vitor Benite hizo mucho daño al Fuenla que vio cómo su distancia se reducía y posteriormente se perdía. Con Murcia por delante, apareció Marko Popovic para liderar a su equipo y poner por delante a los madrileños. El partido era una locura. Ambos equipos defendían al límite, con lo que la igualdad era máxima. Entrado en el último minuto, el Fuenla ganaba de tres, merced a una canasta de Gregory Vargas que permitía a los del sur de Madrid respirar. Pero, tocaba final de infarto, y para eso se preparó la afición que no dejó de animar ni un solo segundo a su equipo. Soko forzaba un dos más uno tras la salida del tiempo muerto solicitado por Ibón Navarro, y dejaba a su equipo a uno tras fallar el tiro libre adicional. Una canasta de Paco Cruz volvía a dar la ventaja de tres puntos al Fuenlabrada con solo 22 segundos por jugarse, en donde el técnico murciano volvió a parar el partido. Tras ese tiempo, Murcia forzó dos tiros libres para reducir diferencias. En el juego de faltas, Paco Cruz solo metió uno, Hannah metió los dos e igualó el partido. Y en la última jugada, en el último tiro, en el último segundo, un canastón de dos de Marko Popovic cayéndose, le dio la victoria a un Fuenlabrada que ya es de Copa. 

Foto portada: ACB Photo / E. Cobos