Pesadilla en Grecia Street

Cargando...
xxxxxxxxxx

Montakit Fuenlabrada vuelve a caer en ACB frente al Barça Lassa 75-78, y ya es colista

El pasado 19 de octubre el entorno de Montakit Fuenlabrada se iba a dormir con una gran sonrisa tras la épica victoria contra el Khimki. Sin embargo ese sueño se convertiría en pesadilla, puesto que como consecuencia del desgaste de ese miércoles, la expedición naranja, como si se tratara de las tropas españolas en tiempos de Simón Bolívar, naufragaría en el Océano Atlántico. Concretamente en el Gran Canaria Arena frente a un Herbalife que, tras la Supercopa, no había ganado en competición doméstica. Y aunque los de Cuspinera empezaran con un esperanzador parcial de 0-7, los canariones se lo devolverían con intereses en forma de 22-0. Dejando al descanso el partido encarrilado con un sonrojante 50-26. El resto fue desangrarse hasta llegar al histórico 111-60; la mayor derrota de la historia de Montakit Fuenlabrada, y a su vez la victoria más amplia del “Granca” en su historia.

Una de las víctimas de esa dura derrota era el base malagueño que, haciendo juego con su apellido, vería su cabeza cortada por Jota Cuspinera a la llegada del Gran Canaria Arena. Y precisamente esta tensión se producía en mal momento, porque si en el amor la mancha de mora con otra se quita, en el baloncesto habría sido igual de haberse jugado Eurocup. Pero casualmente esa semana tocaba jornada de descanso.

[caption id="attachment_10272" align="alignleft" width="251"]images Carlos Cabezas ya no es jugador del Montakit Fuenlabrada[/caption]

Y con todo lo vivido llegaba ayer al Fernando Martín el Barça Lassa. Un equipo tocado por su doble jornada de Euroliga que venía con intención de hacer leña del árbol caído, porque a la salida de Cabezas se le unió la baja por dos meses de Sekulic tras fracturarse un dedo, y por ese motivo llegaba un ex azulgrana como Xavi Rey.

El partido empezaba como en el Gran Canaria Arena, con un 6-0 de arranque; con la diferencia que cuando los azulgranas salieron de la tumba, los de Cuspinera se mantuvieron despiertos para evitar revivir la pesadilla canaria, y salvo un +3 culé, los naranjas lideraron todo el primer cuarto. Sin embargo el segundo tramo estaría lleno de alguna polémica, y se confirmaba que el Barça despertaba de su sueño, llegando a tener una máxima de +6 durante unos minutos y al descanso (39-45). Tras la reanudación los de Bartzokas dominarían el marcador pero no se quitaban de encima a los fuenlabreños, y es que liderados por Paunic y Popovic lograban tirar la puerta abajo cual Jack Torrance en El Resplandor, para irnos a la parte final con máxima igualdad (57-57). Pero el que seguiría “acuchillando”, cual Norman Bates con cada decisión que tomaba, era Pérez Pizarro que señaló doble técnica a Dorsey y al entrenador Bartzokas que los mandó a la morgue del vestuario del Fernando Martín. Eso provocó que Montakit Fuenlabrada reviviera gracias a un 5-0 de parcial para ponerlos 3 arriba. Pero un inmortal Perperoglou, unido al tirador de Alaska Oleson, rompieron el encuentro poniendo un 66-73 a falta de 2:33 que fue definitivo cuando llegamos a la máxima de 68-78. El último estertor que quedaba a los fuenlabreños sólo sirvió para maquillar la diferencia en el definitivo 75-78.

Lo cierto es que el juego desplegado por Montakit Fuenlabrada fue mejor que lo vivido en Las Palmas e incluso en el derby con Movistar Estudiantes. Pero el resultado deja a los del sur en una terrorífica última posición, y esta semana habrá doble duelo en casa, el miércoles Eurocup contra Retabet Bilbao, y el sábado en liga frente a Valencia Basket. Dos partidos en donde desde Pobla FM esperamos que suene ese despertador que tiene inmerso a los de Cuspinera en una pesadilla tras ganar a los rusos. La pesadilla de Grecia Street.