Darío Brizuela: “Espero que la gente siga pensado que voy a dar el 100%”

Entrevista con el jugador de Movistar Estudiantes

Cargando...

Asume que este año todos los focos apuntarán al 8 que luce en su espalda. Después de un verano movido, Darío Brizuela afronta, la que seguramente sea, su temporada más importante como profesional. 

xxxxxxxxxx

Obrador Goya

Su continuidad trajo de cabeza a más de uno en el entorno de Movistar Estudiantes, máximo artillero el pasado curso en el club, motivo de orgullo para los del Ramiro y presumible líder de un equipo que quiere hacer borrón y cuenta  nueva. 

PoblaFM. ¿Cómo estás?

Darío Brizuela: Muy bien, mejorando día a día. He pasado de no poder andar a poder andar y hacer cosas. El proceso está yendo más rápido de lo su esperado y bien. Al primer partido voy a llegar seguro. Segurísimo. El objetivo es poder empezar la semana con el equipo para no perder ritmo de competición y estar bien preparado para el partido en Vitoria. Voy a jugar. 

PFM.  El partido antes de la lesión lo cierras con 18 puntos. Parece que vuelves igual que lo dejaste. 

DB. No, no, que va. Me tengo que adaptar al nuevo entrenador. El resto de partidos no fueron así, hay que ser justo. Es verdad que en cada partido me voy encontrando mejor, con más química con los compañeros y encontrando mi sitio, pero el objetivo es ayudar al equipo, no hacer mis números. Mi objetivo no es hacer lo de la pasada temporada ni nada parecido, el objetivo es hacer una mejor temporada en conjunto y estar más tranquilo. 

PFM. ¿Qué tal con el nuevo entrenador? 

DB. Muy bien. Estoy súper contento. Es muy buen entrenador, muy duro también, y eso está muy bien porque nos hace falta esa exigencia por su parte para no relajarnos. Hay que coger la rutina de ganar rápido y no pasar por los apuros del año pasado. 

PFM. ¿Cambia con respecto a Berrocal?

DB. La personalidad es muy diferente. Está bien para jugadores jóvenes el tener entrenadores tan diferentes, que te ofrezcan cosas distintas. Estoy muy contento con Dzikic, con su forma de trabajar, es diferente y hay que aprender a convivir con él. 

PFM. Eres consciente de que este año todos los focos te van a apuntar y de que serás el objetivo número uno cuando las cosas no vayan bien. 

DB. Estoy preparado para eso. La exigencia que me pongo yo nadie me la pone, siempre será mucho más alta que la que me pueda poner la prensa, el aficionado o el entrenador. Voy a estar siempre por encima de eso porque incluso cuando pensáis que he jugado bien, yo me quejo por cosas que he hecho mal. Soy el primer interesado en estar bien y en que el equipo lo haga bien y lo que opine la gente de fuera me da bastante igual. Yo quiero hacer un buen trabajo para mi, para el entrenador y para que el equipo gane, eso sobre todo. Si toca que la gente se centre en mi seguro que es por algo bueno. 

PFM. ¿Cómo ha sido el verano? 

DB. Muy intenso. Muy intenso e incómodo, pero hay que aprender de todo al final. 

PFM. ¿Cómo viviste ese momento de no saber dónde jugarías? Me imagino que será duro. 

DB. Ha sido un verano de mucha incertidumbre, porque no sólo es mi puesto de trabajo. Es también mi vida entera, la de mi pareja... estar pendiente de si te mueves de ciudad o no, un montón de cosas extras de mi vida personal que piensas si se mueven o no... ha sido un verano intenso en el que he aprendido que esto es un negocio y hay que estar preparado para todo y probablemente el verano que viene me toque otra vez. 

PFM. ¿Ya lo tienes asumido? 

DB. Intuyo que si este verano he estado sujeto al tenteo lo estaré el verano que viene. Lo intuyo, no lo sé. 

PFM. Cuando asumes que vas a jugar esta temporada  en Estudiantes, ¿cómo te lo tomas? 

DB. Bien porque en todo momento he sido consciente de las dos salidas que podía tomar la situación. En ningún momento di por hecho que iba a jugar en Valencia. Solamente esperé que las cosas salieran bien hacia un lado o hacia otro. Estaba preparado para aceptar lo que saliera. Mi preocupación número uno y la que yo trasladé a Estudiantes era que el entrenador contara conmigo. Ese era mi temor. Y desde el primer momento me dijeron que Dzikic contaba conmigo y que estaba ilusionado de contar conmigo, y eso para mi fue una tranquilidad muy grande.

PFM. Me imagino que nadie podrá dudar de ti a estas alturas, cuando además el último partido de la temporada pasada lo juegas medio cojo. 

DB. Eso fue un poco locura, pero salió bien. Ya es pasado, espero que la gente siga pensado que voy a dar el 100%, porque es la única forma que concibo de jugar al baloncesto. 

PFM. Sois cinco canteranos este año en el equipo. 

DB. Eso es. Está muy bien que salga gente. Además los que vienen del EBA están viniendo muy fuerte, con un nivel muy alto en los entrenamientos. Algo que se agradece. Incluso algún día nos han puesto en evidencia a los titulares y eso está genial. Vamos a dar alguna sorpresa. Edgar también está muy bien, va a sorprender. Y está muy bien que el Estudiantes retome eso. 

PFM. ¿Qué podemos esperar de este equipo?

DB. Mucha intensidad, el entrenador no nos permite otra cosa. 

Imagen: ACB

Cinco Sentidos Baloncesto