Renovar a Jaime Fernández, una prioridad para Movistar Estudiantes

El capitán colegial termina contrato en verano

Cargando...

Willy Villar, director deportivo de Movistar Estudiantes, tendrá un verano movido, además de los fichajes que el equipo colegial tendrá que abordar, en el Ramiro de Maeztu deben trabajar en la renovación de uno de sus pilares, el capitán Jaime Fernández, uno de los símbolos con los que más se identifica la afición colegial. A sus 23 años, el canterano colegial termina contrato y no le faltarán novias.

xxxxxxxxxx

Son siete las temporadas que lleva Jaime Fernández haciendo las delicias de la grada colegial. Un jugador con el que los aficionados se identican, que representa los valores de un club histórico, y que parece haber alcanzado la madurez necesaria para ser uno de los puntales de un equipo que aspira a volver por sus fueros en las próxima temporadas, después de unos años de travesía por el desierto, con dos descensos, firmando las peores páginas de la historia de Estudiantes.

Firmó en 2015 una renovación por dos temporadas, por lo que en apenas un puñado de meses su vinculación con el club de su vida termina, algo que tiene en alerta a la hinchada colegial, que suspira por el anuncio de renovación por parte del club, un anuncio que, de momento, y según confirmó Jaime Fernández a PoblaFM al término del encuentro de ayer ante UCAM Murcia, parece que tardará en llegar.

El club no me dice nada, no tengo noticias. Habrá que ver, el verano va a ser largo".

Lo cierto es que la temporada no empezó bien para el madrileño, que de primeras vio como su rol como base del equipo desapareció con los fichajes de Omar Cook y Jamar Wilson, teniendo que compartir minutos de escolta con la estrella del equipo, Edwin Jackson, y con Darío Brizuela. Incluso allá por el mes de enero, y ante Valencia Basket, no disputó ni un solo minuto por decisión del entrenador, algo que creó un cisma entre Maldonado y la grada, que reclamó la presencia del canterano en el siguiente partido en casa, ante RETAbet Bilbao Basket. Algo que el propio Jaime Fernández agradecía en zona mixta:

Se pasa mal cuando no se juega. Agradezco, de corazón, a la afición todo su apoyo. Parece que no estoy solo".

Y así es, no está solo. Son muchos los mensajes en twitter durante las últimas semanas reclamando la renovación del capitán, algunos, incluso, advierten que debería ser la pieza sobre la que construir el futuro del equipo. 

Desde luego que ofertas no le van a faltar, y es que está jugando su mejor baloncesto, promediando 7.9 puntos, 1.9 rebotes y 1.6 asistencias, además de 7.5 de valoración en 18 minutos por partido, dando minutos de descanso a Edwin Jackson.

Su renovación es una cuestión de principios, de valores. Retener a un jugador de la casa, de la cantera, un jugador con el que la grada se identifica, un jugador formado, maduro, con margen de mejora, el capitán del equipo, el apoyo de los Vicedo, Brizuela, Maura, y de el encargado de invoucrar a los extranjeros. No verle de colegial la próxima temporada sería un palo duro de asimilar para la afición, con la que tiene una conexión especial, diferente, una afición que corea su nombre cada fin de semana con un ímpetu especial.

El objetivo es claro y la obligación de Willy Villar es hacer todo lo posible por mantenerle. Luego llegará el resto, donde, por qué no, se podrían enfocar los fichajes de otra forma, pero eso será otro asunto. 

Lo dicho, Jaime Fernández, una cuestión de prioridades.

 

Imagen: @EmilioCobosc