El FC Barcelona rompe el mercado y el Real Madrid espera

Planificación o Revolución

Cargando...

Como cada verano, los equipos de baloncesto entran en "boxes" para rearmarse y perfeccionar sus plantillas para la temporada que viene. Las llegadas de Mirotic, Davies o Higgins al FC Barcelona, obligan volver la mirada al Real Madrid, esperando que el equipo de Pablo Laso, devuelva el golpe con similares movimientos. De momento, el Real Madrid, apenas ejecutará cambios esta temporada.

xxxxxxxxxx

El FC Barcelona está creando un super equipo, eso es verdad. El conjunto catalán, sabe perfectamente que no está al nivel del gran equipo – y presupuesto – que se presupone. Estamos todavía con la final de Liga Endesa fresca y el club blaugrana ha movido ficha para oficializar la contratación de tres pilares donde debe residir la estética que tendrá el nuevo FC Barcelona de Svetislav Pesic. Por el contrario, el Real Madrid está tan tranquilo. Ha perdido a un bastión interior como Gustavo Ayón e incluso ha perdido – sin mucha pelea, creemos – la batalla por Nando de Coló o Brandon Davies. Aunque pareciese imposible, el francés abandonaba las filas del CSKA Moscú para aceptar la oferta del Fenerbahce de Obradovic. Se hablaba de una oferta del Real Madrid para traerlo, no solo por el tema económico, sino también por el familiar – su mujer es valenciana – y el conjunto del Valencia Basket estaba dispuesto a torpedear lo máximo posible la llegada del “1” francés a la Liga Endesa. Desconozco si la decisión de porqué De Coló eligió Turquía por el dinero, por Obradovic o por los fans turcos – como De Coló afirmó – solo sé que en Madrid ni se inmutaron. Tampoco se sí fue económico la negativa de Brandon Davies para desestimar al Real Madrid por la oferta del FC Barcelona, elegido como mejor 5 de Europa. Y el Real Madrid, tampoco hizo nada.

clorin 1200 200

¿Por qué el Real Madrid no hizo nada? Quizás la pregunta es, ¿Por qué tiene que hacerlo? Estoy con vosotros, están habiendo movimientos muy sorprendentes escasamente un mes después de finalizar la temporada. De Coló, Mirotic, Laprovittola, Abrines, Higgins, Teodosic, Sergio Rodríguez, son jugadores que están en el mercado y que por supuesto serán piezas claves en sus nuevos equipos. Pero en las últimas 8 temporadas, el Real Madrid ha sabido encontrar un estilo de juego y para ello ha necesitado de pocas modificaciones. Es lo que entiendo al comprobar año tras año, los títulos logrados por el conjunto blanco – 17 títulos en 8 años – con una misma base y un mismo estilo. Muchas veces me he planteado la adquisición por parte del Real Madrid, de grandes jugadores de baloncesto. Por dinero no será y lo conseguido por el equipo blanco en las últimas temporadas debía llamar la atención a estos jugadores. Pero desde que Pablo Laso es entrenador blanco, eso no ha ocurrido. Con Pablo Laso como entrenador, hemos visto a un Real Madrid reconocible, un equipo que coge el balón y busca ataques rápidos. Anotar mucho, ser efectivos desde el triple y duros en el interior. Fue lo que nos enseñó Pablo Laso al llegar a Madrid e intenta seguir manteniendo a pesar de los lógicos cambios de jugadores por temporada. Algo me ha quedado claro durante la etapa de Laso en el Real Madrid, el estilo no ha cambiado. Podemos hablar de los títulos con años mejores o peores, pero siempre que te enfrentas al conjunto blanco, sabes lo que te vas a encontrar, juegues 70, 80 u 90 partidos como se esperan ahora. Esta es una opción, mantener tu estilo, manteniendo a los jugadores que te han hecho llegar hasta aquí y solo cambiar las piezas que haga que la maquinaria siga funcionando igual.

Pero no podemos olvidarnos de la plantilla que está formando el FC Barcelona. Que aficionado no se ha puesto a soñar con un equipo igual, con grandes nombres en su plantilla que siempre te dará calidad en pista. Fuera de presupuestos, el Barcelona se acaba de convertir en el gran favorito para ganar todas las competiciones que dispute. No hay dudas, todos sus jugadores han tenido protagonismo en la temporada pasada y han venido a Barcelona a conseguir títulos desde el primer año. Heurtel, Abrines, Higgins, Mirotic y Davies, suena como un quinteto rápido, inquieto, que mueve mucho la bola y por supuesto, con excelsa calidad. Debe dar muchas alegrías a la afición del Palau, que vuelve a estar ilusionada por conseguir títulos, algo que está cosido con sangre en el escudo del club blaugrana. Pero visto desde fuera, veo varios problemas. A diferencia del Real Madrid, no sabemos como terminará jugando. Quien se jugaría una última bola y lo más importante, como llegarán a las finales de los torneos. Porque, aunque se hable de lo contrario, no solo tiene que ganar al Real Madrid. Tiene que estar por encima del resto de equipos que también tienen la Liga Endesa o la Euroliga como objetivos. Tan difícil es llegar como mantenerse. Sirva como ejemplo la temporada pasada del Anadolu Efes llegando a la final de la Euroliga y batiendo finalmente al Fenerbahce en la liga turca. O la de Olympiacos, quedándose fuera de la lucha por los playoffs de la Euroliga y con muchos problemas en Grecia. ¿Debemos apostar por Anadolu este año como mejor equipo que Olympiacos? No lo sé, pero algo tengo claro, que Olympiacos hará otro gran equipo para llegar a la Final Four. Porque ese es el objetivo de todos los equipos, llegar. Luego luchar por ganar, pero si no llegas, no ganas.

Por tanto, hay dos maneras de ver la temporada que viene. La manera del Real Madrid, un equipo hecho y que, durante todas las temporadas, está en la lucha por los títulos con pequeños cambios en su plantilla, nunca en su juego. Podemos exigirles que jueguen mejor, que vengan jugadores contrastados y que siempre superen a su gran rival. Pero el estilo del Real Madrid, es el estilo de Pablo Laso. No va a cambiar nunca, vengan los jugadores que vengan. La preparación de la temporada, esta dispuesta a llegar vivos a la lucha por los torneos más importantes. Le podrá salir bien o le podrá salir mal, pero no modificará su estilo hasta que la historia le diga lo contrario. Por otro lado, tenemos el estilo del FC Barcelona. Una plantilla impresionante, con grandes nombres para pelear por los títulos en los próximos 3 años – duración estándar de los contratos – que crea la envidia del resto de equipos en Europa. Tienen la ilusión de cambiar la historia y de volver a la cima del baloncesto. Algo lógico, imaginaros vosotros siendo el General Mánager de un nuevo equipo. Habrá que fichar jugadores potentes e ilusionantes para que nuestra afición llene las gradas de nuestro pabellón. Por supuesto que realizar esta plantilla cuesta mucho dinero y por tanto, es lógico el esfuerzo del FC Barcelona para conseguir tal objetivo. Quizás el Real Madrid no necesitó gastar todo el dinero un mismo año, quizás sus jugadores no eran TOP mundiales, pero el experimento funcionó desde el primer año. El FC Barcelona quiere lo mismo, pero tiene prisa, ficha todo el primer año esperando resultados. Quizás el año que viene Carlos Alocén esta en modo MVP o Shengelia quede libre tras ser nombrado mejor jugador de la Euroliga o Willy Hernángomez decide volver a Europa. Ahora serian ellos los grandes nombres de una temporada y la pregunta que deberíamos hacernos es, ¿los fichamos o formamos una base con lo que tenemos? En junio del año que viene, conoceremos la respuesta. Pero mientras tanto, disfrutemos del camino, en vez de quejarnos.