Todos los datos del Real Madrid- Darussafaka Dogus

El Madrid se mide al cuadro turco en una serie al mejor de cinco partidos

Cargando...
xxxxxxxxxx

Cruz Blanca Vallecas 1200 200

El campeón de la primera Liga Regular de la nueva etapa de la Euroliga contra el octavo clasificado, que accedió casi sobre la bocina a los playoffs. Real Madrid contra Darussafaka Dogus, Madrid y Estambul como sedes y un claro favorito, no solamente a esta serie sino al título europeo, como es el Real Madrid.

Los turcos son nuevos en estas lides eliminatorias, aunque no en la Euroliga, donde accedieron al extinto Top-16 en la 2015/16. Campeones de Turquía en los años 60, con experiencia a principios de este siglo en la Eurocup, este histórico resucitado del basket otomano llegó a los cuartos de final merced a una victoria en la última jornada ante su rival directo por la octava plaza, el Estrella Roja.
Completaba así el plantel de David Blatt un tramo último de Liga Regular  casi perfecto, con 4 victorias en los últimos cinco encuentros, incluido el que supuso la eliminación del FC Barcelona.

Sobre todo, fuertes en casa

A pesar de un inicio a domicilio espectacular, con tres victorias consecutivas como visitante que le situaron con un esperanzador 5-2, cuatro derrotas consecutivas devolvieron a la realidad al Darussafaka Dogus. Los puestos de playoffs iban a ser un botín muy preciado. Aquella fortaleza en los partidos lejos de Estambul no se volvió a ver más que para, en la penúltima jornada, derrotar al Brose Basket en Alemania y seguir vivos en la competición. Con un balance final de 16-14, once de esas victorias han llegado en su pista, incluida una clara al Real Madrid el pasado mes de diciembre. Los blancos, después, equilibraron la balanza histórica, que se reduce a ese 1-1 de la presente campaña. 

Los blancos dominan la estadística

El Madrid, 23-7 en esta Liga Regular, supera en prácticamente todos los apartados a su rival de cuartos de final. Salvo en el rebote ofensivo (12 de media por partido de los turcos frente a 11,2 de los blancos) los hombres de Laso son numéricamente mejores que su enemigo. Así, el Madrid promedia 86,17 puntos por duelo en la presente Euroliga (2º mejor de toda la competición, sólo por detrás del CSKA de Moscú); el Darussafaka Dogus se queda en 79,10 tantos por noche, el 7º mejor registro. En rebotes, a pesar de que el Madrid cae en la faceta ofensiva en comparación con el Darussafaka Dogus, el global de los rechaces totales también sonríe a los merengues: 36,7 frente a 35,1. Los de Estambul son la segunda plantilla que mejor rebotea ofensivamente de toda la Euroliga. Con 20,6 asistencias de media, el Madrid lidera la faceta de pases a canasta, muy por encima de los de Blatt, que con 14,3 son el peor plantel de la competición en asistencias.
Aunque no todo es malo, no podría serlo en una escuadra que ha terminado 8ª en la Liga Regular. Así, el Darussafaka Dogus es el equipo que menos pérdidas de balón sufre, con un 11,1 frente a los 12,3 del Madrid.

Mismos puntos encajados

No deja de ser un dato curioso que después de 30 jornadas en la Euroliga, el Real Madrid y el Darussafaka Dogus hayan terminado con el mismo número de puntos encajados (2.353), una cifra más propia de un 8º clasificado que del campeón de la Liga Regular. Eso sí, el Madrid lo ha compensado con 2.585 puntos anotados, que le hacen tener el segundo mejor diferencial de la Euroliga (+232).

Brad Wanamaker, el peligro

Es el faro del Darussafaka Dogus, el líder en la pista, un hombre que ha encontrado en Turquía y en esta Euroliga 2016/17 el lugar preciso para brillar. Ya jugó en el Brose en la 2015/16, con unos buenos guarismos que ahora ha incrementado notablemente. Wanamaker firma 16,2 puntos, 4,7 asistencias, 3,2 rebotes, 1, robos y 17,5 de valoración de promedio, en 33 minutos por duelo.  Es el segundo máximo anotador de la actual Euroliga, el segundo en valoración, el tercero mejor en robos y el décimo en asistencias. Un producto que se ha revalorizado en Turquía y que buscará poner en aprietos al Real Madrid, ante los ojos de toda Europa.

Mi pronóstico: 3-1 para los blancos, con 2-0 en el Palacio y 1-1 en Turquía.