Especial PoblaFM en la Copa de Vitoria

A mal tiempo, tiempo de Randolph

Cuartos de Final: REAL MADRID 99 - MORABANC ANDORRA 93

Cargando...

El Real Madrid sufre muchísimo para conseguir remontar al Morabanc Andorra que llegó a estar 16 puntos arriba en el segundo cuarto. Sergio Llull –22 puntos, 7 rebotes, 11 asistencias–, Luka Doncic –10 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias- y un "enrachado" Anthony Randolph -con 25 puntos y un triple que forzó la prórroga- consiguieron remontar y llevar a los blancos a semifinales.

(Fuente: ACB Photo) (Fuente: ACB Photo) (Fuente: ACB Photo) (Fuente: ACB Photo) (Fuente: ACB Photo) (Fuente: ACB Photo) (Fuente: ACB Photo)

Comenzó la Copa del Rey en Vitoria, donde el actual campeón – el Real Madrid – se veía las caras con un inesperado Morabanc Andorra en el cruce de cuartos de final que será recordado en las hemerotecas de la Copa del Rey. Ganó el Real Madrid, es verdad, pero apenas estuvo minutos por delante dentro de los 45 minutos jugados. Nadie en el Buesa Arena se esperaba tal final de partido, después de ver como el pivot georgiano Giorgi Shermadini – 27 puntos y 7 rebotes – hacía lo que le daba la gana en la pintura madridista.

El partido comenzó desacertado por ambos equipos – 6-10 minuto 5 – con un Real Madrid fallón con un pírrico 27% en tiros de campo donde solo Rudy Fernández anotaba más de dos puntos en el primer cuarto yéndose a 7 puntos anotando el único triple de los 9 intentados por su equipo en el primer cuarto. A ese horrible primer cuarto, se contagiaron Sergio Llull y Gustavo Ayón que tuvieron un cero en su anotación cuando son ellos quienes suelen mandar las batidas ofensivas del club blanco. De todo ello se aprovechaba Morabanc Andorra para marcharse en el marcador gracias al dúo Albicy – 3 puntos 3 rebotes y 3 asistencias – y Shermadini – 7 puntos – que cerraban el primer cuarto con un parcial de 15-23 para los andorranos. A pesar de no tener un gran porcentaje de tiro, el equipo de Peñarroya se mantenía por delante en el marcador provocado por las precipitaciones y el mal juego desplegado por el Real Madrid. Quería Pablo Laso hacer reaccionar al equipo poniendo a su segunda unidad en cancha y confiando en el talento de Luka Doncic, pero fue inútil.

Nuevo estirón andorrano con Shermadini a la cabeza con 6 puntos más a su cuenta y con la ayuda de Schreiner y David Navarro volvieron a anotar por encima de los 20 puntos en el cuarto. El peligro se convirtió en drama cuando tras un parcial de 0-9, Morabanc Andorra conseguía su máxima diferencia en el marcador – 21-37 minuto 17 – provocando los gestos incrédulos de la grada merengue y la desesperación en Pablo Laso. El entrenador madridista busco en su banquillo, no sabía si poner ataque o defensa y por tanto se decidió por carácter. Y si hablamos de carácter en el Real Madrid tenemos que hablar de Andrés Nocioni. Es verdad que en los 3 minutos que jugó en el segundo cuarto, solo aportaría dos puntos, pero lideró un parcial de 12-6 para que al descanso se llegase con un partido aun abierto, aunque complicado con el 33-43 para Morabanc Andorra. Los blancos mejoraban en tiros de dos puntos – 44% - pero se desangraban en el triple con un 2/16. Anthony Randolph con 9 puntos seguía siendo el bastión ofensivo al que se agarraba el Real Madrid que seguía hinchandose – 25 – a rebotes pero que posteriormente no fructiceraban en acciones positivas. Mientras Andorra se mantenía en cabeza gracias a su buen juego en conjunto y a su acierto en el triple 3/6 que hacía peligrar la remontada del Real Madrid. Se repetía lo ocurrido en el partido de Liga Endesa, salvo que en Vitoria, el Madrid no tenía red. Todos teníamos claro que si el Real Madrid querría volver a jugar el sábado por la tarde, necesitaba que sus mejores hombres aparecieran. Sergio Llull y Gustavo Ayón solo sumaban 3 puntos, insuficientes para que el Real Madrid remontase el partido.

Y ambas “bestias” despertaron tras el descanso. Además de la defensa blanca, desaparecida hasta entonces que dejó al equipo andorrano en solo 11 puntos en 9 minutos. En ese momento un parcial de 23-11 ponía por delante al Real Madrid 56-54 y hacía rugir a la perezosa afición madridista. Para llegar a ello, 11 puntos de Sergio Llull y 8 de Gustavo Ayón tiraban del carro del equipo madrileño para volver a cogerle rueda al Morabanc Andorra. Los blancos habían vuelto al partido con la ayuda de Luka Doncic con 8 puntos 6 rebotes y 3 asistencias al final del tercer cuarto. Shermadini se quedaba solo en anotación  - 21 de los 59 puntos – pero seguía estando a sus anchas en la zona merengue. Llegaba el último cuarto con 56-59 para los andorranos y pendientes de ver si al Real Madrid le daba tiempo remontar el resultado. Cuando el Real Madrid parecía haber cogido ya su velocidad de crucero, otro nuevo apagón madridista provocaba un despegue de Morabanc Andorra – 64-71 minuto 33 – pero un fantástico Anthony Randolph – 4/4 en tiros – con  11 puntos en el último cuarto, no estaba dispuesto a hacer las maletas antes de tiempo.

Pero el americano volvía a encontrarse muy solo y un nuevo estirón andorrano colocaban el 75-82 a falta de dos minutos. Todo parecía perdido para los blancos debido a que los jugadores anotaban con facilidad hasta que los blancos decidieron anotar desde el triple todo aquello que habían fallado 35 minutos antes. Hasta un 50% - 7/14 – de acierto tuvieron los madridistas que llegaron vivos al último minuto. Primero Carroll con un triple tras dos rechaces ofensivos y posteriormente Anthony Randolph con un triple frontal a 4 segundos del final, llevaron el partido sorprendentemente a la prórroga 86-86. El Real Madrid lo bordó en la segunda parte 53 puntos anotados 26 rebotes y 14 asistencias en una lucha contra el reloj para regalarse – y regalarnos – 5 minutos más.

Un motivado Real Madrid dominó la prorroga 13-7 ante un sorprendido Andorra que se vino abajo tras su maravilloso partido que acabo cediendo por 99-93. Un maravilloso partido para recordar con Sergio Llull – 7/22 en tiros – que acabó con 22 puntos 7 rebotes y 11 asistencias. Luka Doncic acabaría con 12 puntos 10 rebotes y 7 asistencias. Pero el mejor jugador del Real Madrid es Anthony Randolph con 25 puntos – 9/13 en tiros – 6 rebotes y 2 tapones. Finalmente en el Morabanc Andorra Shermadini se quedó muy solo en la anotación con 27 puntos y 7 rebotes, quedándose lejos Albicy con 15 puntos 8 rebotes y 4 asistencias. Pero esto no para. Mañana sin apenas descanso, los blancos disputarán la semifinal de la Copa del Rey ante el anfitrión Baskonia – que venció anteriormente por 90-81 al Iberostar Tenerife – en un partido que ya se presumía mucho más duro que el de anoche. El Real Madrid está a dos partidos del título de campeón de la Copa del Rey.