Liga Endesa Jornada 11: Morabanc Andorra 69 Real Madrid 75

Abalde contra las adversidades

Cargando...

Después de la batalla de Tenerife, el Real Madrid consigue superar otra distinta contra Morabanc Andorra. Los blancos echaron de menos su fondo de banquillo y de la mano de un letal Alberto Abalde - 24 puntos 4 rebotes 3 asistencias 27 de valoración - con 15 puntos en el primer cuarto, decide el partido donde también brillaron Fabien Causeur y Trey Thompkins. Pablo Laso espera recuperar a sus lesionados para el vital partido del viernes contra Armani Milán en Euroliga.

acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín acb Photo / Albert Martín

Muchos os acordareis de mi prólogo en la pasada crónica del Real Madrid en Tenerife. Opinaba que el parón navideño (me refiero a cenas y celebraciones con la familia, desconectando del trasiego deportivo) debía afectar a la concentración y al físico de los jugadores. Decía que Iberostar Tenerife iba a apretar al Real Madrid hasta que los blancos desistieran y finalmente explotasen. Finalmente, la duración de la batería de los jugadores de Pablo Laso, fue suficiente para llevarse una importantísima victoria el pasado sábado contra el Iberostar Tenerife para mantener el liderato de Liga Endesa. Y sin pasar por Madrid, los blancos llegaban a Andorra para disputar su encuentro aplazado contra el Morabanc Andorra, otrora complicado rival, que sacó los colores al Real Madrid en la burbuja de Valencia y que (pocos se acordarán) fue el último en derrotar al Real Madrid en Liga Endesa hasta el pasado clásico del 27 de diciembre. Ya no tan potente como la pasada temporada, el club andorrano se encontraba en la lucha por entrar en la Copa del Rey a dos victorias del 8º puesto, pero con dos partidos menos. El Real Madrid repetía convocatoria con las ausencias de Sergio Llull, Gaby Deck y del lesionado Anthony Randolph.

El Real Madrid se jugaba en Andorra continuar con varios récords como ampliar el 15-1 de esta temporada y elevar a 22 las victorias cosechadas en los últimos 24 encuentros disputados. Y para ello Pablo Laso repitió el mismo quinteto que derrotó a Ibersotar Tenerife el pasado sábado con Alocén de base, Causeur y Abalde en las alas y Garuba y Tavares en la zona. Inicio muy acertado de los dos equipos, pero con un Real Madrid decidido a marcharse en el marcador, donde todos los jugadores blancos, ya habían realizado lanzamiento alguno. Morabanc Andorra buscaba responder cada acción, pero no con mucho acierto a pesar de sus 5 rebotes ofensivos en el primer cuarto, ante las barbas de Edy Tavares. Pero sí el Real Madrid se mantenía por delante en el marcador, el culpable no era otro que Alberto Abalde que inició el partido con 100% de efectividad y 7 puntos para el 8-11 del minuto 5. Y es que el ferrolano fue el amo del partido y nos recordó al jugador de Valencia Basket donde era imparable en las penetraciones a canasta y, donde ayer, tenía un feeling especial en el triple con un 3/3 dentro del primer cuarto. Un primer cuarto donde Morabanc Andorra no encontraba respuestas para frenar al gallego y superar un muy escaso 31% en tiros de campo habiendo cogido hasta 5 rebotes ofensivos. Y así terminaba el primer cuarto con ventaja para el Real Madrid 17-23, con una exhibición de Alberto Abalde con 15 puntos (dos menos que todo Morabanc Andorra) con 5/5 en tiros de campo. Gracias al gallego, el Real Madrid sumó un 58% en tiros de campo e igualó a 9 los rebotes de Morabanc Andorra pese a su desventaja en el rebote ofensivo.

Cuando un jugador está enrachado, es normal que siga en cancha. Y así lo hizo Pablo Laso cambiando por completo a sus compañeros de unidad con la feliz entrada de Felipe Reyes en el puesto de pívot, dando más minutos de descanso para Garuba y Edy Tavares. Pero el acierto blanco del primer cuarto se vino abajo por completo, quizás también porque los árbitros vieron como faltas ofensivas dudosas caídas de los jugadores andorranos. Hasta 3 faltas ofensivas señalaros los colegiados en los primeros 3 minutos del segundo cuarto, lo que provocó hasta 4 pérdidas de balón del Real Madrid en ese tiempo de juego. Y ese tiempo fue lo que necesitó Morabanc Andorra para lograr un parcial de 6-0 e igualar el partido, 25-25 minuto 15, puesto que la primera canasta del cuarto del Real Madrid, no llegaría hasta 5 minutos después del comienzo del cuarto. Y es que el resultado generaba dudas y preocupación en la afición madridista, tanto por la nula aportación ofensiva y la solvencia reboteadora de Morabanc Andorra que volvió a recuperar 5 rebotes en la canasta madrileña. Además la mitad de los puntos andorranos, los había conseguido el pívot de Sierra Leona Babatunde Olumuyiwa superando a cualquier rival que Pablo Laso le pudo colocar. Ni Felipe Reyes, ni Edy Tavares, ni Usman Garuba. Tuvo que ser Trey Thompkins quien le hiciese algo de frente en el nuevo experimento de Laso de colocar a cuatro bajitos – con Rudy de 4 – apoyando al jugador de Georgia. Pero nuevos problemas en la espalda del mallorquín, obligaba al Real Madrid a experimentar con Jeffery Taylor de cuarto y Causeur y Carroll esperando ser letales desde el triple. Pero quien encuentra el aro en el equipo madridista, fue Trey Thompkins, consiguiendo 7 puntos sin fallo, incluido el único triple del Real Madrid en un cuarto que terminó con 32-37 para el Real Madrid al descanso. Y es que solamente Jaycee Carroll, ayudó con dos canastas – una de ellas increíble – para cerrar un escaso parcial de 15-14 para Morabanc Andorra que continuaba con un flojo 3/14 en triples.

clorin 1200 200

El Real Madrid contaba con un 52% de acierto en tiros de campo y con una alta participación de todos los jugadores, lo que era bueno para el conjunto, pero denostaba un claro desgaste físico para competir en la segunda parte en un partido tan igualado. El Real Madrid buscó el mismo plan que al comienzo del partido, pero la mano de Alberto Abalde ya no estaba al mismo nivel que al primer cuarto, con un 2/6 en tiros en este tercer cuarto. Pero el equipo blanco comenzó bien, con un 2-5 de parcial en 4 minutos, pero nuevamente las múltiples pérdidas de balón y el flojo acierto en el triple, permitió la recuperación del Morabanc Andorra 39-42 en el minuto 25 y el enfado de Pablo Laso. Por cierto, no me pareció justo el enfado de Pablo Laso, en un tiempo muerto, con acciones ofensivas de Alberto Abalde cuando el gallego había conseguido el 43% de los puntos del Real Madrid en 25 minutos de partido. Sacó la garra defensiva el equipo blanco consiguiendo el doble de rebotes y asistencias en el tercer cuarto en comparación al segundo acto y, lo más importante, dejando en solo un rebote ofensivo la escandalosa marca (10 al descanso) lograda por el Morabanc Andorra al descanso. Pero el pobre 33% en tiros de campo del Real Madrid en este cuarto y las broncas de Laso, permitieron a Morabanc Andorra quedarse muy cerca en el partido 47-51 al final del tercer cuarto. Se repitió el 15-14 de parcial del segundo cuarto, ya que tampoco Morabanc Andorra superaba el 40% de acierto en el tiro. Pero creo que algo había mejorado en el Real Madrid, a pesar de llevar solo 51 puntos en 30 minutos o 60 de valoración.

Y es que los blancos habían frenado los rebotes ofensivos de Morabanc Andorra, mantuvo sus pérdidas de balón y empezó a igualar las marcas de rebote y asistencias dejándolas en unos números pudientes. Y en este último cuarto, el Real Madrid se puso a la faena tras recibir un 6-2 de parcial en dos minutos que igualaron 53-53 en el minuto 32. Y es que el Real Madrid volvió a contar con el trabajo de Trey Thompkins y sus 7 puntos y 3 rebotes en el tramo final del partido, sin Tavares, sin Garuba y sin Felipe Reyes. Ahora los triples entraban, con 2/2 de Causeur y un 4/8 del equipo, junto a un 59% de acierto en el tiro y, por supuesto, una gran defensa que dejó a Morabanc Andorra en 40% de acierto en el tiro y siempre a remolque del Real Madrid que cerró su 16ª victoria liguera con 6 puntos más de Causeur y 4 de Abalde. El gallego que consiguió batir su marca anotadora con 24 puntos, pero además con 4 rebotes 3 asistencias y 27 de valoración. Trey Thompkins conseguía 14 puntos y 4 rebotes, mientras que Fabien Causeur llegaba a los 12 tantos y 16 de valoración. Con esta victoria, se acaba una dura jornada de dos partidos muy duros y muy físicos para iniciar el año. Con las bajas de Sergio Llull, Gaby Deck y Anthony Randolph. La de anoche de Rudy Fernández y el cansancio acumulado de 40 faltas en el partido de Tenerife y 38 faltas sancionadas ayer en Andorra. Éste equipo, necesita un descanso.