Euroliga Jornada 4: Real Madrid 89 Buducnost Voli Podgorica 55

Abusón

Cargando...

Contundente victoria blanca, sin pisar el acelerador, ante un equipo montenegrino que no tuvo el acierto de sus jugadores claves, de su lado. Edy Tavares con sus 10 puntos y 14 rebotes, ejerció de abusón junto al resto de compañeros, que llegaron a 40 rebotes y 28 asistencias. Undécima victoria consecutiva del Real Madrid, que mantiene el liderato provisional de la Euroliga.

Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez

El Real Madrid volvía a la Euroliga. Y volvía con las buenas sensaciones que esta ofreciendo durante toda la temporada. Los buenos aficionados estamos tan mal acostumbrados, que esperábamos que el partido de anoche, pudiese ser otra obra maestra de un equipo que no entiende de rivales de nivel y que les somete a un duro castigo de juego y puntos encajados, donde apenas importan los descansos que Pablo Laso, parece permitir durante esta temporada. De la victoria del pasado domingo en Santiago, volvieron tanto Gustavo Ayón, Sergio Llull y Jeffrey Taylor. Es como si diese a entender, que hay ciertos jugadores para la competición domestica y otros para la nacional. Pero está claro, que la intención del entrenador vitoriano, es tener a sus 16 hombres en forma, para suplir cualquier contratiempo. Su rival, con todos mis respetos, no parecía ser el conjunto que pudiese poner en problemas al Real Madrid. El Buducnost Voli Pogdorica cerraba la clasificación tras las primeras tres jornadas de liga regular, sin conocer la victoria y sin superar en ninguno de sus partidos, los 71 puntos anotados.

clorin 1200 200

Pero el equipo serbio, peleó cada encuentro de Euroliga hasta el final, con gente conocida como Alen Omic y Edwin Jackson, viejos conocidos de la afición española. Además cuentan en sus filas con Earl Clark, temporero de la NBA en Lakers, Cavs, Phoenix, Knicks y Orlando Magic. Pero quizás este Real Madrid, nos hace soñar con su juego, en una posibilidad muy real de jugarle de tú a tú, a cualquier franquicia de la NBA y era lo que estaban dispuestos a disfrutar los casi 8000 espectadores que ocupaban sus asientos en el WiZink Center. Pablo Laso volvió a mostrar su quinteto estrella, con Llull, Causeur, Taylor, Randolph y Tavares. El partido comenzó muy errático, con un Buducnost más preocupado con controlar el ritmo del partido, donde es bien sabido la velocidad madridista. Mientras, el Real Madrid, mantuvo bajas las revoluciones, pese a su escaso acierto en el lanzamiento, un 42% en tiros de campo, que permitía el escaso 10-8 en el minuto 5 de partido. Y es que tampoco el equipo montenegrino podía rebasar la envergadura de Edy Tavares, quien fue el mejor del primer cuarto con sus 6 puntos y 6 rebotes en 8 minutos. Un parcial de 7-2 en 1.30 minutos, hizo que el Real Madrid se despegara en el marcador hasta el 21-15 del final del primer cuarto. El 33% de acierto de los visitantes y el -4 en valoración de Earl Clark, confirmaron las escasas opciones del equipo montenegrino de pelearle el partido al campeón de Europa.

El Real Madrid empezaba a carburar y aprovechaba su superioridad física en la zona para seguir aumentando su ventaja con el paso de los minutos, gracias también, a las 3 asistencias de Facundo Campazzo, que continúa estando a un nivel altísimo en este comienzo de temporada. Todos sus puntos venían debajo del aro para liderar un parcial de 11-8 en 5 minutos para acercarse a los 10 de diferencia, 32-23 minuto 15. Doce de los 23 puntos del equipo blanco en este cuarto, vinieron de sus jugadores interiores que paliaban el escaso acierto desde el triple, 38% al descanso. Y es que como viene siendo habitual, todos los jugadores del Real Madrid, ya habían anotado puntos al descanso, exceptuando a Jeffrey Taylor y a Klemen Prepelic, quien no disputó minuto alguno en la primera parte. De igual manera que en el primer cuarto, Buducnost intentaba acercarse en el marcador a base de mucho esfuerzo, pero un 8-0 final, dejaba el marcador al descanso 44-31 para el Real Madrid. Y todo ello, sin pisar el acelerador, tanteando a su rival con 55% de acierto en tiros, con 17 rebotes, y un gran número de asistencias y valoración. Posiblemente, el partido aun no estaba decidido, pero parecía encaminado a que los blancos lo tenían controlado, como el abusón que se sabe dominador de sus compañeros.

Pero aun así, Pablo Laso quiso volver a confiar en su quinteto titular y sin apenas darnos cuenta, un nuevo parcial de 10-0, explosionaba cualquier opción de los balcánicos de llevarse el partido, puesto el marcador ya indicaba un 54-31 en el minuto 24. Los blancos habían decidido cerrar el partido en este tercer cuarto y de la mano de Llull, con 7 asistencias, dieron por finiquitadas las opciones de Buducnost de pelear por este partido. Todo ello debido a que sus estrellas no estaban apareciendo. Earl Clark, dejaba una estadística para el recuerdo con 0 puntos, 0/10 en tiros, 1 rebote, 2 tapones recibidos, siendo un -13 de valoración en apenas 16 minutos que estuvo en cancha. Además, Edwin Jackson, no fue ni la sombra de lo que era en Estudiantes hace un par de semanas, porque anotó 9 puntos en 7 lanzamientos y con 5 pérdidas. Con estos números de estos jugadores, es muy complicado que un club tan dependiente de sus estrellas, es imposible pelearle el partido al Real Madrid que empezaba a meter una marcha más y a dominar más el partido. Y es que las diferencias empezaban a aparecer abusivas, 7 rebotes más, 15 asistencias más, y la friolera de 65 puntos más en valoración, todo ello al final del tercer cuarto, que terminaba 65-44 para el Real Madrid. Una nueva victoria se aproximaba al casillero madridista, con el dominio de los bases en asistencias, y de los pívots en los rebotes.

Ya con el Buducnost de brazos caídos – 25 puntos solo en la segunda parte – y con Campazzo en la cancha, el Real Madrid se dedicó a contemporizar el partido, dejando que pasasen los minutos, repartiendo los roles para que nuevamente, los 12 jugadores, rozasen los 20 minutos en cancha, consiguiendo que todos sus jugadores anotasen, rozando los 90 y superando con autoridad los 100 de valoración, como en cada uno de los 11 partidos ya disputados esta temporada por el Real Madrid. Sí Sergio Llull acababa el partido con 9 puntos y 7 asistencias en 20 minutos, el Facu no quiso ser menos con 5 puntos y otras 7 asistencias. Si Anthony Randolph, volvía a superar los 10 puntos y los 6 rebotes en 21 minutos, Gabriel Deck no se quedaba atrás con 9 puntos y 5 rebotes en 18 minutos. Pero el gran terror bajo los aros, volvió a ser Edy Tavares con 10 puntos, 14 rebotes y 3 tapones en 18 minutos. Números espectaculares de un equipo dominador, como demostraba ya el 77-48 del minuto 35. Rozando el 50% en tiros de campo, el Real Madrid abusó del Buducnost con 40 rebotes y 28 asistencias al final del partido, sin pisar a fondo el acelerador y sin deleitar a su ya acostumbrado público. El jueves que viene, el Real Madrid visitará la difícil cancha del Zalgiris Kaunas, equipo de Final Four el año pasado, quien anda en mitad de tabla, aunque como ya venimos avisando, la temporada es larguísima. Pero a día de hoy, este Real Madrid, parece ejercer de abusón.