Liga Endesa Jornada 33: Real Madrid 83 Valencia Basket 77

Agarrados al liderato

Cargando...

El Real Madrid se mantiene en el liderato de la Liga Endesa, ante una sufrida victoria ante Valencia Basket. Los blancos acusaron el cansancio de la Final Four, pero consiguieron reaccionar a tiempo y llevarse el partido. Jeff Taylor con 16 puntos fue el mejor del partido, junto a Gustavo Ayón con sus 8 puntos 9 rebotes y 3 asistencias. Una victoria el domingo en San Sebastián, daría el liderato definitivo para los jugadores de Pablo Laso.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

La Final Four terminó el domingo y sin apenas descanso, la Liga Endesa esperaba al Real Madrid 48 horas después. Solo restaban dos fechas para cerrar la liga regular y el equipo blanco, debía defender el liderato que durante unas horas, le había arrebatado el FC Barcelona. Durante éstas 48 horas, se hablaba más de lo sucedido en Vitoria, que en lo trascendental del partido de anoche contra Valencia Basket. Esta alocada temporada, apenas nos dejó tiempo para preparar el duelo liguero por parte del Real Madrid, mientras que los taronjas disfrutaban de nueve días para preparar el duelo. Es lo que tiene cuando tu equipo pelea hasta el final por conseguir los títulos, aunque éstos no terminen por llegar. Quizás por ello, se notaba desilusión en la parroquia madridista, buscando motivos a la derrota frente a CSKA Moscú y no atendíamos al peligro de la visita de un Valencia Basket, 4º definitivamente en la liga, gracias a sus 7 victorias consecutivas. No era lo deseado, pero si una posibilidad, que la ilusión de Valencia Basket pudiese superar a un cansado y desalumbrado Real Madrid.

clorin 1200 200

Hablamos de esa posibilidad, porque se dio en los primeros minutos del partido. Un parcial de 0-9 en dos minutos con 3/3 en triples de Valencia Basket, confirmó el estado aun pesaroso de un Real Madrid que debía reaccionar para no despertar con un marcador mucho más adverso. Complicado se ponía el encuentro porque los blancos no estaban finos en ataque desde el exterior y comprobaban con asombro, como Bojan Dubljevic, anotaba 8 puntos en cuatro minutos, más que todo el Real Madrid. Reaccionaba el Real Madrid con cinco puntos consecutivos, pero nuevamente las bandejas de San Emeterio, colocaban un claro 8-15 en el minuto 5. “El Santo” nos volvió a deleitar con su magia en este primer cuarto con 6 puntos 3 rebotes y 3 asistencias ante un Real Madrid que sufría en defensa el pick & roll valenciano donde los pívots madrileños sufrían para llegar a la defensa exterior. Dichos desaciertos provocaron hasta 4 rechaces ofensivos y una máxima diferencia de +11 en el primer cuarto. El 1/8 en triples volvía a ser una losa para el Real Madrid donde entre Taylor y Rudy anotaban 11 de los 14 puntos de su equipo, para cerrar el primer cuarto 14-25 para Valencia Basket.

Dicen los entendidos, que tras la Final Four, es normal este resultado, pero el 33% de acierto blanco en el primer cuarto, con un 4/15 entre Randolph, Campazzo y Taylor preocupaba a su afición. Tocaba comprobar el estado de la segunda unidad madridista, si era capaz de remontar el partido en el segundo cuarto. Con algo más de acierto, el Real Madrid intentaba acercase al cuadro levantino, que seguía teniendo capacidad ofensiva, manteniendo doce puntos de ventaja al inicio del segundo cuarto 19-31 minuto 12. Pero ofensivamente, el Real Madrid era otro equipo. Con Thompkins y Causeur en cancha el equipo blanco empezaba a anotar desde fuera y con Ayón por dentro, las posibilidades de un pick & roll valenciano, disminuían. También disminuía su acierto y Ponsarnau tuvo que volver a poner en cancha a sus jugadores titulares para remediarlo. No solo en ataque, sino también en defensa, puesto que el Real Madrid, encadenaba una gran racha de triples con 5/9 en el segundo cuarto. De ahí comenzó un parcial de 10-0 para colocar el 29-31 en el minuto 15, con Valencia Basket cediendo 4 pérdidas de balón en ese periodo de tiempo. Sí en el primer cuarto el Real Madrid anotaba 14 puntos, eran 15 los anotados en cinco minutos del segundo. Y si Valencia Basket anotaba 25 en el primer cuarto, solo conseguía 6 en esos mismos minutos.  Era Guillem Vives quien cortaba un parcial de 15-0 en 5 minutos para los blancos donde entre Trey Thompkins y Fabien Causeur, se las ingeniaban para anotar 20 puntos entre los dos en el segundo cuarto. Y es que el Real Madrid volvió a encontrar su ritmo anotador con un 12/19 en tiros de campo en el segundo acto. Y es que el Real Madrid cerró el segundo cuarto con un parcial de 24-7 en 7 minutos para llegar al descanso con ventaja 43-38 y un 29-13 de parcial en el segundo cuarto.

Como decíamos, entre Causeur (9) y Thompkins (11) sumaban 20 puntos y un 8/11 en tiros de campo, que sumando el 2/2 de Ayón, era normal que los blancos pareciesen imparables. Con la presencia de Andrés Chapu Nocioni en las gradas – recibió un merecido homenaje en el descanso – el Real Madrid se proponía a mantener su ritmo de acierto ofrecido en el segundo cuarto, manteniendo a Gustavo Ayón y permitiendo debutar en el partido a Felipe Reyes y Jaycee Carroll. Pero las buenas noticias, las limpió de un plumazo el Valencia Basket con 0-5 de parcial en menos de un minuto para igualar el encuentro. Pero la pájara inicial le duró poco a un Real Madrid que volvió a tener a Gustavo Ayón como anotador decisivo para conseguir 4 puntos consecutivos y dar de nuevo ventaja al Real Madrid en el marcador. El mexicano continuaba con su racha de aciertos en el tiro desde el partido contra Fenerbahce. Su 11/11 contra los turcos, se sumaba al 4/4 de hoy para hacer un 15/15 espectacular en el tercer cuarto. Espabiló el Real Madrid con otros 5 puntos seguidos de Jeffery Taylor y colocar una ventaja de 6, 54-48 en el minuto 25. Pero esta vez, Valencia Basket no se daba por vencido y con dos triples consecutivos de Van Rossom, se colocaba 54-53, a tiro del Real Madrid. Pero este cuarto, fue el cuarto de los triples. 8/14, un 57% entre los dos equipos desde la línea de tres, que incluso vio a Felipe Reyes anotar el único que intentó. La lucha del triple, benefició al Real Madrid, que tuvo mejor acierto desde la zona con un Taylor que volvió a ser el jugador anterior a la Final Four, consiguiendo 10 puntos en este cuarto y con muy buenos porcentajes. Un tapón ilegal de Thomas a un lanzamiento de Gabriel Deck, cerraba el tercer cuarto con 67-59 para un Real Madrid que nuevamente supo mejorar a un mal inicio de cuarto.

El último cuarto empezó bastante perezoso por parte de ambos equipos, lo que beneficiaba al Real Madrid que seguía por delante, pero 5 puntos consecutivos de Guillem Vives, Valencia Basket volvía a ponerse a tiro del Real Madrid que anoche, tuvo la fortuna de tener el acierto del triple de su lado para mantener pequeñas diferencias complicadas de remontar 74-68 minuto 35. Y esta vez, el Real Madrid no necesitó de tanto ofensivo y si de alimentar a Tavares que conseguía dominar la zona valenciana con hasta 5 rebotes ofensivos y 2 tapones. Al final el Real Madrid se llevó la victoria pese a tener peores porcentajes que su rival, pero habiendo lanzado hasta 20 tiros más que el cuadro valenciano. Un Real Madrid que tuvo que ir de menos a más para recuperar su acierto, sobretodo en el triple que acabaron con un 37% . Con esta victoria, el Real Madrid mantiene el liderato de la Liga Endesa y una victoria el domingo en San Sebastián, se consolidará líder definitivo con ventaja de campo en todas las eliminatorias de playoff. Pero la mala noticia, es que los guipuzcoanos, se juegan la vida este domingo para salvarse del descenso. Habrá que esperar, pero los madridistas, se agarran al liderato.