Euroliga Jornada 15: Real Madrid 87 Alba Berlín 64

Aportación Global

Cargando...

Con las sorprendentes bajas por Covid de Thomas Heurtel y el entrenador, Pablo Laso, el Real Madrid tuvo que afrontar el primer duelo de la semana en Euroliga y lo hizo de forma sobresaliente con Edy Tavares con 17 puntos y 25 de valoración y la vuelta a la Euroliga de Anthony Randolph que hizo un tercer cuarto magnífico y finalizó con 13 puntos anotados. Mañana partidazo en Milán contra el Armani de Messina.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

Que os voy a contar que no sepáis. La temporada pasada, el Real Madrid sobrevivió a un cúmulo de lesiones durante todo el año y dichas lesiones se mantenían hasta el pasado 24 de noviembre. Ese día, Pablo Laso confirmaba que “toda la plantilla podría iniciar a entrenarse desde ese instante”. Finalmente no fue así y apenas 20 días después, hasta el mismísimo Pablo Laso caía contagiado por Coronavirus. Fue en la previa del encuentro de anoche de Euroliga ante Alba Berlín, donde también cayó contagiado Thomas Heurtel. Y no sigamos hablando de las bajas conocidas por lesión de Alberto Abalde, Carlos Alocén y el dudoso aún Trey Thompkins. Teníamos pues un roster novedoso de 12 jugadores inesperados solo 3 meses del inicio de la competición, con Juan Núñez, Tirstan Vukcevic y Eli N´Diaye en rotación, junto al “Re debut” de Anthony Randolph en la Euroliga de este año. Quizás serviría para afrontar el duelo de anoche contra Alba Berlín, 16º con 5-9 de balance pero con dos victorias consecutivas en los 3 últimos partidos. Una mala temporada de un equipo alemán que sufre la baja de su estrella Luke Sikma pero mantiene hasta 4 jugadores por encima de los 11 de valoración.

clorin 1200 200

Para el Real Madrid, el partido se convirtió en importante al comprobar que las bajas de Heurtel y Alocén dejaban los bases bajo mínimos e incluso la baja de última hora de Guerschon Yabusele – más importante de lo esperado – dejaba a Randolph como único estilete en el puesto de 4 junto a los juniors N´Diaye y Vukcevic. Precisamente, el californiano nacido en Alemania, sería titular junto a Edy Tavares en la pintura, con Causeur y Habga en las alas y Nigel Williams-Goss en el base. Era el quinteto de Chus Mateo para iniciar el partido, que no difiere mucho a los que coloca habitualmente Pablo Laso. Partido con demasiados errores, donde precisamente Anthony Randolph, buscaba su punto de mira que tenía defectuoso con 0/4 en tiros de campo, todo lo contrario a Alba Berlín muy afincado en el triple con un 3/5 para liderar el primer parcial 8-11 en el minuto 5 de partido. Y no solo en el triple, los alemanes trabajaban muy bien los bloqueos para buscar una zona sin interiores madridistas buscando acciones con ventaja. Pero su problema era la puntería y cerraron el primer cuarto con un 1/7 (14%) en tiros de dos puntos. En el Real Madrid, Edy Tavares y Vince Poirier brillaban en los rebotes con 6 capturas de las 10 logradas por los blancos en el cuarto. Además de sus 4 rebotes, Tavares anotaba 6 puntos sin fallo en un Real Madrid perezoso para anotar en el primer cuarto. El triple era el mejor remedio que buscaba Alba Berlín para mantenerse en partido pero el 5/17 en tiros de campo, empezaba a influenciar en el devenir del partido. Un dato que aprovechó el Real Madrid para llevarse el primer cuarto 19-16 con un buen manejo de Williams-Goss con 5 puntos y 2 asistencias.

A diferencia de con Laso, Chus Mateo ya había utilizado a su segunda unidad en los minutos finales del primer acto y cambió a jugador por posición con Llull y Rudy de titulares en el segundo cuarto como tantas veces en el pasado. Con Llull a la cabeza, vimos los mejores minutos del Real Madrid repartiendo hasta 3 asistencias e iniciando el despegue final del Real Madrid que empezaba cuando Alba Berlín empezaba a ver todo negro en su ofensiva, muy bien defendida por los aleros Rudy y Hanga, y evidentemente por Vincent Poirier. Esto provoca escasos 4 puntos de Alba Berlín en un parcial de 10-4 para los blancos que dominaban 29-20 en el minuto 15 de partido. Con Rudy Fernández de estilete ofensivo con 6 puntos y 3 rebotes y los 5 rebotes de Poirier que terminó convirtiendo unos minutos en el cinco con Edy Tavares que volvió a reivindicarse como el mejor pívot de Europa y ayudando a su equipo a mantenerse por encima de los 60% en los tiros de dos al descanso y consiguiendo un genial 3/5 en triples en este segundo cuarto para seguir liderando un gran parcial que llegó a ser de 20-7 en 8 minutos o 10-3 en solo 3 minutos. Y así los blancos jugaban con ventajas por encima de los 10 puntos y realizando un juego alegre y vistoso como la canasta de espaldas de Juan Núñez en el último segundo de posesión. Y si encima Tavares dobla su aportación del primer cuarto, nos encontramos con un parcial de 24-10 que casi sentenciaba el partido hasta el 43-26 del descanso. Y es que el Real Madrid sumaba un impresionante 10/15 en tiros de campo y que dejaba sin respuesta a Alba Berlín donde no había jugador que anotase más de dos canastas y superase los 6 puntos anotados.

En el Real Madrid, Edy Tavares dominaba el partido con 13 puntos y 4 rebotes para 19 de valoración al descanso. Y fue el protagonista del único rebote ofensivo cosechado por el Real Madrid, un dato extraño, para un equipo que había anotado hasta 43 puntos. Y si el partido parecía roto tras el segundo cuarto espectacular, en el tercero nos vimos felices de volver a ver el recital de Anthony Randolph que se había quedado sin anotar en la primera parte. Pero el juego del Real Madrid seguía siendo muy coral, donde todos los jugadores que habían disputado minutos, habían anotado, excepto Tristan Vukcevic. Y sí en el primer cuarto vimos al Williams-Goss anotador, el de Oregón nos regaló 4 asistencias fenomenales para hacer olvidar la falta de bases para el partido de anoche. Y con todo ello, el Real Madrid mantenía diferencias con el 54-35 en el minuto 25 de partido y sin rastro de la lesión de rodilla de Anthony Randolph que siguió dando movimientos de antes de su grave lesión hace ya un año. Y es que el norteamericano, anotaba 11 puntos en el tercer cuarto de los 17 que anotaba el Real Madrid y acompañó a Edy Tavares como antaño a convertirse en las dos torres en pista que tanto bien hacían al equipo blanco la pasada temporada. Solo en los minutos finales, Alba Berlín pudo sujetarse por última vez al encuentro y llegar al final del tercer cuarto con 60-46 favorable para el Real Madrid. Y es que los alemanes seguían sin tener jugadores por encima de los 10 puntos anotados y solo Maodo Lo y Ben Lammers superaban los diez de valoración.

En el Real Madrid, Randolph y Tavares se valían en la anotación y valoración para ser superiores al resto, pero vimos 4 asistencias de Llull y Williams-Goss o los 5 rebotes de Poirier en 11 minutos o los 6 puntos con 3 rebotes de Rudy Fernández. El Real Madrid volvía por sus fueros de no tener un habitual líder y con todos los jugadores aportando y que nos dejó para acabar, el espectáculo de Rudy Fernández con 8 puntos más y dos triples y ser uno de los 6 jugadores en sumar más de 10 en valoración. Porque Rudy terminó con 14 puntos 3 rebotes y 14 de valoración. Williams-Goss llegaba a los 15 de valoración con 9 puntos 3 rebotes y 5 asistencias. Pero os mejores volvieron a ser Anthony Randolph con 13 puntos y 15 de valoración y Edy Tavares con 17 puntos sin fallo 8 rebotes y 25 de valoración. 41 rebotes (sin Yabusele), 21 asistencias (sin Heurtel) y 113 de valoración (sin Laso), es un ejemplo de que el Real Madrid sigue siendo un equipo muy global. Y mañana volverá a tener una prueba mucho más exigente, en la cancha de todo un semifinalista de Final Four, el Armani Milán.

Más vídeos del partido en mi página de Youtube