Euroliga Jornada 28 OLYMPIACOS 73 REAL MADRID 79

AR eleva al Madrid al Olimpo

Cargando...

Un espectacular Anthony Randolph - 21 puntos y 30 de valoración - y un increible Sergio Llull - 21 puntos y 24 de valoración - comandaron un excelente partido del Real Madrid que acabaría con 57% de acierto en el tiro y 93 de valoración para romper una racha histórica de 13 años sin ganar en el Pabellón de la Paz y la amistad. Los blancos se aseguran acabar en los dos primeros puestos al finalizar la liga regular.

Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net

No os voy a mentir, la victoria de ayer del Real Madrid en Atenas ante Olympiacos me puso una sonrisa en la cara que aun me dura. Más por inesperada que por necesaria, porque desde hace unas 48 horas, el equipo blanco ya había conseguido su primer objetivo dentro de esta formidable euroliga. Personalmente, un Real Madrid – Olympiacos es mi partido favorito en Europa. Es todo un clásico del baloncesto mundial donde ganar en Grecia se había convertido en una quimera para los blancos que venían sucumbiendo en los últimos 12 duelos disputados en “el infierno” del pabellón de La Paz y la amistad.

El campeón griego es históricamente el equipo más parecido al Real Madrid fuera de España. Juego muy rápido con un base como estrella, con un alero francotirador, un cuatro anotador y un portento juego interior muy físico e intimidador. Además este Olympiacos mejoraba con creces al de otros años venido más abajo tras haber conquistado dos Euroligas consecutivas y el inolvidable subcampeonato precisamente contra el Real Madrid en 2015. Un Olympiacos con solo 8 derrotas en 27 partidos y que amenazaba el liderato final que mantenía el Real Madrid, realizando un enorme juego que le permite ser el mejor equipo defensivo de toda la Euroliga.

El partido de ayer en temas de clasificación solo servía para confirmar las plazas del pódium europeo pero mantenía el dulce olor a clásico de baloncesto que gusta ver y apetece jugar. Y como tal, el inicio del partido tuvo ese aroma con 10-10 en 5 minutos con rápidos contraataques y buenos movimientos bajo los aros de los interiores donde claramente Nikola Milutinov con 9 puntos y 11 de valoración, superaba a Gustavo Ayón – desacertado ayer – que terminaría el primer cuarto con -7 de valoración. La igualdad se mantenía en el encuentro a la mitad del primer cuarto con 6 rebotes para cada equipo, 3 robos de balón y 5 asistencias. Todos los apartados estadísticos ya habían sido estrenados en un partido que se antojaba bastante serio. Gracias al pívot serbio, Olympiacos conseguiría un parcial de 8-0 para destacarse en el marcador – 18-10 minuto 7 – en 2 minutos y medio. La intensidad en el rebote ofensivo fue el arma utilizada por Olympiacos para conseguir esa ventaja en el marcador. Cuando más complicado se puso el partido, el Real Madrid de la mano de un magnífico Anthony Randolph – 4 puntos y 1 tapón – y un acertado Sergio Llull – 5 puntos – consiguieron anular la reacción griega para conseguir un parcial de 2-9 en dos minutos y cerrar el primer cuarto con un igualado 20-19 para los locales. Los 7 puntos del menorquín era la mejor noticia del Real Madrid junto a un interesante Anthony Randolph y un batallador – 4 puntos y 4 rebotes – Jonas Maciulis que consiguieron esconder el pésimo partido de Gustavo Ayón. Los blancos volvían a tener 5 pérdidas de balón en el primer cuarto compensado con un 8/17 en tiros de campo, con un sorprendente 1/2 en triples. Por parte griega, los 7 rebotes ofensivos y las escasas 2 pérdidas de balón anulaban el 1/6 en triples con un Spanoulis que se quedaba sin anotar en el primer acto.

Sorprendentemente, Pablo Laso decidió dar la batuta del equipo a Dontaye Draper – 0 puntos 4 rebotes 2 asistencias y 2 robos de balón – que logró acallar la boca a todos aquellos que se quejaban de su poca participación y no mantener el nivel medio alto del equipo. Con el de Baltimore en cancha, nos preparábamos para disfrutar del Show de Anthony Randolph que conquistaría el Olimpo con 7 puntos 3/3 en tiros de campo y dos soberanos tapones muy al inicio del segundo cuarto. Con la segunda unidad en pista, el Real Madrid se esforzó en aumentar su intensidad defensiva para evitar la sangría de rebotes ofensivos conseguidos por Olympiacos que “solo” consiguió 3 rebotes ofensivos mas en todo el segundo cuarto. Un parcial de 8-8 mantenía la igualdad del partido, 28-27 minuto 15. El enorme trabajo de Anthony Randolph y la intensidad defensiva – otra vez en partidos importantes – de Othello Hunter  contrarrestaba los intentos de fuga de Olympiacos en el partido. Los dos pívots americanos conseguían 11 de los 18 puntos del equipo blanco en el segundo cuarto. Un triple de Trey Thompkins dentro del último minuto daba ventaja al Real Madrid, contestado por dos tiros libres de Agravanis que cerraban el partido al descanso con empate a 37. El Real Madrid mantenía su buen juego ofensivo rozando el 50% en tiros de campo, 14 rebotes y 9 asistencias con el punto negativo de las 9 pérdidas de balón al descanso. Además la enorme intensidad defensiva, fue clave para que Olympiacos tuviese un 36% en tiros de campo al descanso y aumentara en 5, su número de pérdidas de balón. Todo estaba muy igualado en un bonito partido para el espectador y que se esperaba con ansia el desenlace del mismo en la segunda parte.

Dos triples consecutivos – uno de Spanoulis que conseguía su primera canasta del partido – en dos minutos, daban 6 puntos de ventaja a Olympiacos, un dato que no modificaría los planes del Real Madrid que continuaba con su concentración defensiva que no dejaba de más alegría al equipo griego pese a sus 11 puntos en 5 minutos. Los blancos seguían agazapados a rueda de Olympiacos 48-47 minuto 25 con una gran dirección de Sergio Llull que dio todo un clinic en el tercer cuarto con 9 puntos 3/5 en tiros de campo y ya 19 de valoración. Un triple de la estrella madridista, ponía 4 puntos por encima – 52-56 – a falta de dos minutos que silenciaba el atronador Palacio de la Paz y la amistad que seguía comprobando como descendía el porcentaje en los lanzamientos a canasta. Milutinov seguía venciendo claramente su duelo personal con Gustavo Ayón, totalmente desacertado ayer con 2 puntos y -7 de valoración en 15 minutos en el partido. Con la dupla Randolph & Hunter en cancha, el Real Madrid seguía desenvolviéndose mejor en defensa que únicamente permitió 6 puntos griegos en 5 minutos llegando al final del tercer cuarto por encima en el marcador, 54-58 con un sensacional Sergio Llull y un muy serio Jonas Maciulis en defensa que contaba ya con 13 de valoración y 7 puntos. El acierto madridista ya superaba el 52% en tiros de campo continuando además su crecimiento en rebotes y asistencias y deteniendo en 12, la sangría de pérdidas de balón. La intensidad defensiva blanca, se demostró en el escaso 33% de Olympiacos en el tiro a canasta con la escasa aportación de su estrella Vassilis Spanoulis con 3 puntos y 1/5 en el lanzamiento y que contaban con el acierto de Milutinovic – solo 4 puntos en el tercer cuarto – con 15 puntos y los 10 de Agravanis.

El estilo de juego del Real Madrid había cambiado por el interés de Olympiacos de alcanzar a los blancos en la clasificación y decidieron concentrarse en defensa, cerrando todas las vías de acceso a su canasta. Cada golpe que intentaba atizar los griegos – con un renacido Spanoulis 6 puntos en el último cuarto – eran respondidos por el MVP del partido, Anthony Randolph, que demostró toda su calidad NBA al servicio del Real Madrid con 8 puntos 3 rebotes y 1 nuevo tapón mas para terminar el partido con 21 puntos 5 rebotes 4 tapones y 30 de valoración elevándose – si no lo estaba ya – a los altares del Olimpo del baloncesto europeo. Los blancos mantenían el control y el dominio en el partido y en el marcador – 62-70 minuto 36 – pero jugando en Atenas, nada aun estaba decidido. Al americano nacido en Alemania, le acompañó un espectacular Othello Hunter que terminó con 10 puntos y el increíble Sergio Llull con 21 puntos y 5 asistencias, cerrarían el partido consiguiendo una victoria histórica en Atenas, la primera en 12 años en la cancha del campeón griego. Spanoulis con un triple muy suyo conseguía acercarse a cuatro puntos a dos minutos del final, pero fue insuficiente para remontar un partido que se acabaría llevando el Real Madrid 72-79.

El 54% en tiros de campo, las únicas 3 pérdidas de balón en toda la segunda parte y el freno a las acciones ofensivas del Olympiacos – que terminaría con un 37% en tiros – provocó la justa victoria madridista que hizo las delicias de todos los aficionados del Real Madrid que vieron el encuentro por televisión. Una victoria histórica – sin mucho en juego – en una cancha mítica y que deja al Real Madrid muy cerca de terminar líder al finalizar la liga regular de esta interesantísima Euroliga.