Liga Endesa Jornada 18: Real Madrid 94 Kirolbet Baskonia 95

Baskonia asalta el WiZink Center

Cargando...

Un certero Kirolbet Baskonia, rompe la racha de 29 victorias consecutivas del Real Madrid en el WiZink Center. El Real Madrid basó su juego en el acierto exterior de Facundo Campazzo con 7/8 en triples y los 23 puntos de Sergio Llull. Pierria Henry con 26 tantos y Fall con 16 puntos y 3 tapones, mantuvieron a los blancos siempre a raya en el marcador. Tercera derrota consecutiva madridista, que sigue líder de la Liga Endesa.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

El clásico español, aunque todos por historia quieran colocar al Barcelona, se preparaban en Madrid para intentar cerrar una mala semana en tierras rusas tanto para Real Madrid como para Baskonia. Ambos equipos llegaban al WiZink Center deseosos de lamerse las heridas y mejorar posiciones en una Liga Endesa que ya conoce a sus 8 participantes en la próxima Copa del Rey y que habrá que esperar varios meses para los próximos momentos de tensión en la liga nacional. El Real Madrid volvía a su fiel hogar donde siempre se ha sentido más agusto y hacer olvidar las bajas de Randolph y Rudy y las ya comentadas derrotas frente al CSKA Moscú y Khimki. Derrotas que han vuelto a llenar de dudas y miedo a los aficionados blancos que ya dejan de mirar al liderato de la Euroliga y se fijan más en ceder la envidiable segunda posición en la clasificación. Pero esto es el Real Madrid, tiene pocos pros y siempre muchos contras. Muchos problemas, también traía el Baskonia con las bajas ya conocidas de Granger, Vildoza y Garino.

clorin 1200 200

Por tanto, el partido de ayer quizás no fuese a darnos un resultado de lo que puede suceder en tiempos de playoffs pero sí que era importante para invertir los resultados cosechados en la Euroliga. Y Pablo Laso decidió dar entrada a su quinteto más ofensivo posible de inicio, con Campazzo y Llull en posiciones exteriores, junto a Gaby Deck. Posiciones interiores para Usman Garuba y Edy Tavares. Trey Thompkins esperaría en el banquillo en un partido, donde Jordan Mickey sería baja por ser el tercer extra comunitario de la rotación. Ambos equipos salieron con la quinta velocidad, hecho que podía beneficiar al Real Madrid con la incorporación al quinteto de Sergio Llull, anotador de 5 de los 10 primeros puntos del Real Madrid. Además, el triple fue el gran aliado de inicio para los blancos donde el 2/2 de Gabriel Deck, colocaban las primeras ventajas madridistas 17-10 minuto 5. En Baskonia, solo Pierria Henry encontraba acierto al aro, donde Shengelia y Eric no consiguieron anotar en el primer cuarto. Desde entonces, el parcial del Real Madrid no cesaba de subir y con un 3/3 en triples, originó un 15-2 con Sergio Lllull y Facundo Campazzo como estiletes. Y es que el pequeño base argentino, cosió a triples al Baskonia en el primer cuarto, consiguiendo un 3/4 en triples – 3 consecutivos – para 13 puntos y 3 asistencias. Youssoupha Fall con 6 puntos, intentaba cerrar el agujero ofensivo del Real Madrid, pero Facundo Campazzo y Sergio Llull, se auto alimentaron para cerrar el primer cuarto con un claro 32-18. Y es que el menorquín tuvo que volver – otra vez – a demostrar a su afición, lo importante que es para sumar 8 puntos en este primer cuarto.

Todos eran loas en el cuadro blanco y tranquilidad entre sus aficionados, que esperaban que de nuevo el fortín del Palacio, ayudaría a tener un partido tranquilo contra un rival venido a menos esta temporada. Pero el partido cambió por completo en el segundo cuarto, con un Baskonia mucho más metido en el partido y con un simple 0-11 de parcial en tres minutos, borró de un plumazo, el buen hacer madridista de los primeros 10 minutos. El artífice de tan buena remontada, era Pierria Henry con 7 puntos consecutivos. Además, la defensa vitoriana, apenas permitía lanzamiento alguno del Real Madrid, lo que lógicamente provocaba 0 puntos en los primeros 4 minutos de juego. Pablo Laso cambió completamente su quinteto, donde Felipe Reyes jugaba la segunda rotación del cinco, dejando sin minutos a Salah Mejri. Ahora la fluidez madridista, había desaparecido. Del 6/8 en triples del primer cuarto, pasamos a un 0/4 en este segundo y una nulidad defensiva sobre Pierria Henry que hizo suyo el segundo cuarto con 13 puntos de los 19 de su equipo, en un parcial de 6-19 en 7 minutos. Lo más negativo del Real Madrid, residía en esos apenas 6 puntos del equipo de Pablo Laso, sin rotación alguna ni vuelta de los primeros espadas que tan bien lo hicieron en el primer cuarto. Pero otro punto negativo, era que el recital de Henry, era muy personal. Baskonia anotaba 21 puntos, 13 de ellos del único base sano del equipo vitoriano y se fue por delante en el marcador al descanso 38-39.

Un descanso que llegaba tras un 6-21 de parcial en el segundo cuarto, 0-2 en los 3 últimos minutos con un Real Madrid totalmente desenchufado. Atento spoiler, éste cuarto fue decisivo a lo que sucediese finalmente en el encuentro. Porque el Real Madrid se movía en un 42% en tiros de campo, siendo un 50% en triples, pero su mal 35% en tiros de dos puntos le hacía seguir luchando a muerte con un gran Baskonia y su 47% en tiros de campo, pero que a diferencia del Real Madrid, el mal acierto – 18% - provenía del triple. Porque su potencial venía desde la pintura y ni siquiera el paso por el vestuario pudo frenar el acierto de Henry. Pero el duelo de bases tenía a otro competidor, empeñado en limpiar su 2/12 en triples durante este año en Liga Endesa. Y es que entre el Facu y Sergio Llull, volvieron a hacer de las suyas para intentar remontar el partido que se había puesto cuesta arriba, apenas iniciado el tercer cuarto. El partido volvió a enloquecerse y con un parcial de 13-13, volvió a igualarse 51-52 minuto 25. Pero desgraciadamente, solo los ya comentados Llull y Campazzo, parecía tener el aro entre ceja y ceja. El resto de jugadores madridistas, conseguían la triste cifra de 14 puntos en 3 cuartos, incapaces de apoyar a su dúo de bases. Y es que Baskonia cambió por completo. Apareció Shengelia y sobretodo Achille Polonara. Y es que el italiano, venía a Madrid con solo 4 puntos de media en la Liga Endesa. Pero en la tarde de ayer, firmó su mejor partido llegando a las 12 puntos y 9 rebotes. Junto al italiano, Tornike Shengelia llegaba a los 9 puntos en este cuarto para ayudar a su Baskonia a llevarse 22-24 también, este tercer cuarto. Y eso gracias al arreón final del Real Madrid que contaba con 46 puntos anotados entre Llull, Campazzo y Gaby Deck. Los 13 puntos restantes, eran una rémora en un equipo madrileño dispuesto a remontar y evitar la primera derrota en casa en más de 10 meses. Pero Baskonia jugaba de forma más coral y se llevaba el partido al final del tercer cuarto 60-63.

A diferencia del partido contra el Khimki Moscú, el Real Madrid apenas contaba con 18 rebotes y 8 asistencias al final del tercer cuarto. Parecía pues, que el Real Madrid jugase con dos menos que el Baskonia. Era inexplicable, como hasta tres jugadores debían asumir la anotación de un equipo que nunca se rindió a pesar del enorme trabajo de todo el Baskonia, iniciado por Pierria Henry desde el base, con 26 puntos. Polonara en la intendencia y Youssoupha Fall dominado a Tavares y la zona blanca con 16 puntos 6 rebotes (4 ofensivos) y 3 tapones. Pero el Real Madrid continuaba batallando, con Felipe Reyes y Fabien Causeur que se querían unir a la fiesta del triple y colocar un claro 78-70 en el minuto 34. Todo parecía resuelto, con un Real Madrid que sabe como nadie, guardar estas ventajas al final del partido. Hasta que apareció Toko Shengelia, demostrando ser el rey en el trono de los mejores cuatros de Europa.  Parcial de 0-12 en 2 minutos y la ventaja volvía a ser visitante. No solo la ventaja, sino también el acierto ya que Baskonia no volvería a fallar en el “pim pam pum” del último cuarto y se llevó el partido, pese al 34-32 de parcial en el cuarto. Un partidazo tremendo en anotación, donde los porcentajes fueron altísimos, con Campazzo espectacular desde el triple 7/8 y 27 puntos. Sergio Llull volvió a deleitarnos con 23 tantos y Gaby Deck se quedó en 13. Resultó ser insuficiente para superar a un Baskonia que ofreció los mismos detalles pero que en la faceta reboteadora y taponadora, fue muy superior al Real Madrid.

Los blancos caen por primera vez en el WiZink Center, desde el pasado 24 de Marzo de 2019 en Liga Endesa y desde el 4 de Abril de 2019 en la Euroliga. A pesar de la derrota, los de Pablo Laso son líderes en solitario de la competición.

Más videos del partido en Youtube