Liga Endesa Jornada 1: Real Madrid 94 Morabanc Andorra 88

Brotes verdes

Cargando...

El Real Madrid convence en la primera parte y sufre en la segunda parte, para llevarse la primera victoria de la temporada en la Liga Endesa. Fabien Couseur con 19 puntos y 6 asistencias fue el mejor de los blancos, donde también destacaron Gustavo Ayón con 10 puntos y 9 rebotes y Facundo Campazzo con 15 puntos y 4 asistencias.No jugaron Felipe Reyes ni Rudy Fernández.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

 

El Real Madrid se presentaba en el estreno de la temporada en el WiZink Center con un doble objetivo. El primero lógicamente obligado, era la victoria ante sus aficionados y el segundo, algo más particular, era mostrar el estilo de juego que Pablo Laso tenderá a mantener durante la temporada. El primero de los objetivos se consiguió con dos partes bien distintas, donde en la primera parte se vio un juego mucho más vistoso, con 50 puntos anotados y hasta 27 rebotes conquistados, hecho que relajó los ánimos de unos 8000 espectadores ansiosos de comprobar cuando tardaría su equipo en desesperarles con los mismos defectos cosechados antaño. El segundo objetivo vislumbró un nuevo juego conectado desde la posición exterior con un buen trabajo de los bases y el excelente planteamiento en cancha del debutante Fabien Causeur. Pero no es menos cierto, que el generoso trabajo de Gustavo Ayón y Trey Thompkins dentro de la zona acumulaba soluciones positivas al posible atasco en el acierto exterior. Por tanto, nos tocará esperar a conocer a ciencia cierta, cuál será el estilo que Pablo laso marcará en su Real Madrid con la baja de Sergio Llull. 

El primer quinteto del Real Madrid, no era más que sorprendente. Aun sabiendo de la larga ausencia de Sergio Llull, Pablo Laso decidió dar los primeros minutos en cancha a sus tres baluartes en la posición de base, Luka Doncic, Facundo Campazzo y Fabien Causeur. Más sorprendente, conociendo la ausencia además de Jonas Maciulis y Rudy Fernández. El invento le salió bien a Pablo Laso que vio como en dos minutos dos contrataques de Causeur unido al triple de Trey Thompkins ponía un 8-0 de inicio en apenas dos minutos. El juego madridista resultaba bastante atractivo y enérgico donde cualquiera de los tres jugadores exteriores no temían en subir la bola. No tardaría mucho Morabanc Andorra en estrenarse en ataque y con el trabajo de Jaka Blazic intentó inquietar a un buen Real Madrid tanto en ataque – 14-7 minuto 5 – como en defensa, con un inconmensurable Gustavo Ayón que ya había realizado dos tapones y se le notaba mucho más ágil en tareas defensivas. La condición de "comunitario" de Randolph y Campazzo, armaba de minutos y por tanto, de confianza, a Trey Thompkins, capaz de obligarse a jugarse uno contra uno contra su par, con la suerte de conseguir anotar. Y es que, en apenas 6 minutos, el de Georgia conseguía 7 puntos con 3-4 en tiros de campo. No había necesidad de más. Sí de ello fuese, Thompkins seguramente estaría jugando en la NBA. Mientras Causeur dominaba el ataque blanco anotando 10 puntos, teniendo de escudero a Luka Doncic, que volvía a ser ese jugador total consiguiendo 5 puntos 3 rebotes y 2 asistencias en el primer cuarto, al que se llegaría con 26-18 para el Real Madrid. La puntería blanca era certera, con un 50%   en el tiro y con 17 rebotes conquistados – 7 de ellos de Ayón - y 3 tapones que provocaba de nuevo las sonrisas en el Wizink Center. 

El gigante de Nayarit quiso hacer oposiciones para liderar a este Real Madrid anotando las dos primeras canastas blancas del segundo cuarto y llegando al descanso con 4 puntos 8 rebotes 2 asistencias y 2 tapones en apenas 11 minutos. La segunda unidad madridista, nos permitió contestar a una nueva pregunta de pretemporada. ¿Quién llevaría el mando de esta unidad? Quien respondió fue Facundo Campazzo que se echó el equipo a la espalda con 7 puntos y 3 asistencias, acompañado de un Anthony Randolph, quizás no tan acertado en ataque, pero si en defensa consiguiendo hasta 5 rebotes y creando mucha intimidación dentro de su zona. Moussa Diagne, la gran baza interior de Morabanc Andorra, fue incapaz de lanzar tiro alguno en la primera parte. Un triple de Jaycee Carroll, lanzaba nuevamente al equipo blanco en el marcador 37-21 minuto 14. Los blancos estaban realizando sin duda los mejores minutos de la temporada, donde todos los jugadores que habían disputado minuto alguno, consiguieron anotar. El buen trabajo de Facundo Campazzo en ataque permitía al Real Madrid mantener diferencias por encima de los 10 puntos ante un Morabanc Andorra que solo contaba con el trabajo de David Walker con 13 puntos que intentaba paliar el escaso 35% en tiros de campo. Los apenas 9 rebotes y 6 asistencias del cuadro andorrano eran de mérito del Real Madrid con una ventaja abultada de 50-35 al descanso. Conseguir tal cifra de puntos en un Real Madrid carente de Sergio Llull, Rudy Fernández y el ausente por decisión técnica Felipe Reyes, era un dato muy positivo para este nuevo Real Madrid. Los blancos mantenían el 50% en tiros de campo, dominando todas las acciones del juego y con un juego muy coral, donde anotaban los exteriores y defendían los interiores.

Pero como de otro partido nuevo se tratase, la salida al campo tras el descanso del Real Madrid, no fue para nada la esperada por su afición. El acierto exterior andorrano con dos triples consecutivos, añadido a pérdidas de balón, acompañadas de cuestiones discutibles arbitrales, permitieron un 3-10 de parcial en 3 minutos que colocó a Morabanc Andorra por debajo de los 10 puntos de desventaja muchos minutos después. La alarma sonaba poco después cuando en el minuto 24 el resultado reflejaba un 53-48 llenando de pesimismo la grada madridista, llena de nervios y porfiando malos augurios enfrentados en el pasado más reciente donde los blancos han sufrido duros atascos ofensivos. Un Morabanc Andorra enrachado, se colocaba a solo 1 punto en el minuto 27 gracias a su 4/4 en triples y a la desconexión madrileña. Parecía claro, que el aumento de la intensidad del equipo contrario, provocaba al Real Madrid, buscar malas sensaciones, no solo en el tiro, sino además en el pase con 6 pérdidas de balón más a sumar a las 8 del descanso. El 13-25 de parcial del tercer cuarto lo decía todo. Era más problemático el tema de las pérdidas de balón y el escaso acierto en el lanzamiento 3/7 en tiros de campo. Sí, solo 7 lanzamientos realizaron los blancos en el tercer periodo del partido que provocó el acercamiento total de Morabanc Andorra en el marcador. Y es que ahora sí, Diagne con 6 puntos hacía daño en la pintura, y Jaka Blazic con 10 puntos y Oliver Stevic con 8 puntos acercaba a tan solo tres puntos a Morabanc Andorra 63-60 al final del tercer cuarto. 

Esta vez, el club blanco no quería contaminarse del juego del tercer cuarto ni tampoco del aroma que se respiraba de tension en el WiZink Center. 10 puntos anotados en 2 minutos, parecía dar otro aire al ataque madridista. Nuevamente el Real Madrid reaccionaba a un mal tercer cuarto y nuevamente se ponía en manos de Facundo Campazzo que con 8 puntos en el último periodo mantenía al Real Madrid por delante. Un parcial de 11-2 colocaba nuevamente por delante de los 10 puntos al Real Madrid, 81-69 en el minuto 35. Esta vez serían los tiros libres – 25 lanzaron los andorranos – quienes seguian metiendo en el partido al Morabanc Andorra, junto a un enorme 46% en triples. Pero el trabajo global del Real Madrid con un enorme Fabien Causeur con 19 puntos y 6 rebotes, Gustavo Ayón con 10 puntos 9 rebotes y 2 tapones y Facundo Campazzo con 15 puntos y 4 asistencias, dieron la victoria final al Real Madrid por 94-88. Es verdad que la segunda parte, no ha sido lo más brillante que hubiese deseado Pablo Laso habiendo recibido hasta 53 puntos en apenas 20 minutos. Ese dato junto a las 18 pérdidas de balón podemos decir que haya sido lo más negativo de un partido que en términos generales, ha sido el mejor jugado hasta la fecha por el Real Madrid 2017/2018. Los números están ahí: 94 puntos anotados – 50 en la primera parte – con un 60% en tiros de campo, con 41 rebotes y 5 tapones, para 110 en valoración global, no está nada mal. Si contamos, además, con que los nuevos han cumplido sobremanera con Fabien Causeur con 19 puntos y 28 de valoración y Facu Campazzo con 15 puntos y 16 de valoración, podemos confiar nuevamente en este equipo que poco a poco irá cogiendo confianza y que esos brotes verdes, terminen floreciendo un bosque lleno de estabilidad y confianza.