Euroliga Jornada 25 Real Madrid 92 Panathinaikos 75

Causeur c´est magnifique

Cargando...

El Real Madrid consiguió una importantísima victoria en su reto de conseguir la ansiada cuarta posición de la Euroliga. Fabien Causeur se aprovechó de la baja de Luka Doncic, consiguiendo 26 puntos en 26 minutos. Parcial de 54-38 en la segunda parte que sentenció el partido. Gran partido de Campazzo y Tavares, sumando 15 y 14 puntos respectivamente.

Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez Realmadrid.com Ángel Martínez

Ya es la tercera vez que lo digo, pero el de ayer volvía a ser un partido importantísimo para la lucha por la cuarta plaza. Creo sinceramente, que la opción de llegar al podio de la competición, se asemeja imposible. Real Madrid, Khimki Moscú y Panathinaikos con 14-10 de balance, quieren dar caza al soprendente Zalgiris con 15-9 y no permitir que Maccabi 12-12 y Baskonia 11-13 les pudiese adelantar por detrás y dejarles sin plaza de Playoffs. Por eso, estas seis últimas jornadas prometen ser divertidas para el aficionado al baloncesto y sufridoras para los aficionados de los equipos representados. Y en esas se encontraba el Real Madrid, que falló en sus intentos contra Olympiacos y Fenerbahce de aspirar a mejor clasificación y que debía depender de seguir sumando victorias para conseguir tan ansiada ventaja de campo en los playoffs de cuartos. Y el miércoles por la tarde, nos encontrábamos con la dolorosa noticia de la lesión de Luka Doncic para jugar anoche el vital partido contra Panathinaikos. Es muy fácil hablar ahora, después de conocer el resultado y la solución que Pablo Laso encontró para cubrir tan importante baja. Asi es, es importante la baja. Un tío que promedia 17 puntos 5 rebotes 5 asistencias y 22 de valoración con 19 añitos, es un duro golpe para el equipo y una bendición para el rival. Sería una ventaja para Panathinaikos de sacar provecho del partido.

clorin 1200 200

¿Y quién sería ese jugador decisivo? Para el partido de ayer ya lo conocemos, pero… ¿y para el resto de partidos? Mis apuestas llamaban a Campazzo, Carroll o las resurrecciones anotadoras de Rudy Fernández o Anthony Randolph. No pensé para nada en Fabien Causeur, no me colgaré esa medallita, que en la noche de ayer leí multitudinariamente en redes sociales que era el jugador ideal. Pero permitirme que me colgase la famosa medalla, cuando el 26 de Julio, en estas mismas líneas, describía a Causeur como el nuevo anotador del equipo blanco. Pero su decepcionante temporada, quizás me valió para desistir. Quizás pensase lo mismo Pablo Laso, que de inicio dejó al francés en el banquillo, confiando en Jaycee Carroll – sorprendentes sus escasos 10 minutos de juego – con Jeff Taylor en las alas, con las torres gemelas – Randolph y Tavares – y con el único base sano, que empezó la temporada, Facundo Campazzo. Conocido es el poder interior de Panathinaikos con James Gist y Chris Singleton, jugadores muy físicos, pero que ya de inicio se encontraron con las torres gemelas madridistas, que no permitieron canasta alguna de los verdes, en casi 4 minutos de juego. Durante ese tiempo, parcial de 8-0 para un Real Madrid que volvía a divertirse en partido de Euroliga, volviendo a correr con Campazzo de estilete y con Tavares y Randolph como torres defensivas con ya dos tapones colocados por el caboverdiano. Pero desgraciadamente, esa alegría desapareció por completo del juego del Real Madrid que veía como se ajustaba el resultado 8-4 minuto 5, debido en gran medida a los 6 rebotes ofensivos – 13 en total – que empezaron a coger los visitantes en el primer cuarto. Ello junto a 4/4 en triples consecutivos, propició una remontada de 2-16 en 3 minutos que devolvía la ventaja a Panathinaikos y los nervios en la afición madridista. La defensa blanca desaparecía por completo del partido que permitió 23 lanzamientos por parte de Panathinaikos con un 34% en tiros de campo. Ese flojo porcentaje, permitió al Real Madrid, cerrar el primer cuarto a un solo punto 19-20.

La segunda unidad del Real Madrid, nos daría minutos a Randle de base y con Rudy y Causeur como amenazas ofensivas, aunque las primeras urgencias era cerrar la defensa y no permitir tanto lanzamiento griego. Pero el parcial de 2-5 en dos minutos, no parecía paliar tal defecto. Fue entonces cuando apareció el momento Fabien Causeur. Y el escolta francés respondió a lo esperado por quien suscribe, con 9 de los 11 puntos de su equipo en los cinco primeros minutos del segundo cuarto, devolviendo la ventaja al Real Madrid, 30-27 minuto 15, algo que ya no cedería jamás. Solo Causeur, parecía tener claro la obligación de anotar puntos, tras la baja de Luka Doncic. Se atisbaba miedo y encogimiento de muñeca en sus compañeros, ya que solo Eddy Tavares, había anotado más de dos canastas al descanso. Los puntos de Doncic, los ponía Fabien Causeur que ya contaba con 11 puntos en 11 minutos de juego, mientras que Facundo Campazzo se reservaba con 4 rebotes y 3 asistencias al descanso. A pesar de su buen inicio anotador, Panathinaikos fue bajando sus porcentajes hasta un horrible 30% al descanso donde KC Rivers, martilleaba a sus ex desde el triple con 3/3 de acierto. A pesar de tan triste porcentaje griego, el Real Madrid no sabía aprovecharlo y su 2/12 en triples fue un lastre durante la primera parte, que concluyo con 38-37 para el Real Madrid. A pesar de ello, el buen acierto desde la zona, dejaba un 48% de acierto en el tiro para el Real Madrid que debía mejorar mucho su juego, si quería llevarse el partido de manera tranquila.

El gran segundo cuarto de Fabien Causeur le sirvió para ocupar plaza en el inicio del tercer cuarto, en detrimento de Jaycee Carroll, que sorprendía sus pocos minutos de juego, siendo uno de los mejores anotadores del equipo en la euroliga. Pero el cambio le vino bien al Madrid, o quizás fuese que apretaron un poco en defensa y consiguieron un parcial de 8-2 en 3 minutos, con el acierto de Jeffery Taylor con 6 puntos en el tercer cuarto. Pero en el lado defensivo, además del talento y la envergadura de Tavares, apareció la pillería de Facundo Campazzo, que secó por completo – 10 puntos 5 asistencias – a Calathes, un jugador que casi promedia un doble doble en puntos y asistencias. Mientras Eddy Tavares se agigantaba aún más en ataque, con 10 puntos 5 rebotes y los 2 tapones del principio, que eran una losa tremenda para Gist y Singleton que no encontraban el aro rival. Además se juntaba Facundo Campazzo con 9 puntos en este cuarto, para ayudar a la escapada del Real Madrid, 53-42 minuto 25. Superar los 10 puntos de diferencia en un partido como el que estaban viviendo los 10000 espectadores del WiZink Center, empezaba a ser un dato muy importante, si los blancos querían llevarse la victoria en tal trascendental partido. Y todo ello acompañado por el partidazo que se estaba cascando Fabien Causeur, que mantenía su buena racha, consiguiendo hasta 18 puntos al final del tercer cuarto, con 7/11 en tiros de campo, aprovechando los minutos que quizás, le hubiesen tocado a Luka Doncic. El parcial de 18-5 en 6 minutos, parecía romper definitivamente el encuentro, ya que los griegos de Panathinaikos, empezaban a ponerse muy nerviosos. El nuevo objetivo del Real Madrid, sería pensar en el basket average - +2 para los griegos en la ida – y en enfriar el partido, pensando en la visita a Milán del próximo martes. El Real Madrid, seguro que no, pero yo sí y por ello me perdí el inicio de remontada de Panathinaikos, de la mano de Mike James, que conseguía 9 puntos en este cuarto para volver a meter en el partido a los griegos 64-55 al final del tercer cuarto. Un 26-18 de parcial, junto al escaso 1/3 en triples – paliando su mal acierto en la primera parte – mantenía el acierto cercano al 50% gracias al trabajo de Causeur con 18 puntos y Facundo Campazzo con 11 tantos y ya 23 de valoración.

No era momento de perder la ventaja madridista, bien es sabido de la importancia del partido de ayer, no solo por la victoria en sí sino por dejar por detrás a uno de sus mayores rivales por la ventaja de campo. A cada intento de Panathinaikos de anotar, recibían la respuesta de los jugadores del Real Madrid, que encontraba en Felipe Reyes a su bregador debajo del aro anotando 7 puntos consecutivos. El partido parecía haberse convertido en un duelo Felipe Reyes vs Mike James, y por ello el resultado, parecía inamovible 79-69 minuto 35. Y es que el base de Portland se destapó con 8 puntos en este cuarto, pero curiosamente fueron los mismos que anotó Fabien Causeur en los últimos 5 minutos del partido para terminar sentenciando el encuentro con 26 puntos en 26 minutos y 29 de valoración. Junto al galo, destacar el encuentro de Facundo Campazzo que se quedó con 15 puntos 5 rebotes 5 asistencias y 28 de valoración. Eddy Tavares terminaba el partido con 14 puntos 7 rebotes y 3 tapones, demostrando su acierto fichando por el Real Madrid en noviembre. Con esta victoria y a la espera de lo que haga esta noche Zalgiris contra Fenerbahce, el Real Madrid es quinto clasificado, que sería cuarto, si Fenerbahce venciese en el Zalgirio Arena. Pero esto no es como termina la jornada de hoy, sino como queda la clasificación el 6 de abril. Por ahora, el Real Madrid, sigue dependiendo de sí mismo para ser cabeza de serie.