Euroliga Jornada 14: Bayern Múnich 72 Real Madrid 82

Como en casa

Cargando...

Un extraordinario Anthony Randolph con 22 puntos en 23 minutos, lidera la victoria del Real Madrid contra el Bayern Múnich, jugando en su pais natal. Los blancos consiguen la cuarta victoria consecutiva, la decimosegunda de la temporada, y se situan a una del Fenerbahce con quien jugará la próxima semana. Resurgimiento de Sergio Llull que terminaba con 19 puntos y un 5/8 en triples. Los blancos, otra vez terminan un partido con más de 80 puntos y más de 100 en valoración.

Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net Photo by Euroleague.net

Acierto. Así podríamos definir la montaña rusa en la que pareció discurrir el partido de anoche del Real Madrid contra el Bayern de Múnich. Una primera parte plena de aciertos, sacudida por una segunda mitad donde el aro quería escupir todo lanzamiento liberado de las huestes madrileñas. Y como – afortunadamente – la victoria se la llevó el equipo de Pablo Laso, la noticia fue una anécdota en vez de convertirse en un problema. Así funciona los mentideros de red social que engloba al Real Madrid de baloncesto. El resultado final del partido, es quien dirige la dirección de los comentarios alrededor de cada encuentro. Hablar del Bayern Múnich, suena a equipo clásico de fútbol. Todos tenemos en la retina los últimos partidos disputados en el verde, de tan felices recuerdos para los futboleros. Pero en el mundo del baloncesto, el Bayern Múnich, está muy lejos todavía, de pelearle los títulos al Real Madrid y al resto de equipos TOP europeos. Por eso, cabe destacar, que nuestro Real Madrid, es la única franquicia deportiva, capaz de ganar – y ser el máximo galardonado – sendas copas de Europa en fútbol y baloncesto y realizar la proeza, la pasada temporada, de ser el primer equipo de realizarlo el mismo año.

Pero este Bayern de Múnich, no sería una perita en dulce, puesto se ha convertido en el equipo revelación de la primera mitad de la temporada regular en la Euroliga. Su 7-6 de balance en la clasificación, le colocaba en una sorprendente 6ª posición por delante de equipos como Zalgiris, Baskonia, Barcelona o Panathinakos. El Real Madrid por su parte, buscaba sacar la victoria para estabilizarse en la buena línea en Europa, buscando su 4ª victoria consecutiva, a la espera de rendir visita al líder Fenerbahce, el próximo viernes. De inicio, Pablo Laso sorprendió al colocar a Sergio Llull y Facundo Campazzo de inicio, con Deck de alero y la nueva pareja interior Randolph y Ayón. Después del partido del martes vs Panathinaikos, cuya derrota le costó el puesto a Xavi Pascual, agradaba ver al Real Madrid muy concentrado en ataque, con gran ataque y un enchufado Anthony Randolph, que parecía tener un idilio con el aro. Sus 5 puntos en 5 minutos, marcaban el camino del Real Madrid que iniciaba un parcial de 2-7 para intentar amedrentar a un Bayern muy flojo bajo el aro, aunque de la mano de Maodo Lo – 5 puntos – y de Danilo Barthel – 8 puntos – anotaban los 13 puntos alemanes en el 13-11 del minuto 5. Pero desgraciadamente para el conjunto bávaro, Múnich contempló la recuperación, por fin, de Sergio Llull. El balear, en los últimos 3 partidos de Euroliga, acumulaba un 3/17 en el triple. Anoche en apenas 5 minutos del primer cuarto, conseguía un 3/4 que desesperaba a la afición del Audi Dome. Junto al balear, Anthony Randolph se doctoró en su país natal, puesto que nació en la ciudad alemana de Wurzburgo, de donde también es Dirk Nowitzky. Con un acumulado de 21 puntos y 5/7 en triples, los dos jugadores del Real Madrid lideraron un parcial de 3-16 para irse al final del primer cuarto, con un contundente 16-27 para el Real Madrid. Los blancos contaban con un 68% en tiros de campo, un 62% en el triple.

clorin 1200 200

Todo parecía indicar, que el partido sería plácido para el Real Madrid, puesto que con ese 62% de acierto en el triple, los madrileños eran muy superiores a un Bayern Múnich que contrariamente, solo disfrutaba del 44% desde el exterior. Los alemanes intentaban forzar mejores tiros para rebajar la diferencia, pero otros dos triples de Llull en 3 minutos, le llevaba a un merecido descanso con 17 puntos con 5 triples y 3 asistencias, en 13 minutos. La salida del campo de Randolph y Llull, atascó curiosamente el juego del Real Madrid con hasta 6 pérdidas de balón en este cuarto, curiosamente, con Facundo Campazzo y Rudy Fernández en cancha. Solo dos tiros libres de Rudy Fernández, fueron la única aportación madridista en 3 minutos, dejando el 26-35 en el minuto 15. Tampoco parecía aportar mucho el Bayern, puesto se encontraba con el gigante Tavares en la zona, colocando 3 tapones en este segundo cuarto. Ello y el 0/6 en triples del Bayern Múnich, ayudaba el nuevo despegue del Real Madrid con Rudy y Thompkins con 5 puntos cada uno, para llegar al descanso con una ventaja muy interesante, 31-46 para el Real Madrid. Los blancos habían lanzado más de tres (17) que de dos (12), pero con buenos porcentajes, un 58% en tiros de campo y un 9/17 en triples. Los 17 puntos de Llull y los 10 de Randolph, eran la opción mas positiva que el partido podría ofrecer, puesto ambos jugadores, no estaban en su mejor momento de la temporada.

Pero como adelantamos en el inicio, el acierto del Real Madrid descendió sobremanera en la segunda parte que hizo que el partido se igualase. Aun así, al Bayern Múnich le costaba acercarse en el marcador, provocado por la buena defensa de los blancos y el error en el triple – 7/24 en todo el partido – que terminó por desquiciar al entrenador del equipo alemán. Los contrataques madridistas eran continuos y el 11/21 en triples, parecía ser un arma muy segura para tener el partido controlado. Además, estábamos disfrutando del mejor partido de Anthony Randolph, quien se encontraba – valga el símil – como en casa, puesto que, en apenas 13 minutos en cancha, llevaba 15 puntos anotados y estaba anulando a todo un número 2 del draft de 2011 de la NBA. Con el americano, nacido en Alemania y nacionalizado esloveno, en cancha, el Real Madrid conseguía su máxima diferencia 40-58 en el minuto 24. En el Bayern, el base serbio Stefan Jokic, intentaba sin éxito liderar a su equipo, pese a los 11 puntos 3 rebotes 4 asistencias y 2 robos que había conseguido en apenas 13 minutos jugados hasta el momento. Pero fue Nihad Ndedovic quien con 6 puntos consecutivos, lideraba un parcial de 10-2 en 3 minutos que ayudó al equipo alemán a quedarse muy cerca en el marcador, 59-65, al final del tercer cuarto. No es excusa, pero las 8 faltas señaladas al Real Madrid – 5 en todo el primer tiempo – en este tercer cuarto, cortaron el ritmo del Real Madrid, que veía como el Bayern Múnich asomaba con 28 puntos en este cuarto, 19 de ellos en 6 minutos, ante un Real Madrid donde Randoph volvía a ser el más acertado con 9 puntos más y donde Llull ni siquiera lanzó a canasta.

Quizás pudiéramos decir, que el Real Madrid “echaba en falta” los puntos de Campazzo (3) de Rudy (5) o de Ayón (4), pero también se notó un desacierto desde el triple, en el tramo final del tercer cuarto, con un 1/5 en 6 minutos, que algo emborronaba el fantástico porcentaje del descanso. El equipo de Pablo Laso, ganaba por 6 puntos y seguía teniendo más lanzamientos triples (26) que tiros de dos (17), para afrontar el último cuarto. Además, la euforia del equipo alemán, seguía instalada en el último cuarto y el parcial subía a un peligroso 7-3 en 2 minutos que colocaba a tiro al Bayern Múnich 66-68 en el minuto 32. El finés Kopponen fue el autor de 5 de esos puntos, que provocaban la preocupación en la cara de Pablo Laso que había recibido 32 puntos en 12 minutos, cuando solo hubo recibido 31 en todo el primer tiempo. Pero el dichoso triple, fue el talón de Aquiles de un Bayern Múnich que nunca pudo ponerse por delante. Tal problema, ofrecía el juego interior en el juego alemán, pero sin suerte, al tener que enfrentarse al gigante Edy Tavares. Hasta cuatro tapones colocó el caboverdiano, además de la inmensa intimidación para seguir manteniendo a los suyos por delante 68-72 en el minuto 35. Y con Randolph en el banquillo, fue Trey Thompkins quien estiraba el resultado con 5 puntos consecutivos para dar el aire suficiente al Real Madrid para llevarse el partido. Cuarta victoria consecutiva del Real Madrid, que sigue los pasos del Fenerbahce, con quien se jugará el liderato el próximo viernes. Pero anoche, tuvo que sudar mucho para llevarse la victoria de Alemania, con Randolph como estrella, con 22 puntos y 5 rebotes en 23 minutos. Y es que el americano, se encontraba como en casa.