Contundencia hacia el liderato

Cargando...
xxxxxxxxxx

El Real Madrid venció 86-59 al Iberostar Tenerife en la octava jornada de la Liga Endesa en partido celebrado en la mañana de ayer en el Barclaycard Center. Un partido donde el Real Madrid se reencontraba con su afición tras dos derrotas consecutivas en Barcelona y la más reciente en Moscú. Se presentaba el equipo blanco con la intención de despejar cualquier duda que se hubiese colado en la cabeza de su exigente afición tras las dos derrotas consecutivas, aunque no lo tendría nada fácil puesto que visitaba el Barclaycard Center el actual líder de la Liga Endesa, el sorprendente Iberostar Tenerife, que compartía balance liguero con el Real Madrid y el FC Barcelona y con la intención de ahondar en la herida del conjunto de Pablo Laso. Para este partido, el Real Madrid contaba con las bajas por descanso de Anthony Randolph que provocaba el debut liguero esta temporada de Trey Thompkins y la de Rudy Fernández aquejado del famoso virus gripal que lleva afectando los jugadores madridistas durante el último mes. Pablo Laso volvía a confiar nuevamente en Luka Doncic para acompañar a Sergio Llull en la posición exterior confirmando una vez más que el jugador esloveno ha dejado de ser una promesa para ser todo una realidad.

CxK8PSdXAAAXQNb

El partido comenzó con el Real Madrid concentrado, poniendo una alta velocidad en ataque y una fuerte intensidad defensiva que asumía abandonar la defensa sobre las esquinas, de las cuales se aprovechaba el conjunto canario consiguiendo pequeñas ventajas en el marcador gracias a su 4/6 en triples.  Tras el 12-15 del minuto 7 de partido, el Real Madrid decidió provocar rápidas transacciones ofensivas que permitian un parcial de 8-0 en apenas un minuto de juego. Terminaría el primer cuarto con ventaja madridista 23-19 gracias a los 7 puntos de Gustavo Ayón y los 5 de Jaycee Carroll. Buen primer cuarto del conjunto madridista con 11 rebotes y 7 asistencias, provocando hasta 6 pérdidas de balón del equipo tinerfeño, que se mantenía dentro del partido gracias a su acierto en el triple y el horrible 8/21 en tiros de campo de los blancos en los diez primeros minutos. Aguantaría el equipo canario hasta el minuto 16 32-30, hasta que apareció definitivamente Luka Doncic para hacer suyo el partido. El base esloveno volvió a dejar su firma en apenas 4 minutos de partido consiguiendo 5 puntos – 2/2 en tiros – y un tapón. Pero el gran protagonista de este segundo cuarto seria Othello Hunter que anotaría 8 puntos – 4/5 en tiros – 3 rebotes, dos en ataque para 13 de valoración. Gracias a ellos dos y al enésimo triple de Sergio Llull al final del segundo cuarto colocaban disparaban al Real Madrid 46-32 tras 20 minutos. Un parcial de 14-2 tras la entrada del joven esloveno dejaba el partido muy favorable para los intereses de los jugadores de Pablo Laso. El Real Madrid mejoraría el porcentaje de tiros de campo 9/15 y cerró finalmente su aro dejando al líder de la Liga Endesa en solo 13 puntos en el segundo cuarto. Tras el descanso, los blancos no bajarían su contundente ritmo colocándole al Iberostar Tenerife un parcial de 13-6 en seis minutos que sumado a lo ya conseguido antes del descanso, se convertía en un 27-10 en 11 minutos que rompería el partido – 59-40 minuto 27 – con un dominante Gustavo Ayón que sumaría 7 puntos más y otros 5 rebotes. Terminaría el tercer cuarto con otro triple desde la bocina, esta vez con la firma de Luka Doncic dejando el marcador en un claro 66-46. Un partido muy controlado por el Real Madrid que vencía 88-32 en la valoración hasta ese momento. Ya con el partido totalmente decidido, Pablo Laso decidió dar minutos a los menos utilizados durante la temporada con Luka Doncic, Jaycee Carroll, Jeffrey Taylor, Andrés Nocioni y Othello Hunter.

Así lo demostraba el escaso parcial de 6-4 en 4 minutos, hasta que el intensivo Andrés Nocioni con un soberano tapón sobre Ferrán Bassas volvía a conectar con los 6500 espectadores del Barclaycard Center para mantener activa la intensidad del partido. Intensidad que mantuvo Jaycee Carroll con 7 puntos y Trey Thompkins con 5 para alcanzar el 86-59 final. Una victoria contundente por parte del Real Madrid, que recupera el liderato de la Liga Endesa consiguiendo 86 puntos con 45 rebotes, 18 de ellos en ataque y volviendo a superar los 110 de valoración. Gustavo Ayón y Jaycee Carroll serían los máximos anotadores del partido con 14 mientras Luka Doncic se quedaría con 13 aportando también 5 rebotes y otras tantas asistencias que le valió para ser el jugador más valorado con 23. El partido también sirvió para que descansaran los jugadores más habituales sobre todo en el último cuarto. El Real Madrid recupera el liderato de la Liga Endesa, empatado con el FC  Barcelona, con un balance de 6-1. El próximo domingo el Real Madrid tendrá que medirse al actual campeón de la Supercopa Endesa, el Herbalife Gran Canaria que está en racha tras llevar una racha de 4 victorias consecutivas y que querrá aprovecharse del cansancio que seguramente llevará el conjunto madrileño tras el doble compromiso europeo. El Real Madrid olvida por completo las dos derrotas sufridas en la última semana y se prepara para la dura semana que le viene por delante con doble jornada en Euroliga frente a Panathinaikos y Barcelona y la siempre difícil visita al Gran Canaria Arena para enfrentarse al Herbalife Gran Canaria.