Euroliga Jornada 18: Real Madrid 94 Olympiacos 78

Cuando hacen "chof", ya no hay stop

Cargando...

Brillante victoria del Real Madrid que anotaó 94 puntos con 127 tantos de valoración y un increible 62% para 55 tiros de campo. Todos los jugadores blancos que entraron a cancha, anotaron. Partidazo de Anthony Randolph que anotó 16 tantos y 8 rebotes, 10 puntos y 4 rebotes en el último cuarto. 13 puntos y 7 rebotes consiguió Ayón, los mismos puntos que Campazzo que repartió 5 asistencias. El Real Madrid, además, consigue vencer el basket average a Olympiacos.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

Cuando una parte de ti, deja de ser aficionado, para sentarse aquí ante vosotros y resumiros un partido de baloncesto, olvida por completo el concepto de la diversión en este maravilloso deporte. Estas acostumbrado a cintas, a pases, a lanzamientos imposibles y por supuesto la defensa. Dejar a tu rival en una anotación irrisoria y con un porcentaje por los suelos. Pero hay días que no sirve de nada defender hombre a hombre o en zona. Un jugador rival puede estar en racha y anotar compulsivamente minutos seguidos y con la sensación de que puede meterla hasta de espaldas. Pero imaginaros, que en vez de ser un jugador, fuese todo un equipo. Pues dejad de imaginar, puesto eso mismo fue lo que hizo anoche el Real Madrid, en su encuentro de Euroliga ante Olympiacos. Los blancos, anotaron un 62% en tiros de campo, con 55 tiros de campo. Fue un impresionante baño anotador de los jugadores de Pablo Laso, con un 21/31 en la primera parte y un 13/24 en la segunda. Daba igual que Spanoulis y su Olympiacos, amenazase guerra en el WiZink Center, poco podían hacer ante un conjunto blanco al que le entraba absolutamente todo.

clorin 1200 200

 Y erróneamente, me llegué a llevar las manos a la cabeza, cuando comprobé que en el quinteto titular del Real Madrid, echaba en falta tiradores. Sergio Llull, Taylor, Deck, Randolph y Ayón, eran los 5 de inicio que sacaba Pablo Laso. Creía que el entrenador vitoriano, pensaba más en detener las acciones de William-Goss y Spanoulis. Además, Papanikolau, venía de ser MVP de la anterior jornada con sus 22 puntos ante Baskonia el martes pasado. Todo eso, estaba en mi cabeza y Pablo Laso y el Real Madrid, me convencieron de mi error. Porque en apenas 3 minutos, el Real Madrid había anotado 8 puntos con 3/3 en tiros de campo y, curiosamente, por debajo en el marcador, en un gran comienzo de Olympiacos liderados, como no, por Vassilis Spanoulis que terminaba el primer cuarto con 7 puntos y 5 asistencias. Y es que todos los ataques del equipo griego se iniciaban de la misma manera, con el pick and roll iniciado siempre por el genio de Larissa. A todo esto, nos encontrábamos con un 12-15 en el minuto 5, sin apenas errores en el tiro y lo mas divertido, sin un número elevado de faltas personales. Fuera táctica, fuera defensa. En este primer cuarto, jugaron hasta 17 de los 24 jugadores de ambas plantillas, con 13 jugadores que ya habían anotado. Un espectáculo de partido con 58% de acierto en Olympiacos y un 75% del Real Madrid. Por tanto, no extraña el 28-23 al final del primer cuarto favorable al Real Madrid donde todos los jugadores, mostraban una gran intensidad, muy diferente a la mostrada en los inicios de los últimos partidos.

Un partido de acierto total, con 65 tantos - 38 por parte del Real Madrid, 27 del Olympiacos – de valoración global solo en el primer cuarto. Estaba claro, que para nada esto tenía pinta de ser un partido “defensivo”. Y además teniendo a Spanoulis, en modo dios con 10 puntos y 5 asistencias – 15 de valoración - en 7 minutos de juego. Gracias al de Larissa, Olympiacos igualó el encuentro tras un 0-5 de parcial que cortó Tavares tras una acción de malabarismo de Facundo Campazzo, que volvió a dejar las cosas en su sitio, con dos asistencias para devolver el mismo parcial, en apenas un minuto. Pero Olympiacos no quería quedarse atrás en el partido. William-Goss, se puso el traje de Spanoulis para mantener a su equipo vivo, mientras era Campazzo quien con 4 puntos y 2 asistencias en solo 5 minutos, monopolizaba la anotación del Real Madrid en este segundo cuarto. Los blancos, seguían por delante del marcador, con un increíble – a estas alturas – 42-38 en el minuto 15. Pero el Real Madrid no quería bajar el pie del acelerador. Con un increíble 60% en este cuarto, los blancos consiguieron más asistencias (6) que rebotes (3) que, por cierto, ninguno era ofensivo. Con todo eso un parcial de 12-3 en 3 minutos, distanciaba a los blancos 54-41 minuto 17, con 5 puntos consecutivos de Trey Thompkins. Pero Olympiacos no se daba por vencido y tras un parcial de 0-5, cerraba una hermosa primera parte 54-46 para el Real Madrid. Ningún jugador, había alcanzado los 10 puntos en el Real Madrid, pero todos ya habían anotado, salvo Prepelic que no llegó a jugar. Los 54 puntos y 70 de valoración, parecían estadísticas de final del tercer cuarto, pero Olympiacos, no permitía relajación absoluta, con 46 puntos y un 54% en tiros de campo.

Como os dije al principio de este artículo, el juego táctico que un enamorado del baloncesto espera ver, no hizo parada anoche en el WiZink Center, durante la primera parte y disfrutamos, como aficionado, del espectáculo de dos equipos que superaban con creces el 50% en tiros de campo. El paso por los vestuarios, no trajo la esperada paciencia. Los dos equipos, seguían empecinados en acercarse a los 100 puntos anotados. Afortunadamente, los poderes de Spanoulis, desaparecieron en esta segunda parte, donde solo anotó 2 puntos, pero repartió hasta 6 asistencias. A pesar de todo, el parcial era un 8-10 en 5 minutos, con Ayón cogiendo las riendas del Real Madrid en ataque, con hasta 9 puntos en este cuarto, siendo el jugador a buscar en ataque. Lo mismo ocurría en la zona griega, donde el gran Printezis, volvía a demostrar su calidad con 33 años y terminar el partido con 11 puntos en 26 minutos. El 62-56 del minuto 25, nos demostraba nuevamente, que para derrotar a Olympiacos, todavía había que sudar mucho. Para sudar, había que empezar a defender. Y el Real Madrid fue el primero en aplicárselo en el partido. Tras recibir 56 puntos en 25 minutos, los blancos consiguieron imponer su ritmo en 7 puntos a Olympiacos, en el resto del tercer cuarto. Ahora sí, el quinteto inicial del Madrid, conseguía hacer valer su máxima defensiva con Taylor y Deck en defensa, mientras Facu se apuntaba a liderar al equipo de Laso, con 5 puntos y 2 asistencias más. Asistencias siempre para Gustavo Ayón que terminaba con 9 puntos este cuarto y llegar a manejar diferencias cercanas y superiores, a los 10 puntos. Los blancos mientras tanto, no cesaba en ataque, todo lo que tiraban, entraba. Daba igual el jugador que lo intentase. Los blancos manejaron un 46% de acierto en este cuarto consiguiendo 18 puntos, pero superando igualmente a su rival, en el parcial del cuarto. Un cuarto que dejaba al mando al Real Madrid 72-63, con Ayón y Campazzo por encima de los 10 puntos cada uno.

El titán volvía a mostrarse intratable, con 13 puntos 6 rebotes y 4 asistencias en 20 minutos. Pero el verdadero héroe del partido, aparecería en el tramo final del mismo, para cerrar elegantemente, la victoria del Real Madrid. Pongan sus videos a grabar, puesto el último cuarto jugado por Anthony Randolph, es para guardar y recordar a muchas personas, lo que este chico nacido en Alemania, pero criado en Carolina del Norte, es capaz de hacer. No solo en ataque, sino también en defensa, aprovechando la longitud de sus brazos, para conseguir 10 puntos – 2/2 en triples – 4 rebotes y 2 robos de balón, solo en estos 10 minutos del último cuarto. Digo 10 minutos, porque el americano ya había anotado un fantástico mate tras robo, para seguir manteniendo al Real Madrid por delante 81-70 en el minuto 35, tras un triple de un enchufado ayer, Jeffrey Taylor con 11 puntos – 3/3 en triples – y 5 asistencias. A partir de ese momento, se inició el rodillo Randolph, que fulminó a Olympiacos en un parcial de 10-2 en 3 minutos, para bordear los 20 puntos de diferencia. Y es que el Real Madrid no cesaba de anotar, 94 puntos con un increíble 62% de acierto en el tiro con 25 rebotes y 24 asistencias y 127 de valoración. Bestial el partido del equipo de Laso, con un Randolph tremendo con 16 puntos 8 rebotes y 3 robos de balón, con Gustavo Ayón en su línea, con 13 puntos 7 rebotes y 4 asistencias, y 13 puntos con 5 asistencias de Facundo Campazzo. Victoria con sabor triple, de ganar a todo un Olympiacos, de ganarle el basket average y de acercarse nuevamente al liderato.