Darussafaka Dogus, un histórico de los años 60

Cargando...
xxxxxxxxxx

No tiene el nombre de los grandes. No se llama Besiktas, Efes, Galatasaray o Fenerbaçhe. Para muchos, puede ser un club relativamente nuevo en la élite, con más nombre en las últimas temporadas tras irrumpir en la Euroliga, donde alcanzó en la 2015/16 en el ya extinto Top-16 y donde fue finalista de la Copa de Turquía. También, su nombre sonó mucho porque un día de finales de agosto de 2015, Marcus Slaughter hacía las maletas y aceptaba una oferta irrechazable del cuadro otomano.

Pero antes de todo esto, el club que penó buena parte del inicio de esta década por la TB2L (segunda división turca), fue un histórico en su país. Antes de que Dogus, patrocinador de la Euroliga, el pusiera el apellido y retomara su lugar en lo más alto del baloncesto turco, mucho antes, el Darussafaka tuvo cosas que decir.

El club originariamente vio la luz en 1914, pero la sección de baloncesto no se creó hasta 1951.  La década los años 60 para el cuadro de Estambul se vivió entre la gloria y el infierno. Fueron finalistas de la Liga de Turqía en 1960 y la ganaron después de manera consecutiva en 1961 y 1962. Esos títulos, junto con el de la Liga de Baloncesto de Estambul (1960) adornan el palmarés del Darussafaka.

https://www.youtube.com/watch?v=Hn5kM0hkQ6o

Sin embargo, en esa misma década de los 60 cayeron en las profundidades del baloncesto turco. En 1968 descendían y cerraban un ciclo dorado que incluyó el debut en competiciones europeas.

Los turcos purgaron culpas en las catacumbas del basket de su país y regresaron a la elite en los años 90. A principios de siglo, el Dacka logró ser 3º en la Liga de Turquía en 2001 y 2002, año en que fue subcampeón de la Copa de Turquía. El siglo XXI vio dos participaciones en la ULEB Cup, prolongación de sus presencias en la Copa Korac en los citados 90

Nuevo batacazo y rescate de Dogus

En 2010, el Darussafaka regresaba a la segunda división, sin éxito en su intento de ascender otra vez con los mejores. No fue hasta que le rescató Dogus, uno de los mayores actores económicos del país, cuando los de Estambul pudieron alzar la cabeza. En 2014 conquistaron la segunda división y en 2015 hacían su debut en la Euroliga. Sólo una canasta casi sobre la bocina de Bogdanovic en la Copa de Turquía 2016 privó al Dacka de levantar un título medio siglo después.

Ahora, con David Blatt a los mandos, el Darussafaka Dogus sueña con seguir pujando por trofeos en Turquía y con ser uno de los mejores ocho equipos en la Euroliga. De momento, viajan novenos, empatados a 5 victorias con el Maccabi y el Barça. No se puede decir que no le están sosteniendo el pulso a Europa.