Despertando a tiempo

Cargando...

Victoria muy sufrida del Real Madrid que tubo que sobreponerse a un mal segundo cuarto donde anotaron solo 7 puntos. Una vez más, Sergio Llull, salvaba al equipo de Laso.

xxxxxxxxxx

El Real Madrid venció al Morabanc Andorra 96-92 en la 16ª jornada de la Liga Endesa. El Real Madrid jugaba su primer partido de Liga Endesa en casa del año pero solo 48 horas después del duro partido que tuvieron que disputar ante el CSKA de Moscú en la Euroliga. En cambio, ayer sin apenas descanso y seguramente aun altos de adrenalina, los blancos recibían la visita del Morabanc Andorra que tras los resultados habidos en la jornada, disputaba su primer match-ball para clasificarse para su primera Copa del Rey. Era lógico imaginar pues un partido que el Real Madrid buscaría relajación para descansar físicamente las piernas cargadas, mientras que Morabanc Andorra intentaría marcar un ritmo alto de juego para conseguir su objetivo. Tras un equilibrado inicio – 8-10 en el minuto 5 – un parcial de 10-0 en 2 minutos ponía tierra de por medio a favor del Real Madrid. Pero el ímpetu de Morabanc Andorra y el buen trabajo de Shermadini (5 rebotes) consiguieron mantenerse dentro del partido llegando al final del primer cuarto con un altísimo 26-21 para el Real Madrid. Los blancos, compensaban su mal porcentaje (16%) en el triple con un alto porcentaje de tiro de dos (60%) donde Jaycee Carroll –ayer titular – conseguía 6 puntos y 2 rebotes. Mientras Gustavo Ayón solo conseguiría 2 puntos pero aportaría 3 rebotes y otras tantas asistencias en los 10 minutos del primer cuarto, donde parecía que Shermadini y Walker eran los encargados de liderar al Morabanc Andorra. Ya con la segunda unidad en cancha, el Real Madrid afrontaría el segundo cuarto con la tranquilidad de verse superior al equipo andorrano. Caso error. Dos perdidas incomprensibles de balón, provocaron sendos contraataques de Morabanc Andorra para acercarse en el marcador. Pasaban los minutos y el Real Madrid se atascaba en ataque, siendo incapaz de lanzar en buenas posiciones. Un parcial de 2-19 en 6 minutos ponía por delante a Morabanc Andorra. Pero en dicho parcial el Real Madrid no consiguió anotar ninguna canasta en juego, tirando apenas 4 veces, perdiendo 5 balones y dando una sensación de desconexión por completo del partido. Es cierto, habíamos avisado en la previa, que los jugadores de Morabanc Andorra iban a venir a Madrid muy enchufados en busca de su billete copero pero realmente llamaba la atención, no tanto el desacierto blanco, sino las pocas ocasiones en que el Real Madrid lanzaba a canasta. Influía también el arbitraje, donde señalaron hasta 3 faltas personales a los jugadores blancos por moverse en los bloqueos ofensivos, mientras que permitían el juego duro de los jugadores interiores andorranos. Una bandeja de Jaycee Carroll cortaba el parcial de Morabanc Andorra colocando el 30-40 en el minuto 17. Era la primera canasta en juego del equipo blanco. Pero David Jelinek con 11 puntos seguía aumentando el parcial visitante ante un Real Madrid desesperado con un 0/8 en triples y sin apenas asistencias. Un exiguo parcial de 3-0 en dos minutos nos dejaba un resultado muy extraño al descanso 33-44._2RM5592Thumb

Un parcial de 7-23 en el segundo cuarto acompañado de un -3 global en la valoración, fueron el detonante de la diferencia de 13 puntos a favor de Morabanc Andorra. El parcial de 2-19 en 6 minutos, junto al 0/8 en triples, las 6 pérdidas de balón y los apenas 3 lanzamientos blancos en esos 6 minutos fue un momento clave donde el Real Madrid fue incapaz de responder a los golpes lanzados por un Morabanc Andorra que aceleraba su juego para conseguir una ventaja cómoda al descanso. Todos confiábamos en un cambio de actitud por parte del Real Madrid. No era normal la imagen dada en el segundo cuarto y, aunque no estaba previsto, el equipo blanco debía de recuperar nuevamente las fuerzas gastadas para remontar el partido ante la mirada de 8300 espectadores que poblaban las gradas del WiZink Center. Y así comenzó el Real Madrid, al menos desde la defensa. Recibir 44 puntos en 20 minutos jugando en casa no era del agrado de Pablo Laso y nuevamente con el equipo titular en cancha, el Real Madrid inició su intento de remontada con un 9-5 – con 7 puntos de Jonas Maciulis – de parcial en dos minutos. En dos minutos, los blancos habían conseguido más puntos que en todo el segundo cuarto. Parecía pues que la desconexión madridista, había finalizado. No se rendía el Morabanc Andorra y gracias a los puntos de David Jelinek se mantenía por delante en el marcador 46-53 en el minuto 25. El Real Madrid seguía trabajando en defensa lo que le costaba conseguir en ataque. Los blancos estaban más afinados en el triple 3/7 en el tercer cuarto momento en el que Rudy Fernández cogía el testigo de Jonas Maciulis para anotar hasta 8 puntos que acompañado de un enorme Gustavo Ayón – 6 ptos y 5 rebotes – consiguieron rebajar la diferencia y afrontar el último cuarto con solo 3 puntos de desventaja, 54-57. Los blancos habían logrado tapar todas sus goteras defensivas permitiendo 13 puntos de Morabanc Andorra, pero aún se mantenían por detrás en el marcador y necesitados de darle otro empujoncito de intensidad al partido si quería mantener el liderato de la Liga Endesa. El Real Madrid necesitaba remontar los 3 puntos de desventaja si quería llevarse el partido y por tanto necesitaba a su mejor hombre, Sergio Llull – solo 5 puntos en 30 minutos – para liderar la recuperación madridista. No se lo iba a poner fácil el Morabanc Andorra que seguía por delante 64-65 en el minuto 33 a pesar de la explosión de Sergio Llull que había anotado 6 de los 10 puntos del Real Madrid en esos 3 minutos. La férrea defensa madridista ayudó al Real Madrid a recuperar el mando en el marcador 71-67 minuto 36. Por primera vez, los blancos también lograban superar el 40% en tiros de campo. Los últimos minutos se convirtieron en un carrusel de tiros libres de los dos equipos, pero un triple de Rudy Fernández – 7 puntos en el último cuarto – parecía dejar sentenciado el encuentro a favor del Real Madrid – 79-73 minuto 38. Pero curiosamente, los blancos se quedaron sin anotar en esos 2 minutos, momento que aprovechó Morabanc Andorra para realizar un parcial de 0-6 y forzar una impensable prórroga al acabar el partido 79-79. Nuevamente, el Real Madrid dejó escapar una ventaja considerable en poco tiempo y volvió a ver como los equipos rivales le superaban al final del partido. Justamente lo que no deseaba Pablo Laso para 48 horas posteriores a un infarto partido contra el CSKA, tener a tus dos jugadores más importantes disputando más de 30 minutos de juego. Los blancos salieron en tromba con 3 triples en 2 minutos para poner tierra de por medio en el marcador 90-85 minuto 42, pero Morabanc Andorra seguía peleando el partido hasta el final de la mano de Albicy – 14 puntos, 10 asistencias – y Shermadini – 21 puntos y 15 rebotes –.

Una nueva bandeja de Sergio Llull – 10 de los 17 puntos del Real Madrid en la prórroga – cerraba prácticamente el partido aunque nuevamente, los errores defensivos madridistas al final, provocaron un 2-5 final que puso de nuevo de los nervios a la parroquia madridista. Final del partido 96-92 con un Sergio Llull imperial, líder de la última remontada blanca. Lo que parecía un partido plácido para el Real Madrid tras el esfuerzo realizado el pasado viernes, se convirtió en una pesadilla de la que el equipo madridista, logró despertar a tiempo. El Real Madrid se mantiene líder de Liga Endesa con 12-3 de balance y la semana que viene rendirá visita a Badalona para enfrentarse al DKV Joventut que ocupa la 15ª posición con 4-11 de parcial.