DJ Seeley: esa final de Copa ante el Real Madrid

Cargando...
xxxxxxxxxx

El exterior estadounidense vive instalado en la elite del baloncesto europeo desde hace unos meses. La carrera de DJ Seeley es de esas que se han construido con pasos muy meditados, pausados, en una escalada que le coloca, a sus 27 años, en condiciones de disputar cada semana los mejores encuentros posibles en el Viejo Continente, los que ofrece la Euroliga.

Sin embargo, hasta llegar al Maccabi Tel Aviv, en ese paulatino ascenso profesional, Seeley ha tenido que vivir caminos menos vistosos.

Dennis Jerome Seeley, DJ Seeley, nació  en California en 1989. Allí labró toda su etapa de formación como jugador de baloncesto.  El Modesto Christian High School fue su lugar en sus días de instituto, para luego pasar a la Universidad de California y concluir su ciclo NCAA en California State Fullerton.

En su penúltimo curso, el primero de los dos que estuvo en California State Fullerton, fue parte del Quinteto Ideal de la Big West Conference, logro al que se acercó en su año de senior, antes de graduarse, donde puso su nombre en el 2º Quinteto Ideal de la Big West Conference.

Su destino era profesional, sin duda. Seeley no era de esos jugadores que pasaban por las aulas para pagarse lo estudios con una beca y luego se dedicaban a otros menesteres. Él podía ganar dinero con el basket. Y lo ganó.

Recién licenciado, probó fortuna en el Radnicki Kragujevac serbio. Aquello le sirvió para debutar en la Eurocup en la 2013/14, pero en febrero ponía rumbo a Alemania. La campaña de adaptación al baloncesto europeo se saldaba con dos equipos y la sensación de que quedaba mucho por hacer.

Reciclaje en la D-League

Así que una vuelta a los orígenes estadounidenses, en formato D-League, era un buen paso atrás para tomar fuerza. En los Delaware 76ers cumplió toda la 2014/15. Era su segundo acercamiento al basket profesional de Estados Unidos, tras sus Ligas de Verano con los Lakers en 2013.

A Seeley le sirvió la D-League para solidificar su trayectoria. Terminada su estancia en la liga afiliada de la NBA, la lesión de Mario Little, en un apurado Manresa, le abrió la puerta de la Liga Endesa en 2015. Seeley triunfó a las órdenes de Pedro Martínez y fue el protagonista de la jornada 34. Ese día, en el Palacio de los Deportes, Seeley firmó 21 puntos para sellar la salvación de los suyos ante el reciente campeón de Europa, el Real Madrid

Subcampeón de Copa 2016

No sería la última vez que Seleey le viera la cara a Laso en una pista. Tras brillar en Manresa, el californiano estuvo con los Cavaliers en verano y luego buscó dar el salto de nivel en Turquía, en el Besiktas, pero salía de tierras otomanas en diciembre de 2015 para regresar a España, al Herbalife Gran Canaria.

En la impresionante temporada de los hombres de Aíto, Seeley tuvo su parte importante: 9 puntos, 4 asistencias y 2 robos en el 81-85 con el que los canarios se quedaron muy cerca de vencer al Madrid de Laso en la final de la Copa del Rey.

Un Maccabi en reconstrucción se fijó en el hombre de los 15 tatuajes, el jugador que había sido MVP de las semifinales de la Eurocup. A finales de junio de 2016 anunciaba su fichaje, con un acuerdo 1+1.

Este viernes Seeley, que está promediando 8,6 puntos y 3,1 asistencias en Euroliga con el plantel de Israel, regresa al Palacio de los Deportes. El lugar donde en 2015 se dio a conocer de verdad con 21 puntos salvadores. Eso le valió un caché, le sirvió para ser subcampeón de Copa y le vale ahora para estar en uno de los clubes más históricos de la Euroliga, aunque esté de capa caída con su 6-10.