Euroliga Jornada 06: Real Madrid 100 Bayern Múnich 82

Doble Victoria

Cargando...

Victoria muy importante del Real Madrid ante el líder de la Euroliga, jugando su mejor partido de la competición europea con un partido muy completo tanto en ataque 100 puntos, como en defensa perdiendo sólo 4 balones. Jaycee Carroll fue el mejor con 19 puntos en la vuelta de Anthony Randolph que consiguió 13 tantos. Doble sonrisa en el madridismo, por la victoria en sí y por el juego mostrado por los de Pablo Laso.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

Después de dos victorias consecutivas ligueras, el Real Madrid volvía a acometer su talón de Aquiles personal, la Euroliga. Ya el pasado viernes, los de Pablo Laso mostraron una buena imagen en la segunda parte en la derrota ante el FC Barcelona y esa buena imagen, se mantuvo en las victorias ligueras ante Movistar Estudiantes y Coosur Real Betis de ésta misma semana. Pero no a tiempo completo y como dice Pablo Laso: “Trabajamos para recuperar nuestra identidad” y eso es algo que lógicamente es casi tan importante como una victoria de un partido cualquiera. Pero no lo tendría fácil el Real Madrid, puesto que visitaba el WiZink Center el flamante – e inesperado líder – Bayern Múnich con 4-1 de balance y que contaba con 4 victorias consecutivas. La clasificación de esta Euroliga 2020-2021 colocaba al Real Madrid 16º pero curiosamente a solo dos victorias del Playoffs. Impresiona e ilusiona ver lo igualado que se encuentran todos los equipos de la Euroliga a día de hoy. Buenas noticias para Pablo Laso, que recuperaba a Anthony Randolph para la acción y donde aun esperan volver Fabien Causeur y Gabriel Deck.

Repetimos la importancia del partido, donde queríamos ver a un Real Madrid competitivo, donde los aleros apareciesen nuevamente y se controlase el control del balón sin cometer demasiados errores. Y para conseguir estos objetivos, Pablo Laso situó de inicio a Campazzo, Jaycee Carroll, Alberto Abalde, Edy Tavares y la grata sorpresa de Anthony Randolph. Y precisamente el norteamericano nacido en Alemania fue de los más acertados en el comienzo del partido con 7 puntos conseguidos de los 13 del Real Madrid que dominaba 13-6 en el minuto 4, con un juego muy atractivo en ataque y muy contundente en defensa, donde el Bayern Múnich luchaba por conseguir buenas posiciones para el lanzamiento. Además, por fin nos encontrábamos con un segundo jugador que aportaba lo mismo que Randolph en el primer cuarto y se llamaba Jaycee Carroll. El jugador de Wyoming está en un gran momento de forma tras conseguir 12 puntos y 11 de valoración media en los dos últimos partidos ligueros. Jaycee Carroll volvió a aportar 10 puntos en este primer cuarto para que el Real Madrid cogiese distancia en el marcador gracias también al 62% en tiros de campo con un maravilloso 7/8 en tiros de dos, un dato que esta temporada le coloca en 13º lugar en porcentaje de toda la Euroliga. Por tanto, podemos decir que ha sido el mejor cuarto del Real Madrid en la actual Euroliga y se demostró con el 27-17 al final del primer cuarto. 17 puntos del Bayern Múnich, los mismos que los sumados por Randolph y Carroll. Además, los blancos contaban con apenas 1 pérdida de balón y 6 asistencias, cuatro de ellas de Facundo Campazzo.

Además el Bayern Múnich contaba con un 38% de acierto y sin ningún jugador destacado en anotación. Pero la experiencia y la estadística, nos recordaba que el partido aun estaba muy abierto y el campeón alemán quería demostrar el porqué de su liderato. Y lo intentó aprovechándose del paso por el banquillo de Edy Tavares – desquiciado todo el partido por las faltas personales – y Anthony Randolph. Jalen Reynolds y Paul Zipster superaron en la pintura tanto a Trey Thompkins y Usman Garuba y no les permitieron coger ni un solo rebote defensivo en el segundo cuarto. Además el Real Madrid desapareció en ataque y amenazaba nuevamente con su famosa desidia anotadora en parciales dentro de los partidos. Y se demostró como en apenas 6 minutos, un parcial de 8-19 colocaba a Bayern Múnich por delante 35-36 en el minuto 16. Seis puntos de Thompkins y dos de Llull, fueron la única aportación merengue durante el segundo cuarto donde volvimos a ver el “problema” de no encontrar capacidad anotadora de los exteriores del Real Madrid. Mientras, el equipo alemán apenas necesitó de ese periodo de tiempo para volver a meterse en el partido con un eléctrico Wade Baldwin que anotaba 8 puntos en este periodo, sintiéndose imparable en la cancha. Pablo Laso lo vio claro y recuperó a Campazzo, Abalde y Randolph para encaminar de nuevo el partido e intentar recuperar las buenas sensaciones del inicio. No consiguió parar la ofensiva alemana el Real Madrid aunque sí recuperó su inercia ofensiva y con un parcial de 14-8 en 4 minutos, colocaba un esperanzador 49-45 al descanso, con un triplazo monumental de Sergio Llull sobre la bocina. La buena noticia, residía en que el Real Madrid volvía a anotar más de 20 puntos en un cuarto y mantener un 55% en tiros de campo. Además, Trey Thompkins sumaba 8 tantos para equilibrar lo conseguido por Baldwin. Lo negativo, los 28 puntos recibidos por Bayern Múnich que había secado la faceta reboteadora del Real Madrid y además conquistó 19 rebotes al descanso, 7 ofensivos… por los 8 rebotes totales del Real Madrid.

clorin 1200 200

Pero creo que la primera parte del Real Madrid fue bastante buena, por el 55% en tiros de campo, los más de 20 puntos por cuarto y las escasas 2 pérdidas – 1 por cuarto – que llevaban al descanso. Pronto debíamos olvidar la primera parte de nuestra cabeza, ya que en dos minutos, una jugada de cuatro puntos de Baldwin, colocaba el 53-53 en el minuto 23. Lo destacamos en la crónica porque desde ese momento, el Bayern Múnich no volvió a coger la delantera y el americano Baldwin no volvió a ver aro tras su magnífico repertorio de la primera parte. Y es que, si hay un jugador franquicia en el Real Madrid durante la última semana, es Jaycee Carroll. Si el pistolero de Wyoming conseguía 10 puntos en el primer cuarto, remataba otros 9 tantos en este tercer periodo para no jugar más y cerrar su partidazo con 19 puntos y 20 de valoración. Esta vez, la mala noticia recaía en un golpe en la pierna derecha de Facundo Campazzo que hizo sonar todas las alarmas en el WiZink Center con empate en el marcador y con 15 minutos por jugar. El triple, volvía a ser nefasto para las huestes madridistas con un 6/22 en el partido, 1/7 en este tercer cuarto para un equipo que, sin embargo, contaba con un feliz 76% en tiros dentro de la zona, lo que ayudaba a realizar un parcial de 15-6 desde la lesión de Campazzo para cerrar el tercer cuarto con una ventaja interesante 70-61 para el Real Madrid. Y es que los blancos, seguían con escasos 15 rebotes – 6 de ellos de Thompkins – por  los 27 de Bayer Múnich y el comentado 27% en triples. Pero era un nuevo cuarto con más de 20 puntos anotados y solo otra pérdida más de balón y con un  Carroll sensacional con 19 puntos por los 14 de Thompkins y los 13 de Randolph.

Aunque la victoria no estaba cerrada, la sonrisa en la boca de los aficionados madridistas se hacía notar porque, además de los datos comentados, no era tan esencial los números de Campazzo – 5 puntos y 6 asistencias – ni de Tavares – 6 puntos y 1 rebote – para mantener un alto ritmo de juego. Y más buenas noticias recibió parroquia del Real Madrid con un cuarto final de ensueño que nos hizo recordar lo realizado por los blancos el pasado martes contra Coosur Real Betis. Lo que pedíamos al inicio del partido, se completó en este cuarto con 30 puntos anotados, con un 71% de acierto en tiros de campo, 62% en triples con 5/8 con dos de Llull que terminó con 14 puntos y otros dos de Rudy Fernández que terminó con 9 tantos. Pero fue Alberto Abalde quien, con 8 puntos en este cuarto, sentenciase el partido con un parcial 14-6 en 4 minutos y dejar un claro 84-67 en el minuto 34. Titulamos doble victoria, porque a sumar la victoria en el partido, hay que sumar la victoria estadística con más de 20 puntos en los 4 cuartos, con 52 puntos entre los aleros Rudy, Abalde, Llull y Carroll, con solo 4 balones perdidos y con 13 puntos y 20 de valoración de un muy esperado Anthony Randolph. Ésta victoria es un anécdota en la clasificación, pero como decimos, es muy importante para coger moral para el futuro, donde los blancos vuelven a jugar 4 partidos en los próximos 9 días.