Euroliga Jornada 3 Real Madrid 100 Armani Milán 90

Doncic nos pone a 100

Cargando...

Extraordinario partido jugado entre Real Madrid y Armani Milán con 190 puntos anotados y 211 puntos de valoración conseguidos. Buen inicio de Campazzo y Ayón y enorme último cuarto de Fabien Causeur. Luka Doncic es de otro planeta tras anotar 27 puntos coger 8 rebotes repartir 5 asistencias y robar 3 balones para 41 de valoración en 28 minutos, Los blancos, siguen imbatidos tras 8 partidos.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Debo confesar que no andaba muy preocupado en la previa por el partido de anoche. Iluso de mí creía que, aun siendo el partido muy difícil, sí el Real Madrid lo iniciaba bien, lo encaminaría rápidamente para llevarse el triunfo. Caso error el mío. El mismo lunes por la noche pude comprobar que Armani Milán llevaba un balance de 0-2 en Euroliga pero anotando 85 puntos y consiguiendo 86 puntos de valoración ante rivales de Final Four como son CSKA de Moscú y Fenerbahce. Fue entonces cuando temí por el resultado y por la victoria cómoda en el partido de anoche. Andrew Goudelock les lideraba desde el exterior y Patrick Young desde el interior. La suerte para el Real Madrid, ante su carencia de jugadores interiores, era la baja del jugador de Florida, pero Arturas Gudaitis estaba preparado para asaltar el Palacio. Un WiZink Center que esperaba ver otra demostración de poder del Real Madrid tras sus dos últimas victorias vividas en su cancha contra CSKA de Moscú y Unicaja de Málaga. La baja de Randolph, bien cubierta el domingo por Radoncic, no parecía ser un problema grave contra un equipo, en principio, de menos nivel. 

El inicio del partido nos volvió a dejar a Dino Radoncic en la posición de ala-pívot titular. El experimento realizado por Pablo Laso el domingo, dejó buenas sensaciones y el montenegrino volvió a disfrutar de minutos en cancha desde el inicio. Ambos equipos demostraron ser líderes en anotación en toda la Euroliga y sin apenas errores en el lanzamiento se llegaba a un 14-14 en el minuto 5. Luka Doncic ya había cogido la fusta de líder de equipo consiguiendo 8 puntos de valoración en esos 5 primeros minutos, jugando a su antojo. Jugando en un parqué donde Armani Milán también quería ser protagonista de la mano de Vladimir Micov y Andrew Goudelock que controlaban el juego con su casi pleno acierto en el lanzamiento a canasta. Su 60% de acierto era enorme, pero parecía pobre ante el escandaloso 8/8 en tiros del Real Madrid en 7 minutos. Pero Armani Milán no se arrugaba ante tal acierto y con la ayuda de M´Baye y Gudaitis logró mantenerse igualado del Real Madrid en el marcador. El acierto ganaba a las defensas con unos porcentajes altísimos que dejaron el marcador en 30-28 al final del primer cuarto. Y es que, por los blancos, volvieron a aparecer sus dos estrellas, Luka Doncic ya brillaba con 10 puntos 2 rebotes y 3 asistencias, mientras que el mexicano sumaba 7 puntos 1 asistencia y 1 robo de balón. Los blancos contaban con un 85% en tiros de campo, solo 3 rebotes, pero 6 asistencias para 38 de valoración. Contra cualquier equipo, estos números serían demoledores, pero en la noche de ayer, Olimpia Milán no estaba dispuesto a dejarse ir y con Goudelok con 6 puntos, Micov con 7 y Amath M´Baye con 5, conseguían apretarle las vestiduras al equipo de Pablo Laso. 

Tan bien lo estaban haciendo los italianos, que Pianigiani mantuvo a su quinteto en el segundo cuarto. Lógicamente el acierto madridista decayó de forma progresiva, de la misma manera que Andrew Goudelock empezaba a crecer. Cinco puntos seguidos de la "mini mamba" colocaba por primera vez por delante a los italianos que continuaban manejando perfectamente el rol del partido, un rol que precisamente le venía de perlas al Real Madrid. A la fiesta de Goudelock se sumaba el serbio Vladimir Micov – acostumbrado a realizar grandes partidos contra el Real Madrid – consiguiendo dos triples más sin fallo, manteniendo a los italianos por delante 41-43 minuto 15. La segunda unidad blanca encontraba los puntos de la mano de Felipe Reyes y un buen Chasson Randle que daban descanso a Gustavo Ayón y Luka Doncic que reponían fuerzas en el banquillo. Pero esta vez la intensa defensa madridista poco podía hacer ante el acierto de Olimpia Milán que hizo un 8/10 en tiros de campo, siendo un 5/7 en triples. Ese hecho provocó la vuelta de Ayón y Doncic para intentar invertir la situación y situar nuevamente por delante al equipo blanco. Una canasta final del esloveno situaba el empate 54-54 al final del segundo cuarto. Espectacular primera parte de ambos equipos, con un Real Madrid con un 63% en tiros de campo 7 rebotes 12 asistencias 3 robos de balón y 60 de valoración. Pero se topó con un excelente Armani Milán con un 70% de acierto 13 rebotes 10 asistencias y 57 de valoración. El enorme partido de Luka Doncic con 12 puntos 3 rebotes y 3 asistencias con 17 de valoración en 11 minutos mantenía intenso al Real Madrid ante un Armani Milán que empezaba a ver el agujero interior del Real Madrid como bien decía los rebotes, 7 de los blancos por 13 de los italianos. 

 

El inicio del tercer cuarto fue de locos. Sonaron las alarmas entre los más de 8000 espectadores que fueron al WiZink Center cuando descubrieron el parcial de 0-6 en minuto y medio de un enchufado Armani Milán. Su 70% seguía aumentando de la misma manera que el enfado de Pablo Laso desde la banda. Fue cuando delante de nuestros ojos, Luka Doncic decidió vestirse de superhéroe anotando 6 puntos en apenas dos minutos quedándose ya con 25 de valoración en 13 minutos jugados. Como todo superhéroe que se tercie, necesitábamos un ayudante, un Robin para nuestro Batman. Facundo Campazzo nos regaló una asistencia de lujo para un mate de Gustavo Ayón y una entrada a canasta marca de la casa posteriormente. La maquinaria blanca ya funcionaba en ataque y desde ese momento, empezó a despegar en defensa. Los blancos consiguieron sacar de quicio al Armani Milán con un parcial de 12-0, con 2 robos de balón y provocando 3 pérdidas a unos hipocondriacos italianos que buscaban techo ante semejante tempestad. Con 66-60 en el minuto 25, una falta personal más otra  antideportiva, en la misma jugada, colocó a Luka Doncic 6 puntos más en su casillero hasta los 24 – 12 en 5 minutos – puntos en total. Con una espectacular acción entre Doncic, Campazzo y Ayón cerraron un fantástico 20-0 de parcial en 4 minutos que dejaba el marcador en 74-60 en el minuto 26 y que parecía enterrar las posibilidades de remontada del Armani Milán. Pero los italianos, fiel a su enorme inicio de temporada, devolvió parte del parcial con un 0-8 en apenas dos minutos. Era el momento de aprovechar la gran debilidad madridista del momento, el juego interior. Era el momento para el lituano Arturas Gudaitis que hizo suya la zona con 16 puntos sin fallo y 6 rebotes, acompañado de 2 tapones. Era el gran dominador de la zona y recordaba a Pablo Laso la necesidad de fichar a un nuevo pívot para al menos, cerrar estas posibilidades. El Real Madrid buscaba contratacar y todo aquello que no se llamase Gudaitis, era bien detenido en la canasta madridista. Se llegaba al final del cuarto con ventaja madridista 81-74. Luka Doncic ya no se quitaba la capa de Superman y conseguía 26 puntos 5 rebotes 4 asistencias y 2 robos de balón para 38 de valoración en 21 minutos de juego. Ël solo, lideraba al Real Madrid ante un gran Armani Milán. 

A los blancos le quedaban 10 minutos para aguantar el último arreon italiano y no le quedaba otra, que rebajar el 52% de acierto de Milán. Y desde la defensa el Real Madrid ganaría el partido permitiendo solo 16 puntos de Armani Milán en el último cuarto, gracias al trabajo de Maciulis y Rudy Fernández en defensa y a un espectacular Fabien Causeur con 8 puntos en este cuarto que no permitía acercamiento alguno a Armani Milán 92-84 minuto 35. Arturas Gudaitis se seguía encontrando a sus anchas dentro de la zona madridista pero cada minuto se encontraba más solo en la anotación de su equipo. La determinación del francés y un triple de Taylor en el último minuto, finiquitaron un partido espectacular entre ambos equipos con 190 puntos anotados y 211 puntos de valoración entre ambos equipos. Muy bien Goudelock con sus 20 puntos, incluso Micov con los 15 que llevaba en la primera parte, pero no debemos olvidarnos que, Arturas Gudaitis, nos recordó la falta e importancia de fichar a un nuevo cinco interior, para cubrir las bajas de Randolph y sobretodo de Kuzmic.  

Por parte del Real Madrid, partido muy completo con un 55% de acierto en el tiro de campo, 26 rebotes, 23 asistencias, 10 robos y 117 de valoración. Sobresaliente Gustavo Ayón, una vez más, con 13 puntos 5 rebotes 6 asistencias y 3 robos de balón, para 19 de valoración. Pero ya es sobre humano, el partido realizado por Luka Doncic. 27 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias, 3 robos, 10 faltas recibidas y 41 de valoración en 28 minutos de juego. Lo que hace este chico con apenas 18 años es sencillamente impresionante que permite, con su juego, hacer menos dañino, nuestro dolor por la lesión de Sergio Llull. Mañana jueves, nuevo examen, esta vez en Kaunas, para intentar seguir siendo invicto esta temporada, de un equipo que tiene a un líder, que nos pone a 100.