Liga Endesa Jornada 26: Real Madrid 78 Mombus Obradoiro 65

Doncic reparte y Carroll dispara

Cargando...

El Real Madrid se convirtió definitivamente en equipo de playoff tras su victoria ante Mombus Obradoiro, gracias al trabajo de Walter Tavares con 3 tapones y de Jaycee Carroll con 22 puntos y 9 rebotes. Otro partido descomunal de Luka Doncic, con 10 puntos 6 rebotes y 7 asistencias. Los blancos suman su cuarta victoria consevutiva, la 23ª en toda la competición.

Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu Realmadrid.com Borja Abreu

Este calendario de locos, nos ha dado una semana de tregua de emociones y de nervios, pero no de partidos. Y es que el final de la liga regular de la Euroliga, nos ha dado 10 días de descanso, para afrontar con garantías la eliminatoria de cuartos de final, contra el Panathinaikos de Xavi Pascual. Semana de tregua, que no de descanso, puesto que los jugadores del Real Madrid – y su afición – tienen que soportar tres partidos en apenas seis días, algo que pueden estar acostumbrados en la capital del reino, pero no tanto con tan poca emoción, con el previsible descanso de jugadores importantes y con los dedos cruzados esperando que el próximo martes 17 de abril, lleguen todos los jugadores madridistas sanos y sin ningún contratiempo, esperando si es posible, que Sergio Llull, pudiese disputar minuto alguno en dicha eliminatoria. En la mañana de hoy, el Real Madrid se jugaba una victoria más y el acceso definitivo a los playoffs finales de la Liga Endesa, algo que seguramente conseguiría de igual manera, en fechas posteriores. Por tanto el partido de hoy, tendría que ser un partido tranquilo para el Real Madrid.

clorin 1200 200

Y así era el partido de esta mañana, donde espero que los aficionados de Mombus Obradoiro me perdonen, pero para el aficionado madridista, pensar en lo que le viene en este dichoso y desconcertante calendario Liga/Euroliga, le vienen sudores y mareos. Porque disputar 3 encuentros en seis días, con la mirada puesta en la importante cita del martes 17 contra Panathinaikos, resultaba más una prueba de supervivencia, que la de rematar el liderato de Liga Endesa lo antes posible. Todos teníamos claro, que además el equipo gallego, iba a venir con el cuchillo entre los dientes, para dar la sorpresa en el WiZink Center y llevarse una victoria que le acercase al sueño de jugar los Playoffs. Pronto se vio lo que decimos, con un Mombus Obradoiro muy concentrado y buscando hacer daño a los blancos desde el lanzamiento exterior, una de las marcas registradas del conjunto de Moncho Fernández. Acertados en ataque, pero muy lejos de sus registros exteriores. Así comenzó Mombus Obradorio que mantenía el frente del partido 7-11 en el minuto 5, ante un Real Madrid muy anárquico, sin nutrir de balones a su juego interior, donde Randolph y Tavares, solo realizaron dos lanzamientos a canasta de los 13 realizados por todo el equipo en el primer cuarto. Para ello se bastó Luka Doncic, para conseguir 6 puntos y 10 de valoración en un santiamén. Pero en defensa era otra cosa, el equipo gallego se mostraba muy cómodo en ataque, con rápidas transiciones y aprovechándose de los muchos errores en la zona blanca. Y es que hasta en 5 ocasiones perdieron los blancos el balón, permitiendo 7 rebotes en ataque y por tanto, era muy normal el parcial de 1-7 en solo dos minutos, que dejaba el electrónico en 8-18 para Mombus Obradoiro en el minuto 8 de partido. Pero el pobre acierto en el triple – 3/10 en el primer cuarto – del equipo gallego, y el crecimiento de Jaycee Carroll, salvaría los muebles con un nuevo parcial de 11-0 en 3 minutos, con 10 puntos del jugador mormón. Terminaba el primer cuarto con ventaja madridista 19-18, donde el equipo de Laso sesteo demasiado y donde Doncic con 6 puntos y Carroll con 10, anotaron 16 de los 18 puntos de su equipo.

En la reanudación, el parcial final del primer cuarto, seguía abierto. Y lo lideraba un sorprendente Chasson Randle, que se manejaba mejor como base anotador que como base asistente. Y es que el Neoyorquino conseguía 6 puntos anotando bandejas de mucha calidad y demostrando su rapidez en cancha, algo que apenas ha podido demostrar en un equipo fabricado para que otros lideren la anotación. Nick Spires, frenaba la racha madridista con la primera canasta de Obradoiro en 4 minutos, colocando el 23-18, tras un parcial de 15-0. El Real Madrid, quería aprovecharse del desacierto de Mombus Obradoiro que contaba con un escaso 31%, tras haber conquistado 18 puntos en los 5 primeros minutos de partido. La ventaja madridista, era aprovechada por Pablo Laso para darle minutos de descanso a Fabien Causeur y Felipe Reyes, donde el cordobés solo disputó 4 minutos, mientras el francés, ni siquiera saltó a cancha. Intentaba Obradoiro recuperar a base de sus hombres altos, donde Artem Pustovyi y Eimantas Bendzius eran los máximos anotadores del cuadro gallego, consiguiendo recuperar la ventaja hasta el 25-24 del minuto 15. Las bajas de Causeur y Reyes, fueron cubiertas por Santi Yusta y Dino Radoncic, que disfrutaron de 21 y 16 minutos en cancha respectivamente. Pero precisamente, esos 4 minutos de Felipe Reyes, fueron otro momento para recordar, donde se pasó de un 27-24 al 40-32 en esos cuatro minutos finales. Un parcial de 13-8 con el cordobés en pista y dar la máxima ventaja a los blancos 40-32 al descanso. Los blancos habían controlado su mal inicio de encuentro, devolviendo un parcial de 32-14 en 15 minutos, protegiendo mucho mejor el balón con solo 2 pérdidas en el segundo cuarto.

Nuevamente con los titulares en pista, el Real Madrid rompió definitivamente el partido en el tercer cuarto, de la mano de Jaycee Carroll y Walter Tavares. El gigante caboverdiano solo necesito de dos tiros, pero su enrome figura en defensa, bloqueaba todo intento de Mombus Obradorio para anotar. Para el cuadro gallego, era toda una odisea superar al africano y se encontraron con un nuevo parcial, esta vez de 9-0, en 5 minutos favorable al Real Madrid que se distanciaba finalmente en el marcador 49-35 minuto 25. Si Tavares era un muro en defensa, en ataque la pólvora la encendía Jaycee Carroll quien, con 7 puntos en este cuarto, lideró nuevamente al equipo de Laso para solventar más pronto que tarde el encuentro. Junto al killer de Wyoming, Anthony Randolph recuperó algunas sensaciones del pasado viernes para conseguir sus 6 puntos del partido en este tercer periodo. Este arsenal ofensivo, lo intentaba detener Mombus Obradoiro con el trabajo de Matt Thomas, muy bien defendido por Jeffery Taylor, que dejó al americano en apenas 6 puntos en 21 minutos. Le seguía costando al cuadro gallego anotar, como bien demuestra el escaso 30% tras 55 lanzamientos a canasta. De manera diametralmente distinta, al partido de ida, los gallegos se encontraban con un 23% en el triple, su punto fuerte. Por tanto, parecía lógico el 20-7 de parcial en 8 minutos, para cerrar el tercer cuarto en un claro 62-42.

El Real Madrid había conseguido solventar un nuevo mal inicio de partido, con una fuerte defensa y un rápido contrataque, que ya parece ser el santo y seña del equipo de Pablo Laso. El último cuarto sirvió para dar minutos de descanso a los más habituales y poner en cancha a Santi Yusta y Dino Radoncic, junto a un mejorado Gustavo Ayón con 6 puntos, pero con 7 rebotes y 3 asistencias en 20 minutos de juego. Luka Doncic volvió a estar superlativo con sus 10 puntos 6 rebotes y 7 asistencias, manejando al equipo y controlando el partido, donde Jaycee Carroll fue el máximo anotador con 22 puntos y 9 rebotes. Con esta victoria, la 23ª en Liga Endesa, el Real Madrid es equipo matemáticamente de playoff y ya prepara un nuevo partido, a disputar el martes, ante el Divina Seguros Joventut.