Liga Endesa Jornada 01: Joventut Badalona 69 Real Madrid 88

Dulce Debut

Cargando...

Victoria clara del Real Madrid en el debut de la Liga Endesa, con gran acierto en los triples con 46% de acierto. Jaycee Carroll con 17 puntos fue el mejor de los blancos con 5 triples, en un partido donde todos los jugadores anotaron. Especial recuerdo para Usman Garuba, titular, con 5 puntos en 13 minutos. Klemen Prepelic anotó 19 años con el Joventut, jugando ante sus ex.

ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau ACB Photo / D. Grau

Se alzaba el telón de la Liga Endesa para el Real Madrid, en una temporada donde las continuas comparaciones y referencias con el FC Barcelona, no dejarán de sucederse. Pero el estilo creado y gestionado por Pablo Laso y su equipo, harán oídos sordos y se centrarán en trabajar todos los días para lograr sus objetivos. Para comenzar el viaje, partido en la siempre complicada pista del Joventut de Badalona, club con ganas de revancha puesto fueron los blancos quienes les eliminaron de los playoffs de cuartos la temporada pasada. Reencuentro de Nico Laprovittola con su ex equipo, de la misma manera que del Real Madrid con Klemen Prepelic, cedido al club catalán y que tan buena pretemporada ha realizado este verano. En el Real Madrid era baja Rudy Fernández, aquejado de problemas en su muslo izquierdo lo que hacía entrar en la primera convocatoria liguera, a Usman Garuba quien sorprendentemente, fue titular dejando en el banquillo a todo un Anthony Randolph. Además del americano, Fabien Causeur, sin minutos en la final de la Supercopa, se asomaba como alero titular quedándose en el banquillo, tanto Gabi Deck como Jeff Taylor.

Es otra competición, pero pareció un partido más de lo mismo. Al menos para el Real Madrid que salió concentrado en realizar su partido, rápidos en ataque e intensos en defensa, como ya nos enseñaron en los dos partidos de la Supercopa. Ya avisamos del cambio del quinteto de Pablo Laso con la entrada de Causeur y Garuba junto los habituales Campazzo Carroll y Tavares. Quizás el que haya otro partido 48 horas después, influyó en la decisión del técnico vitoriano. Aunque para nada el Real Madrid salió dormido y con un Carroll sensacional, se mantenía por delante de un Joventut Badalona que ofrecía una batalla espectacular con Alen Omic y Luke Harangody como baluartes ofensivos, retando al gigante Tavares, y ganado gracias al tiro exterior. Pero los triples madridistas, empezaban a ser claves como en la pasada supercopa, dejando el 13-15 en el minuto 5. Hasta 5 triples anotaron los blancos en este primer cuarto por solo 2 del conjunto verdinegro. Precisamente con un triple de Prepelic, los locales tuvieron su última ventaja en el marcador 18-15 en el minuto 7, cuando Jaycee Carroll decidió hacer suyo el partido y con un 4/6 en tiros de campo, anotaba 11 puntos para darle la ventaja al Real Madrid 22-23. Tan mal nos tiene acostumbrados el Real Madrid, que pese a anotar 23 puntos y con un 50% tanto en tiros de campo como en triples, notábamos que le faltaba más intensidad para llevarse el partido. Buenos minutos de Usman Garuba que en el primer cuarto, sumaba 5 puntos, 1 rebote y 1 soberano tapón. Por parte local, Klemen Prepelic demostraba su calidad con 7 puntos y ya 3 asistencias. Pero el 2/6 en triples empezaba a ser una losa contra un Real Madrid presumiblemente muy anotador.

clorin 1200 200

Las rotaciones en el segundo cuarto, colocaron un nuevo quinteto por parte madrileña con Laprovittola, Sergio Llull, Taylor, Randolph y Mickey. Un quinteto con un estilo más defensivo que el titular, pero estando Sergio Llull en cancha, pocas veces se puede desperdiciar tanto talento ofensivo. Siete puntos anotaba el menorquín, que sigue con la inercia del Mundial y subió la velocidad al ataque madridista, aunque al resultado le costaba avanzar, 29-32 minuto 15. Pero el bien acierto en ataque no se vio acompañada en defensa, con hasta 9 pérdidas de balón al descanso, con 3 de ellas de Laprovittola, pelín nervioso por jugar contra sus ex. El partido se convirtió en un tramo lleno de despropósitos con un parcial de 10-11 en casi 8 minutos, hasta la salida de Gabi Deck, en este caso de alero, para devolverle esa intensidad y carácter que parece tener los jugadores argentinos de serie. Junto a Deck, volvieron Campazzo y Tavares para liderar un parcial de 3-7 en 4 minutos y desperezarse de la presión del Joventut. Una presión que se mantenía en la primera parte, gracias al acierto de Alen Omic con 8 puntos en la primera parte y hasta 4 rebotes. Le acompañaba Harangody con 7 puntos y otros 4 rebotes ante un Real Madrid en él que destacaban los 7 puntos de Llull en este cuarto, no tan brillante como el primero, donde tuvieron que volver los titulares, porque no convencían a su entrenador. Al final de la primera parte, ventaja para los visitantes 36-41. Los triples eran los culpables de que los blancos se mantuviesen delante en el marcador – 2 del Joventut y 7 del Real Madrid – ante una Penya muy mejorada en este segundo cuarto, rozando el 50% en tiros de campo.

Y es que el Real Madrid, no parecía estar al 100%. Parecía algo distraído con ya 9 pérdidas de balón o solo 7 asistencias realizadas, además de no haber lanzado ni un solo lanzamiento de tiro libre en toda la primera parte y de haber realizado un solo tapón, por parte de Usman Garuba. Dicho tapón no le valió a Garuba para salir en el quinteto inicial del tercer cuarto, dejando su puesto a Gabi Deck, donde Pablo Laso, parecía querer recuperar las sensaciones del argentino tras su sensacional Supercopa. Tras un inicio titubeante, con errores defensivos incluidos, el Real Madrid subió algo la velocidad en ataque, de la mano de Facundo Campazzo con 5 puntos consecutivos para elevar la diferencia hasta los 10 puntos, 45-57 minuto 25. Ahora los errores eran verdinegros, pero afortunadamente para ellos, subían los rebotes ofensivos, de momento, el gran lastre en la temporada del Real Madrid. Joventut Badalona, pasaba de tener 3 rebotes al descanso, a 9 al final del tercer cuarto. Un lastre muy importante a mejorar en el juego blanco, con o sin torres en cancha. Estaba claro que nuevamente, el Real Madrid debía ganar el partido en defensa y se puso manos a la obra. Joventut se quedó en apenas cuatro puntos en cinco minutos de juego, debido en gran medida al aumento de la intensidad blanca en defensa. Mientras, en ataque, aparecía la figura de Gabi Deck en jugadas uno contra uno, con jugadores mucho más grandes que él y consiguiendo hasta 8 puntos en los últimos minutos de este cuarto, para dar el estirón definitivo en el partido gracias a un parcial de 11-24 en 9 minutos que sentenciaban el partido. Una canasta final de Kerem Kanter, colocaban el definitivo 49-65 al final del tercer cuarto.

Es verdad que el Joventut de Badalona, había bajado su porcentaje hasta el 42% en tiros de campo y que el Real Madrid había anotado hasta 24 puntos, pero seguíamos detectando errores puntuales en un equipo que se va haciendo con el paso de los días. Los blancos apenas contaban con 9 asistencias, habían permitido 9 rebotes en su canasta y solo dos jugadores sumaban dobles dígitos en anotación en el partido. También se puede disculpar a comprobar al comprobar el reparto de minutos, donde Jaycee Carroll sumó 23 minutos siendo el jugador que más minutos estuvo en cancha. Todos los jugadores blancos anotaron, diez de ellos valoraron, mientras que Garuba y Causeur se quedaron en cero. Taylor recuperó su estadística en este último cuarto para llegar a 11 puntos. Un cuarto final, donde el juego se volvió a embarrar con hasta 14 faltas personales a sumar a las ya habidas en el tercer cuarto, Dentro de un partido, donde las diferencias ya se mantenían por encima de los 10 puntos favorables a los madridistas. Una ventaja que llegó a superar los 20 puntos, 60-80 minuto 37. Prepelic con 19 puntos, fue el mejor del Joventut de Badalona, que no pudo aguantar el ritmo del Real Madrid tras el descanso donde el parcial fue 33-47. Por parte del Real Madrid, Jaycee Carroll con su 5/8 en triples fue el mejor con 15 de valoración. Los blancos, vuelven a la Liga Endesa venciendo y ya preparados para encarar el partido de mañana contra UCAM de Murcia, en el WiZink Center.