Duros por dentro

Cargando...
Victoria importante del Real Madrid a domicilio con un gran partido de Trey Thompkins con 12 y de todo el juego interior madridista anotando 45 de los 74 ptos.
xxxxxxxxxx

El Real Madrid venció 59-74 al Zalgiris Kaunas en la 18ª jornada de la Euroliga jugada en el Zalgirio Arena de la capital lituana. El Real Madrid viajaba a Kaunas tras un curioso descanso de 5 días sin competición tras el partido liguero jugado el domingo en Badalona. Dato halagüeño para recuperar sensaciones físicas en los jugadores madridistas para recapacitar sobre lo ofrecido en los últimos partidos disputados que terminaban siempre con una apurada remontada en los últimos minutos para llevarse trabajadas victorias. Quizás habría que modificar el estilo de juego, quizás las jugadas prioritarias o, quien sabe, la mentalización para los inicios del primer y tercer cuarto. Si atendíamos a la clasificación, la victoria se atonjaba obligatoria ante el Zalgiris que ocupaba una pobre 14ª posición con únicamente 6 victorias en 17 partidos. Pero en una competición como la Euroliga, todos los partidos son muy duros e igualados que obligan a mantener siempre muy alta la concentración. Comienzo muy igualado del partido – 8-12 minuto 5 – donde curiosamente los puntos de Zalgiris llegaban de canastas en la zona olvidándose del tiro exterior, mientras que por lado madridista eran Felipe Reyes y Gustavo Ayón quienes tenían más acierto de cara al aro. La entrada a cancha del cedido madridista, Augusto Lima, modificó el ataque de Zalgiris en el tramo final del primer cuarto consiguiendo hasta 7 puntos en apenas 3 minutos gracias a los continuos pick&roll que los jugadores del Real Madrid eran incapaces de frenar. La escasa aportación de Anthony Randolph – solo 3 minutos en cancha – propició un parcial de 9-5 donde el jugador brasileño de Zalgiris – motivado ante sus ex – jugaba a sus anchas debajo del aro hasta el final del primer cuarto que terminaría con empate a 17. Los puntos madridistas llegarían a través del juego interior con 11 puntos entre Felipe Reyes y Gustavo Ayón sin fallo en el lanzamiento. Nuevamente los interiores (57%) funcionaba mucho mejor que el exterior (28%) con un errático Sergio Llull que decidió dejar a cero su anotación pero repartir hasta 5 asistencias dentro del primer cuarto. El inicio del segundo cuarto vino acompañado de una gran noticia que era el acierto en su primer lanzamiento exterior de un últimamente desacertado Jaycee Carroll. Buen partido el de ayer para el jugador de Wyoming que anotó sus 3 triples intentados. Demasiadas imprecisiones en ambos equipos dejaban un parcial de 6-7 en cinco minutos pero donde Othello Hunter empezaba a encontrar su “coto de caza” con 9 puntos y 4 rebotes, añadiendo la intimidación a los jugadores de Zalgiris anotando únicamente 16 puntos en el segundo cuarto. Nuevamente – con la ausencia en cancha de Sergio Llull – Luka Doncic volvió a convertirse en base trabajador con 4 rebotes y 2 asistencias, demostrando nuevamente a los aficionados al baloncesto que no todo es anotar. Mientras Zalgiris continuaba con su asedio interior tras su errático 2/8 en triples. Paulius Jankunas cogía el relevo de Lima en la anotación lituana para mantener el partido igualado 33-31 en el minuto 18. Pero el segundo cuarto era territorio del cazador. Othello Hunter aportaba el músculo debajo de los aros y con 3 robos de balón en esos dos minutos el Real Madrid se apuntaba un parcial final de 0-10 para abrir una pequeña brecha en el marcador al descanso 33-41. 24 puntos anotados con 10 asistencias y solo 2 pérdidas de balón, marcaba el buen cuarto realizado por los jugadores del Real Madrid iniciado desde la defensa con un enorme partido de los jugadores interiores. En Zalgiris Kaunas, solo Jankunas y Lima veían aro con fortuna pero no se apreciaba ningún otro foco de peligro para la de momento cómoda victoria visitante.

Pero nuevamente, los posos producidos por los malos partidos recientes, volvieron a aparecer en la superficie del Real Madrid durante el tercer cuarto. Solamente 5 puntos anotarían los ayer titulares del equipo de Pablo Laso en los 5 primeros minutos del tercer cuarto. Tampoco sería muy preocupante debido a los escasos 8 que también serian capaces de anotar Zalgiris en los mismos minutos. La floja anotación madridista, provocaba un parcial de 16-5 en 7 minutos de juego que devolvía la ventaja a Zalgiris Kaunas 49-48 ante un Real Madrid que estaba destinado a dejar en anécdota el buen trabajo en el segundo cuarto. Solo 12 puntos anotarían los blancos en el tercer cuarto donde Sergio Llull absorbió todo el juego del Real Madrid anotando 5 puntos. Fueron los únicos puntos anotados por jugadores exteriores. Nuevamente los interiores madridistas liderados por Othello Hunter y un muy buen Trey Thompkins para llegar nuevamente igualados al final del tercer cuarto 53-53. Parecía pues que volveríamos a tener otro final de infarto para intentar conseguir la 13ª victoria de la temporada en Euroliga. Pero en esos primeros minutos del último cuarto donde nos poníamos a pensar y discutir que jugador o jugadores podrían liderar una nueva remontada madridista, apareció un desconocido en la temporada actual como es Trey Thompkins. Es verdad que su primer minuto trajo dos complicaciones ofensivas del de Georgia, pero se le veía metido en ritmo de partido y lo demostró anotando los 9 primeros puntos del Real Madrid con 3 triples en 3 minutos que ponía un parcial de 0-9 que a la postre sería un puñal en el corazón para las opciones del Zalgiris Kaunas. El tercer triple de Jaycee Carroll llegaría en el minuto 34 de partido que confirmaría un espectacular parcial de 0-14 con 4/5 en triples que silenciaba el Zalgirio Arena. Con el partido dominado por Trey Thompkins en ataque, los blancos se dedicaron a aumentar su intensidad defensiva. Poco importaba la nula anotación blanca en los 3 minutos posteriores. La defensa madridista solo permitía 6 puntos de Zalgiris Kaunas en los últimos 10 minutos del partido. Llegaríamos al final del partido con una victoria clara por parte del Real Madrid 59-74 contra un Zalgiris Kaunas que solo se vio con opciones en un mal tercer cuarto de su rival. Hablábamos a principio de temporada, que el Real Madrid había conseguido formar el mejor juego interior de Europa, pero prácticamente hasta ayer, no recuerdo partido donde su trabajo fuese tan determinante. Estamos acostumbrados a destacar el extenso y anotador juego exterior del que dispone el Real Madrid con Sergio Llull y Luka Doncic como estiletes, pero en el partido de ayer, fueron Gustavo Ayón (11 ptos 22 valoración) Felipe Reyes (8 puntos en 16 minutos) Trey Thompkins (12 puntos con 4 triples) y Othello Hunter (14 puntos y 6 rebotes) quienes se llevaron prácticamente la victoria de vuelta a Madrid. Los cuatro interiores madridistas, anotaron 45 de los 74 puntos del Real Madrid jugando apenas una media de 18 minutos y consiguiendo 13 ptos de valoración. Con esta victoria, el Real Madrid se confirma en 2ª posición de la clasificación con 13-5, 5 victorias por encima del 9º puesto y 2 sobre el 5º clasificado. Esperemos por tanto, que el juego del Real Madrid vuelva a ser más global a partir de ahora y dispongan  jugar más con los jugadores interiores. La próxima semana, tendremos de nuevo doble cita con la euroliga, empezando el miércoles viajando a Alemania para jugar contra el Brose Basket Bamberg 12º en la clasificación con un balance de 7-11.