Liga Endesa Jornada 30: Movistar Estudiantes 75 Real Madrid 92

Edy, The Baby

Cargando...

Victoria aplastante del Real Madrid, que no acusó la resaca europea, ante un Movistar Estudiantes que solo aguantó 15 minutos, con un Landesberg desaparecido, donde debutó Sergio Llull en Liga Endesa con 14 puntos en 19 minutos y con un increible Walter Tavares, quien con 13 puntos 13 rebotes y 3 tapones, dominó un partido donde fue todo un gigante ante Movistar Estudiantes.

ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel ACB Photo E. Candel

Llegaba el derby de la capital, quizás en el mejor momento para Movistar Estudiantes. Los locales, llegaban al partido con el mismo número de victorias que la temporada pasada pero esta vez, metidos de lleno en la pelea por el playoff de la Liga Endesa. Por su parte, el Real Madrid, venía al derby con la resaca de la serie contra Panathinaikos, que le dio el pase a la Final Four de Belgrado. Su cómoda ventaja en la clasificación de la Liga Endesa, quizás permitiese un partido de relajación – mental y muscular – de lo cual se pudiese aprovechar el Movistar Estudiantes, con la buena noticia del regreso de Sylven Landesberg y la motivación de superar a su gran rival, para meterse de lleno por la octava posición de la clasificación donde se encontraba a dos partidos. En el Real Madrid, ya sea por descansos o por pequeñas lesiones, Pablo Laso decidió dejar fuera de su convocatoria, a Rudy Fernández, Anthony Randolph y Gustavo Ayón, que compartieron asiento al lado del banquillo, junto a Facundo Campazzo y Ognjen Kuzmic.

Para el inicio, Salva Maldonado decidió poner de inicio a su estrella Sylven Landesgerg, junto a Omar Cook y Dagoberto Peña en las alas, con Goran Suton y Alec Brown en la pintura. Curiosa la participación inicial del dominicano Peña en el quinteto de Maldonado, quizás fuese un justo premio por sus dos aportaciones en los dos anteriores duelos con 15 puntos frente a Morabanc Andorra y 11 puntos contra Obradoiro, en menos de 20 minutos. Por parte del Real Madrid, nuevamente Luka Doncic volvía a ser titular junto a Fabien Causeur y Walter Tavares y la inclusión por sorpresa, de Santi Yusta y Dino Radoncic en el quinteto inicial del partido. Decidía Laso, poner a Yusta como primer defensor de Landesberg en vez de Jeff Taylor que aguardaba en el banquillo, junto a Sergio Llull, que por fin debutaría en la Liga Endesa. El comienzo del partido, fue el esperado, con un Movistar Estudiantes con intensidad, buscando anotaciones rápidas e intentando sacar de la zona a Tavares para aprovechar su escasa velocidad. En cambio, el Real Madrid, volvía a incidir en las numerosas pérdidas de balón, buscando la altura de Tavares. Pero cuatro pérdidas de balón ya eran demasiadas en apenas 3 minutos, con el marcador 6-4 para Movistar Estudiantes. Pero rápidamente se torció el plan del equipo del Ramiro, debido a su escaso 33% en tiros de campo y al control de juego que empezaba a tener Luka Doncic en el partido. Todo empezaba por la escasa presión que Peña y Landesberg producían en su defensa y que permitía al base esloveno a nutrir de balones a sus compañeros para empezar a mandar en el marcador 9-10 minuto 5. El golpe era duro para Movistar Estudiantes, que sufría para aguantar el ritmo que infligía el Real Madrid, batiéndose con éxito en la frágil defensa local, provocando un parcial de 3-14 en 5 minutos para los visitantes. Goran Suton con 5 puntos en este cuarto, lideraba a su equipo para engancharse al partido, donde Luka Doncic era amo y señor con 8 puntos para cerrar el primer cuarto, con ventaja madridista 16-21. La diferencia era de 5 puntos, pero las sensaciones eran mayores. Puesto que Movistar Estudiantes apenas vivía de un 33% en tiros de campo, contra el 50% de un Real Madrid que le valía con el ritmo impuesto por Doncic.

Los cambios no favorecían a Movistar Estudiantes, donde Landesberg solo fue capaz de anotar un tiro libre con un 0/5 en tiros de campo. Y era aun peor, comprobando el 1/5 en triples del Real Madrid, acompañado de hasta 6 balones perdidos. Mucho debía cambiar el partido para Movistar Estudiantes, que se encontraba muy pobre en ataque y lo que era peor, inexistente en defensa, que lo aprovechaba primero Llull para dar hasta 3 asistencias en este segundo cuarto, y Trey Thompkins con dos triples conquistados para alargar la distancia del Real Madrid en el marcador. La segunda unidad de Movistar Estudiantes, se agarraba al encuentro, de la mano de sus hombres pequeños, Hakanson y Cvetkovic con 9 puntos de los 15 de su equipo en este cuarto, para igualar al máximo el partido 25-28 en el minuto 15 de encuentro. Pero no dieron más de sí, debido a que sus compañeros no acompañaban en la anotación, con 6 puntos de Landesberg, 5 de Suton y 2 de Carner Medley. En ese momento, desaparece Movistar Estudiantes. La entrada de Edy Tavares por Felipe Reyes mediado el segundo cuarto, deja en evidencia la nefasta defensa colegial consiguiendo 8 puntos y 5 rebotes en escasos cuatro minutos para prácticamente, sentenciar el encuentro. Y si el partido de Tavares parecía poco, Luka Doncic acabo de romperlo en los 3 últimos minutos del segundo cuarto con un parcial de 2-11 para cerrar el segundo cuarto con 31-44 para el Real Madrid con 13 puntos de Luka Doncic y los 9 puntos, 9 rebotes y 2 tapones del gigante Tavares, que se encontraba muy a gusto en la zona estudiantil. Landesberg ya era el máximo anotador de Movistar Estudiantes, pero solo con 6 puntos, y apenas un solo lanzamiento en juego durante este cuarto. El 30% en tiros de campo, unido a los 26 puntos en valoración, dejaba unos réditos muy pobres para enfrentarse al Real Madrid.

clorin 1200 200

Y si todo eso fuese poco, el Real Madrid decidió incrementar en un punto su defensa, con el marcaje esperado e intenso de Jeff Taylor a Sylven Landesberg que seguía totalmente anulado. Y todo esto ya con un escandaloso parcial de 0-12 en cuatro minutos – los dos últimos del segundo cuarto y los dos primeros del tercero – donde era Suton quien conquistaba la primera canasta en ese periodo de Movistar Estudiantes. El conjunto colegial se encontraba desbordado por el acierto del Real Madrid que seguía campando a sus anchas, dentro de la zona estudiantil, conquistando hasta 10 puntos en menos de cuatro minutos, muy diferente a lo 5 de Movistar Estudiantes quien seguía abusando del tiro exterior, temiendo encontrarse con Walter Tavares, quien ya había condenado a Landesberg con un nuevo tapón en el inicio del cuarto. Un triple precisamente, del jugador americano, rebajaba la primera diferencia de +20 que había conquistado el Real Madrid, para dejar el resultado en un claro 40-57 en el minuto 25. Y es que ahora, a la fiesta madridista, se unía Fabien Causeur, con 9 puntos en este tercer cuarto donde el Real Madrid terminó de reventar el partido, si no lo estaba ya. Solo Alec Brown parecía acertado en un Movistar Estudiantes, que veía como su estrella volvía a tener un discreto cuarto con un 1/5 en tiros de campo. En cambio, el Real Madrid seguía jugando a placer con el dominio de Edy Tavares en la pintura, consiguiendo 13 puntos y 13 Tavares tras los 30 primeros minutos. Parecía un partido de profesionales contra cadetes, al que incluso se sumaba a la fiesta un Sergio Llull, muy moderado para su manera de jugar, y conseguir 5 puntos consecutivos, para cerrar el tercer cuarto, 51-74 para el Real Madrid. Todo ello dentro de un parcial de 6-12 en 3 minutos, que dejaba a Movistar Estudiantes en 51 puntos con un 33% en tiros de campo, con Landesbrg y Carner Medley en un 4-18 en tiros y Omar Cook con tan solo una asistencia.

El último cuarto, fue apenas un trámite, debido a la enorme ventaja de la que disponía el Real Madrid y donde pudimos contemplar con estupor, la friolera de 15 triples intentados por el cuadro colegial y terminar con un 11/41 en triples. A pesar de los 16 puntos de Landesberg, no tuvo su día en el lanzamiento con un 4/16 en tiros de campo, siendo además el más valorado con 13 puntos. El nefasto partido jugado en la tarde de ayer por Movistar Estudiantes, es una imagen muy lejana a la que los aficionados del conjunto madrileño, quieren ofrecer a su afición, deseosa de encontrarse entre los ocho mejores de la clasificación. Mientras en el Real Madrid, Sergio Llull se luciría en el último cuarto anotando 5 puntos para terminar con 14 puntos 2 rebotes 3 asistencias y 17 de valoración en 19 minutos, dándose a conocer al técnico estudiantil Salva Maldonado. Mientras Luka Doncic, había dominado en la primera parte y conseguía 14 puntos 5 rebotes y 3 asistencias para 20 de valoración. Y Trey Thompkins, hizo su mejor partido del año con 14 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones, apra 24 de valoración en 26 minutos. Pero el mejor partido ayer, no fue otro que Walter Edy Tavares, que solo necesitó de 21 minutos para conseguir 13 puntos con 6/6 en el tiro, 13 rebotes, 7 ofensivos y 3 tapones, para terminar con 29 de valoración. Y es que ayer, el caboverdiano, demostró ser el gigante de un partido contra niños.