Liga Endesa Jornada 30ª ICL MANRESA 80 REAL MADRID 91

El primero de la lista

El Real Madrid vuelve al liderato de Liga Endesa a falta de 3 jornadas para el final.

Cargando...

Victoria clara y contundente del Real Madrid en un partido ya controlado al final del primer cuarto con el 13-33 en el marcador. Trey Thompkins 21 puntos en 20 minutos volvería a dar toda una lección a todos aquellos que le consideran prescindible

ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch ACB.com J.Alberch

El Real Madrid se jugaba el liderato en Manresa. Además, dependiendo de sí mismo si era capaz de conseguir la victoria en los cuatro partidos que aún le restaban para terminar la liga regular. Un dato determinante para el equipo madrileño ya que únicamente el Herbalife Gran Canaria ha sido capaz de vencer en el WiZink Center en la competición liguera. Su rival en la noche de ayer, era el colista. El ICL Manresa, un histórico de nuestro baloncesto, se encontraba en una crisis de resultados esta temporada habiendo vencido 4 de los 28 partidos jugados hasta la fecha consumándose matemáticamente su descenso de categoría, algo que desgraciadamente, habrá que esperar a final de temporada para comprobar si se produce. Visto estos datos, el partido debería ser un “2” claro en la quiniela y dar como colofón el liderato – empatado a balance con el Valencia Basket – de la Liga Endesa.

Empezaba el partido con un Real Madrid con 5 victorias consecutivas en la Liga Endesa y con el nuevo objetivo – en este caso nacional – de lograr la primera posición al final de la liga regular y tener ventaja de campo en todas las series de playoffs. Eran bajas Jaycee Carroll y Anthony Randolph que ante todo son jugadores anotadores. El puesto del pívot nacido en Alemania, fue ocupado por Trey Thompkins que decidió dejarnos un partido para el recuerdo. Suyos fueron 9 puntos sin fallo y 3 rebotes en el primer cuarto, donde los blancos salieron con la clara intención de cerrar el partido lo antes posible. Ese empuje dejaba un claro 4-20 en apenas 5 minutos para el Real Madrid con fantástico – 8/13 – acierto en el lanzamiento a canasta. No tenía suerte ICL Manresa – 4/14 – en el lanzamiento y que veía como un cómodo Real Madrid iniciaba un pequeño despegue. Un despegue frenado por pequeños parciales de ICL Manresa fruto más de la relajación madridista que por la intensidad catalana. Un parcial de 8-1 en 4 minutos limpiaba el marcador manresano, pero fue contestado con otro 1-9 en apenas 60 segundos que dejaban el marcador final del cuarto en un evidente 13-33 para el Real Madrid. Si los blancos juegan sin presión y sin encontrar intensidad en el rival es lógico encontrarse con un 12/18 66% en tiros de campo, teniendo un 6/7 en triples y ya 13 rebotes con 8 asistencias. 44 puntos de valoración no es muy lógico en un único cuarto pero que ya dejaba a las claras la posibilidad del Real Madrid de manejar el partido hasta el final.

Era lógico y previsible el empuje local en el inicio del segundo cuarto. Un 8-2 de parcial en 3 minutos volvía a encender las gargantas del Nou Congost esperando una intensa reacción de ICL Manresa para al menos dificultarle el partido al Real Madrid. Pero dicha intensidad rebotaba ante los dos interiores – ayer – suplentes. Felipe Reyes – 10 puntos y 3 rebotes – y Othello Hunter – 7 puntos y 4 rebotes – consiguieron 14 de los 22 puntos del Real Madrid en el segundo cuarto. El marcador seguía siendo claro para los visitantes 30-46 minuto 17. Scott Suggs parecía ser el único jugador de ICL Manresa acertado de cada al aro consiguiendo 14 puntos – de los 25 de su equipo – dentro del segundo cuarto. A pesar de la lógica mejoría en el tiro de ICL Manresa con un 40%, se llegaría al descanso con un 38-55 para el Real Madrid. La diferencia en la valoración lo decía todo 28-73 para los madridistas que seguía controlando los tirones del equipo manresano sobre todo a través de Scott Suggs con 17 puntos mientras que ninguno de sus compañeros conseguía más de 4 puntos anotados. Por parte madridista, seguían contando los 9 puntos sin fallo de Trey Thompkins en el primer cuarto y los 10 puntos y 3 rebotes de Felipe Reyes en el segundo.

No cambiaria mucho la dinámica del partido en el tercer cuarto con un 0-8 de salida para el Real Madrid para conseguir su máxima ventaja del partido 38-63 en el minuto 22. Gracias principalmente a otro cuarto espectacular de un siempre elegante Trey Thompkins que conseguía 10 puntos más en el tercer cuarto dando un espectáculo de lanzamientos. El de Atlanta conseguía su punto 19 en el partido – 7/7 en tiros de campo – para dejar a su equipo con un 47-70 en el minuto 26 donde nuevamente volvió a llegar el segundo momento de relajación del equipo madridista. Joe Trapani, Michael Machado y Pere Tomás se entonaron al final del tercer cuarto para conseguir superar nuevamente los 20 puntos en un cuarto. Mientras un Real Madrid relajado seguía manteniendo una importante ventaja al final del cuarto 60-75 superando en todo a su rival como indica su 99 en valoración. Además de los 19 puntos de Thompkins, el trabajo bajo los aros de Felipe Reyes y Othello Hunter, permitían dar descanso a los, en teoría, jugadores franquicia del equipo como pudiesen ser Doncic y Ayón – 4 puntos entre ambos – y Sergio Llull que solo disputaría 20 minutos en el partido.

Con todo decidido, el último cuarto fue un “quiero y no puedo” de ICL Manresa de recortar las diferencias con el Real Madrid, muy serio, a pesar de llevar amplias ventajas desde prácticamente el inicio de partido. En cuanto los locales conseguían apretar el marcador acercándose a los 10 de diferencia, los madridistas volvían a pegar otro pequeño estirón. Todo ello dejaba un 71-84 en el minuto 35, es decir, solo +2 en el parcial del cuarto para un ICL Manresa que veía como se le acababa el tiempo y no conseguían rebajar la diferencia. Nuevamente Felipe Reyes con 14 puntos y 7 rebotes y Othello Hunter con 11 puntos 6 rebotes y 2 tapones, detenían cualquier intento catalán de soñar con la remontada. Con 73-89 en el marcador, un parcial de 7-2 en dos minutos maquillaba el resultado final al 80-91 definitivo.

Partido importante para conseguir el liderato de la Liga Endesa a falta de 3 partidos y permitirse “olvidarse” durante 15 días de la Final Four de la Euroliga. Gran partido de Trey Thompkins que volvió a demostrar que es un jugador apto para formar parte de la plantilla del Real Madrid con 21 puntos en 20 minutos con una espectacular exhibición de lanzamientos desde todas las posiciones, bien acompañado por los interiores de la segunda unidad madridista que permitieron darle “descanso” anotador a Sergio Llull – 12 puntos – Gustavo Ayón – 2 puntos – y de Anthony Randolph y Jaycee Carroll en un día que Pablo Laso les dejó fuera de la rotación. Una demostración más de la amplia plantilla madridista que afronta uno de los meses más importantes de la temporada. Un mes que el Real Madrid afronta como el primero en la lista.