Playoffs Liga Endesa Semifinales 1º Partido: Real Madrid (1) 88 Herbalife Gran Canaria (0) 70

Gigante

Cargando...

Una enorme lección defensiva del Real Madrid, le otorga el primer punto de la eliminatoria de semifinales. Los 40 rebotes conquistados, 21 de ellos en ataque, y las 15 pérdidas de balón de Gran Canaria, permiten a hacer un gran partido del Real Madrid, que Edy Tavares - 17 puntos y 7 rebotes - Felipe Reyes - 9 puntos y 7 rebotes - y Anthony Randolph - 7 puntos y 6 rebotes - hacen a este equipo, un gigante.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

Estrenamos junio, ya centrados en el inicio de las semifinales de la Liga Endesa. Tantos meses centrados en la trayectoria de la euroliga, pasando de puntillas en la competición nacional, para ahora sí poner los 5 sentidos para intentar conseguir el doblete. Un doblete al que el Real Madrid ha llegado en sus mejores condiciones de toda la temporada. Quizás la moral obtenida por conseguir la preciada euroliga o, sobre todo esto último, la recuperación de casi todos los efectivos, ha hecho que los blancos recuperasen un nivel de juego, que todos presumíamos el pasado verano, que ofrecería esta temporada el conjunto de Pablo Laso. Pero todo eso era previsible y desde ayer, comenzaba una nueva aventura, ante un rival algo inesperado, pero siempre peligroso como es el Herbalife Gran Canaria. Es más, el Real Madrid lleva un 20-2 de parcial en los últimos 22 partidos jugados – desde el 20 de marzo – siendo precisamente el cuadro canario, uno de los únicos dos equipos capaces de vencer al Real Madrid. Además, la victoria contra pronostico de Herbalife Gran Canaria ante el actual campeón, Valencia Basket, llenaba de confianza y de ilusión al cuadro canario, para dar un susto al Real Madrid en la noche de ayer.

clorin 1200 200

Por tanto, el guion original del partido, estaba bastante definido y curiosamente, los dos equipos lo siguieron al pie de la letra. Puesto que no debíamos olvidar, que Gran Canaria venía hiper motivados tras vencer in extremis en la Fonteta de Valencia hacía 72 horas, mientras que los blancos, descansaban desde el pasado martes, donde volvieron a dar otra lección de baloncesto, algo que últimamente nos tiene mal acostumbrados, el Real Madrid. Un Real Madrid, que llegaba a la cita con la baja por lesión de Gustavo Ayón, un contratiempo que pudo ser cubierto por la vuelta de Trey Thompkins – mi gratitud por el jugador americano, por volver tan pronto a Madrid, tras la repentina muerte de su madre DEP – aunque no terminase disputando minuto alguno. Por tanto, el quinteto local, volvía a estar formado por la pareja de bases Campazzo y Doncic, con Taylor como alero y la sorpendente pareja Anthony Randolph y Felipe Reyes de centers. Digo sorprendente, porque confiaba en darle la titularidad a Tavares en vez de Felipe. Como dijimos en la previa, la salida en tromba de Herbalife Gran Canaria distorsionaba con la relajación madridista, que como bien indicaba Pablo Laso, creía ganar el partido andando. Esa es la motivación por conseguir algo inesperado contra algo que estás realizando por décima vez consecutiva. Así era evidente el 2-11 de inicio en apenas 3 minutos con un 20% en tiros de campo por parte de los locales y un 71% de acierto de los visitantes con un Luke Fisher, dominador del partido desde sus 2,11 metros, consiguiendo 7 puntos. La reacción del Real Madrid, empezaba a venir a cuenta gotas, con un desdibujado Anthony Randolph y Jeff Taylor, que se encontraban incapaces de solventar el ataque canario que se empezaba a marchar en el marcador 4-16 en el minuto 5. Hasta ahí fue donde pudo llegar el Gran Canaria. Con la salida a cancha de Sergio Llull y Rudy Fernández, la actitud del equipo blanco mejoró en miles y, con la salida de Edy Tavares, ganaban en intimidación y defensa. Todo ello cambió porque Herbalife Gran Canaria, solo pudo anotar 6 puntos en cinco minutos, después de los 16 iniciales. Cierto es, que el Real Madrid, tampoco tuvo su mejor cuarto de la noche, pero terminar el cuarto con 14-22, desperdiciando los 6 triples intentados, no era tan mala señal como pintaba el inicio. Y es que un escaso 33% en tiros de campo en los blancos, era un símbolo inhabitual en los hombres de Pablo Laso, donde volvía a aparecer la figura de Felipe Reyes con 5 puntos y 3 rebotes.

Personalmente, todo era cuestión de tiempo. La salida a cancha de tiradores como Rudy Fernández y Jaycee Carroll, animaba a mejorar la nefasta estadística del primer cuarto y solo pasarían 40 segundos, para ver el primer triple del Real Madrid, obra de Rudy Fernández. Y hago un llamamiento al triple, porque fue fundamental en el segundo cuarto para que los blancos volviesen a coger aire al partido y con un 3/4 en tres minutos, unido a un mate espectacular de Dino Radoncic – gran partido el suyo, con 4 puntos y 4 rebotes en 12 minutos – colocaba un parcial de 11-4 en 3 minutos para dejar al Real Madrid a tiro, 25-26 minuto 13. No va más. La defensa madridista se puso por fin en serio, no solo para rebajar la anotación canaria, sino también para encenderse en el rebote ofensivo, consiguiendo 5 rechaces en el segundo cuarto, conquistando la primera ventaja blanca en el marcador, 31-30 en el minuto 15. Todo ello con la batuta del incombustible Jaycee Carroll, que a sus 35 años, sigue siendo un killer anotador, con 10 puntos en apenas 6 minutos de juego. Al alero de Wyoming, se le unía un enorme Rudy Fernández que está viviendo el mejor mes de temporada, añadiendo 8 puntos a su casillero. Y es que, entre ambos aleros, conseguían 16 de los 22 puntos anotados por entonces de un Real Madrid que estaba dejando un parcial de 24-6 en 8 minutos de juego. Todo esto fortalecía el liderato en el partido del Real Madrid, que llegaba al descanso con una clara ventaja, 42-32, tras un parcial de 28-10 en el segundo cuarto. No solo los 10 puntos anotados por Gran Canaria, estaba en el haber defensivo de un gran Real Madrid, al que había que sumarle 4 robos de balón y provocar hasta 5 pérdidas de balón en Herbalife Gran Canaria que contaba con Radicevic y Fisher como máximos anotadores, con 7 tantos cada uno. Su maravilloso 58% en tiros de campo canario, descendió rápidamente a un 46% en apenas 10 minutos, mientras que los blancos llegaban ya al 42%, con un partido muy bueno de Rudy y Carroll en anotación y de Felipe y Edy Tavares en la intimidación.

Un segundo cuarto, donde parecía que el Real Madrid encarrilaba el encuentro, desde su defensa y sin necesidad de tirar de Sergio Llull – 6 puntos – y Luka Doncic, con 2 puntos, 0 rebotes y 1 sola asistencia. Este dato, nos da a entender, de la implicación de todos los jugadores del Real Madrid en cualquier partido, sea quien sea el rival, sabiendo que toda aportación influye por el bien del equipo. Y si ya era grande el equipo blanco en la primera parte, se hizo gigante en el tercer cuarto, con una demostración de poderío de Anthiny Randolph y Edy Tavares, para desquiciar un poco más a Herbalife Gran Canaria. Nuevas acciones defensivas y rápidos contrataques, colocaban el parcial de 7-2 en apenas dos minutos para, casi de manera definitiva, romper el partido y darle la primera victoria de la serie al Real Madrid. Tras un inicio de partido nefasto, Anthony Randolph solvento el partido con 7 puntos y 5 rebotes en este cuarto para mantener a su equipo, siempre por encima de la decena de puntos de ventaja. De la mano de Radicevic, los canarios intentaron remontar, pero solo podían aspirar a rebajar un poco la desventaja que por entonces era de 13 puntos, 52-39 en el minuto 25 de partido. La sólida defensa madridista, era digna de contemplar, no solo por rebotes y robos cosechados, sino por permitir únicamente 15 puntos de Gran Canaria en 17 minutos de juego. Sin necesidad de dar entrada a sus mejores hombres de la primera parte, Edy Tavares, Felipe Reyes y Anthony Randolph, sumaban 7 puntos al final del tercer cuarto, para dejar roto el partido 60-43 en el minuto 29. Parcial de 18-11 en 9 minutos, contra un rival sin suerte en el lanzamiento e incapaz de superar la muralla defensiva de los de Pablo Laso. Y si eran capaces de superarlo, allí aparecían Felipe Reyes o Edy Tavares, para negarles el paso. Un parcial de 2-6 en el último minuto, acercaba al cuadro amarillo 62-49 al final del tercer cuarto, pero muy lejos en sensaciones, donde los blancos llevaban 16 rebotes ofensivos, 10 recuperaciones y apenas 4 perdidas de balón, siendo 1 en los últimos 20 minutos de juego.

Y para el último cuarto, solo nos quedaba por disfrutar del enorme talento de Edy Tavares, autor de 10 puntos en este cuarto junto con 2 rebotes más. Un enorme trabajo en equipo, excelentes en defensa, permitiendo 48 puntos en 30 minutos, con 21 rebotes ofensivos – por 19 defensivos – y quedándose con 10 recuperaciones. No podemos para nada, criticar el encuentro de Herbalife Gran Canaria, que tuvo la mala suerte, de encontrarse con un enorme Real Madrid que había tejido una enorme tela de araña en su canasta, que hacía imposible rebasar. Cabe recordar, el 73-57 en el minuto 35, tras una canasta de Pablo Aguilar que junto a Gal Mekel, Luke Fischer y Nikola Radicevic, fueron los máximos anotadores de Herbalife Gran Canaria, llegando a escasos 10 puntos anotados. El 58 en valoración y las 16 pérdidas de balón, fueron un dato demoledor para las aspiraciones canarias de pelearle este partido a los blancos. Un Real Madrid enorme, que tuvo curiosamente a Edy Tavares como su mejor hombre con 17 puntos y 7 rebotes. Los mismos rebotes que cosechó Felipe Reyes, siendo 6 ofensivos, mientras que Anthony Randolph se quedó en 6 capturas. Siendo un dato a destacar, ya que Gustavo Ayón era baja. Curioso también, los 88 puntos conseguidos por el Real Madrid, donde solo 6 fueron de Sergio Llull y 4 de Luka Doncic, quien acabó enfadado consigo mismo, a pesar de los 4 rebotes y 7 asistencias logradas. A pesar del +18, solo supone un 1-0 en semifinales. No hago caso a lo que dicen las estadísticas de quienes consiguen adelantarse en una serie de playoffs. Hoy solo quiero quedarme con el enorme partido del Real Madrid, llegando a los 118 de valoración. Pero que digo yo de enorme, el partido realizado anoche por el Real Madrid, fue sencillamente, gigante.