Liga Endesa Jornada 5: Real Madrid 99 Unicaja Málaga 85

Gigantes

Cargando...

El Real Madrid apabulla a Unicaja en un gran partido de Jaycee Carroll con 29 puntos y de Rudy Fernández que rompió el partido en el tercer cuarto. El experimento de Pablo Laso de jugar sin un 4 puro funcionó de forma magnífica. 28 minutos de Dino Radoncic que puede ser el pívot deseado por el Real Madrid para sustituir a Kuzmic.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Partido muy complicado el que le esperaba al Real Madrid en la tarde de ayer. No ya sólo por enfrentarse nuevamente a un grande de la Liga Endesa como es el Unicaja, que solo había perdido un encuentro en los cuatro anteriores. El equipo de Joan Plaza era el peor rival posible para un Real Madrid aun impactado por las terribles lesiones de Ognjen Kuzmic – se pierde toda la temporada – y de Anthony Randolph – un mes aproximadamente fuera de las pistas – el pasado jueves en la brillante victoria de los de Laso frente al CSKA de Moscú. El peor rival, sí, porque es bien conocido el juego de Joan Plaza abusando de interiores y de 3 altos que gustan de jugar en la zona contraria. Para defenderse de tal ataque, el Real Madrid solamente contaba con Felipe Reyes y Gustavo Ayón para hacer la rotación del center, amén de las ayudas que pudiese recibir de Jonas Maciulis. En las últimas 48 horas, varios nombres han circulado por las diversas redes sociales colocando un nuevo center en el roster madridista. En mi opinión, es necesario, pero sin volvernos locos ya que como hemos adelantado, el Real Madrid contará en un mes con Anthony Randolph y en un corto espacio de tiempo con Trey Thompkins. Lo que nos acontecía en la tarde de ayer, era comprobar como Pablo Laso se ensuciaba las manos y la cabeza en encontrar una solución, no solo para hoy, sino también para los 3 partidos más que nos quedan en 7 días. 

La sorpresa la dio Pablo Laso de inicio, colocando a Dino Radoncic como cuatro titular, acompañando a Gustavo Ayón en el juego interior. El joven montenegrino de 18 años fue protagonista tanto en defensa – defendiendo a Shermadini – como en ataque, siendo el jugador que finalizaba las acciones ofensivas del equipo blanco. Unas acciones que venían siendo consecutivas, gracias a la velocidad de Campazzo y Doncic en ataques rápidos que tras un parcial de 14-0, colocaba un marcador de 14-2 en 5 minutos de juego. Solo dos puntos de un Unicaja que únicamente llevaba un 18% en tiros de campo con un gran esfuerzo defensivo no solo de Gustavo Ayón y Dino Radoncic, sino de todo el equipo madridista que unía esfuerzos para defender su propia zona. Visto lo visto, Unicaja buscaba en el tiro exterior su anotación, aunque no con mucho acierto, mientras el Real Madrid, de la mano de Luka Doncic – 7 puntos 2 rebotes 1 asistencia - seguía sumando acciones positivas. Dani Díez y sus 7 puntos casi consecutivos consiguieron mantener en partido a un Unicaja Málaga que vio cómo su duo titular interior, conseguía solo los dos primeros puntos del equipo en todo el primer cuarto. Jeff Brooks y Gio Shermadini conseguían dos puntos de valoración, muy lejos del esperado jugando ante un equipo, sin juego interior. Por parte madridista despertó Jaycee Carroll con 10 puntos y sin fallo en el lanzamiento y los dos bases, Campazzo & Doncic que manejaron perfectamente el partido que terminó en su primer cuarto, 26-20 para el Real Madrid. Un Real Madrid que contaba con un 64% en tiros de campo y un 100% en triples desarbolando por completo a Unicaja que contaba únicamente con 5 rebotes y un 50% en tiros de campo. 

El desacierto en el lanzamiento de Chasson Randle y la intensidad defensiva de Unicaja, acercaron en el marcador al equipo malagueño de la mano de Ray McCallum con 6 puntos consecutivos. El jugador de Madison, demostraba todo lo bueno ofrecido el pasado año en la NBA para liderar a su equipo a una posible remontada 34-29 en el minuto 15. Mientras en el Real Madrid veíamos un quinteto atípico con Campazzo, Causeur, Yusta, Maciulis y Ayón. Un quinteto donde Facundo Campazzo era el auténtico líder, pero se encontraba con un Real Madrid nefasto en ataque con 1/6 en triples y hasta 4 pérdidas de balón en el segundo cuarto. Todo ello fue aprovechado por el Unicaja de Málaga que seguía acercándose al Real Madrid hasta el 40-40 minuto 18. Carlos Suárez con 8 puntos también contribuyó a la remontada, donde Shermadini también encontraba más fácilmente el aro rival. Eran momentos críticos para el Real Madrid que no encontraba buenas sensaciones y que además contaba con el obligado descanso de Luka Doncic con dos personales. El porcentaje del Real Madrid venía cayendo en picado y pese a tener una buena defensa, no conseguían encontrar buenos lanzamientos. Cinco puntos consecutivos en el último minuto, pareció distanciar al Real Madrid 45-40 al descanso, aunque con un 45% de acierto, muy alejado del conseguido en el primer cuarto. Lógicamente las cosas se complicaban, aunque Pablo Laso había conseguido su objetivo de repartir los minutos de juego entre sus hombres altos. 10 minutos para Ayón, 10 para Felipe, 11 para Maciulis y 9 para Radoncic. Ese objetivo ya estaba conseguido aunque, como ya habíamos adelantado, Gio Shermadini por fin parecía despertarse. Aunque es cierto que la faceta reboteadora se la llevaba el Real Madrid 17-13, segundo objetivo conseguido. El tercero, era mantenerse por delante en el marcador con un excelente Jaycee Carroll con 12 puntos en 14 minutos y Facu Campazzo, que cogía el relevo de Luka Doncic, con 8 puntos y 4 asistencias. Pablo Laso había conseguido al descanso sus objetivos, como el de intentar hacer olvidar a los 8500 espectadores del WiZink Center, la falta de juego interior para ganar este partido. 

 

El temido tercer cuarto blanco fue en esta ocasión unos 10 minutos para enmarcar de buen baloncesto y de grandes jugadores que parecían ya olvidados por la exigente afición blanca. Rudy Fernández, que no había disputado minuto alguno en la primera parte, se destapó en este tercer cuarto anotando y asistiendo, dando lecciones de baloncesto a todos sus defensores y compañeros. Un parcial de 7-0 en minuto y medio, volvió a colocar a los blancos por encima de los 10 de diferencia. Igual que sucedía en el primer cuarto, Unicaja de Málaga no encontraba acierto alguno. Un dato grave, ya que Joan Plaza no sacó de inicio a sus estrellas McCallum, Nedovic y Shermadini, una temeridad siempre que juegas contra un grande de Europa. Cuando Plaza quiso despertar, el Real Madrid ya se encontraba muy lejos. Nada menos que 18-5 de parcial en 5 minutos, con un 7/8 en tiros de campo y 7 puntos más de Luka Doncic para colocar un 63-45 en el minuto 25. Cuando Unicaja despertó, se encontró con el momento Rudy Fernández. El alero mallorquín conseguiría 10 puntos - 4/5 en tiros – 3 asistencias y 1 recuperación para 11 de valoración todo en el tercer cuarto. Unicaja no podía reaccionar ante un vendaval del Real Madrid donde Luka Doncic ponía el espectáculo con balones por debajo de las piernas de sus rivales. Contribuyó además con 9 puntos 5 rebotes y 2 asistencias más para dejar el marcador en un claro 76-56 al final del tercer cuarto. Nuevamente el 60% - 12/16 en este cuarto – en tiros de campo, apareció en el casillero estadístico blanco para sentenciar el partido, para alivio de Pablo Laso que seguía buscando soluciones para sus hombres altos. Esta vez Carroll – 18 puntos – y Rudy – 10 puntos – se conjuntaron para hacer el trabajo de Ayón - 6 puntos 5 rebotes y 4 asistencias – y Felipe – 6 puntos 3 rebotes – y que no se notara para nada la falta de jugadores claves. El Real Madrid seguía por delante en los rebotes y asistencias y dominaba 96-55 a un Unicaja que sólo alcanzó los 16 puntos en el cuarto y cedió todas sus opciones de pelear el partido. 

El último cuarto fue un festival de anotación para Jaycee Carroll, quien enterró su mala suerte en el lanzamiento con 11 puntos en el último cuarto con 3/4 en el triple, para terminar su partidazo con 29 puntos - 12/17 en tiros de campo – y 3 rebotes. Cuando el de Wyoming coge la racha, no hay quien lo detenga. El acierto de Unicaja apareció demasiado tarde con las aportaciones de Waczynisky, McCollum y Jeff Brooks, pero se encontraron con la racha de Jaycee Carroll que anotaba su punto 29 para dejar el marcador en 91-72 en el minuto 36. Con todo vendido, Laso volvió a dar minutos a Randle, Yusta y Radoncic que acompañaban a Ayón y Maciulis. Con 97-78 a falta de 90 segundos, una inexplicable defensa presionante malagueña, colocaba un parcial de 2-7 para cerrar el partido con un espectacular 99-85 para el Real Madrid. Nuevamente el Real Madrid – por quinta vez en siete partidos – conseguía más de 85 puntos y más de 100 de valoración. Un 58 % de acierto con 35 rebotes y 23 asistencias y 112 puntos de valoración. Todo un partidazo del Real Madrid con Jaycee Carroll y sus 29 puntos. Pero sobretodo de Luka Doncic con 18 puntos 6 rebotes y 5 asistencias y Gustavo Ayón con 8 puntos 6 rebotes y 5 asistencias.  

Con esta victoria, el Real Madrid se mantiene líder e invicto de la Liga Endesa y con las dos victorias en Euroliga, mantiene una racha de 7-0 habiendo vencido a Valencia Basket, CSKA de Moscú y Unicaja de Málaga. A Pablo Laso, que siempre le alabamos por sus títulos, ayer nos demostró lo gran estratega que es, dando los minutos necesarios a sus escasos pívots activos - Ayón 23 y Felipe 17 - y a sus Ala-Pívots - Radoncic 28 y Maciulis 14 minutos – y demostrando lo gigante de entrenador que es. Al Real Madrid le puede faltar un líder, un anotador o dos de sus interiores, pero nunca pierde su estilo. Un estilo que le permite al equipo blanco mantenerse invicto tras 7 partidos.