Liga Endesa Jornada 15: Divina Seguros Joventut 66 Real Madrid 84

Indestructibles

Cargando...

Décima victoria consecutiva del Real Madrid y séptima en la Liga Endesa en un cómodo partido, gracias al 26-6 conseguido en el primer cuarto.Grandísimo partido de Santiago Yusta con 18 puntos y 4 rebotes, siendo el mejor del partido. Pablo Laso, pudo dar minutos a todos sus jugadores y dar descanso a los más utilizados, que dispondrán de cinco días de descanso hasta afrontar el próximo partido de Euroliga.
 

ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau ACB.COM D. Grau

clorin 1200 200

Solo llevamos 7 días en el año 2018 y el Real Madrid jugaba su tercer partido del año. Este maldito calendario que le esta pasando factura al equipo madridista – ayer jugaba su partido 31 de la temporada – le exigía volver a demostrar su enorme talento, en un nuevo partido, el enésimo este año, el cual Pablo Laso, no puede contar con su roster completo. Las seis victorias consecutivas en Liga Endesa y las cinco seguidas en Euroliga, empezaban a hacer olvidar esas bajas entre los aficionados, pero que siguen estando ahí esperando recuperarse para ayudar al máximo al equipo. El rival anoche fue el Divina Seguros Joventut, prácticamente colista de la Liga Endesa, lo que pretendía ser un partido cómodo para las huestes del actual líder de la competición. Era todo lo que el Real Madrid querría tener tras sufrir partidos cada 48 horas y, como alertaba Pablo Laso en la previa, con todos los jugadores del equipo tocados de más o menos gravedad. Es verdad que Divina Seguros Joventut estaba pasando por problemas, con tres derrotas seguidas, aunque siendo un equipo peligroso y peleón, como demostró el pasado jueves, perdiendo en la prórroga ante Movistar Estudiantes.

Y este maldito calendario que nos coloca 31 partidos en apenas 90 días, nos dejaba la enésima baja del roster madridista. Jaycee Carroll se quedaba fuera de la rotación de Pablo Laso por un problema de tobillo. El quinteto era el habitual, aquel que sus aficionados ya cantan de memoria. El comienzo fue el esperado, dos equipos que gustan correr en ambos lados de la cancha y abusar de los lanzamientos triples. A pesar de encontrarse con un muro de 2,20 m, el Joventut intentaba conseguir anotar por encima del gigante caboverdiano, pero únicamente Maalik Wayns lo consiguió, aunque fuese tras un tapón ilegal del 22 blanco. Era la única aportación del conjunto local, que no era capaz de ver aro con un 1/10 – 0/4 en triples – en tiros de campo en 4 minutos, ante un Real Madrid al que no puedes permitir dejarle esa facilidad. Gracias al desacierto de Divina Seguros Joventut, el Real Madrid asestaba un parcial de 0-15 en 4 minutos para destacarse en el marcador 2-15 en el minuto 5. No solo eran errores en ataque, sino también en defensa, que aprovechaba sobre todo Facundo Campazzo repartiendo 3 asistencias de las 7 del Real Madrid en el primer cuarto. Unas asistencias que aprovechaba al inicio Fabien Causeur para anotar 7 puntos sin fallo y posteriormente Santi Yusta que con 8 puntos, hacia lo mismo que el galo, anotar todo lo que había lanzado. A todo esto, tuvimos que esperar 7 minutos para ver la primera cesta sobre el aro del Real Madrid, por medio de Saulius Kulvietis, para frenar el parcial blanco que ya se había alejado hasta el 0-17 en 6 minutos. Pero el Real Madrid seguía de dulce, y si no le pones oposición, te puede hacer un roto. Los madridistas seguían aprovechándose de la debilidad defensiva de Divina Seguros Joventut para seguir sumando puntos en su casillero y dejar el resultado final del cuarto, en un pobre 6-26 para los visitantes. Un 3/18 en ataque, era el principal problema en La Penya, que no conseguía elaborar buenas jugadas en ataque. Sumado al 11/15 del Real Madrid, el resultado no podría ser mas indicativo del resultado en ese momento y que podía dejar sentenciado el encuentro, en apenas 10 minutos. En el haber de los blancos, decir que todos los jugadores anotaron dos canastas o más excepto Walter Tavares, que volvió a ser un muro infranqueable en defensa recogiendo 3 rebotes y realizando 1 tapón.

Lógicamente, Diego Ocampo y su equipo, deseaban rebajar ese -20 del primer cuarto y para ello llamó a la tranquilidad y a la concentración para conseguirlo. La gran ventaja en el marcador, provocó el cambio de planes de Pablo Laso para colocar en la segunda unidad a Chasson Randle por delante de Luka Doncic, que seguramente agradecería el descanso. Estos 19 minutos que disfrutó Chasson Randle, le vendrían bien al Neoyorquino para coger más experiencia en el baloncesto europeo y seguir cumpliendo su rol, que nunca fue el de ser máximo anotador. La calma solicitada por el entrenador verdinegro dio sus frutos, al menos para comprobar la mejoría de La Penya consiguiendo los mismos 6 puntos del primer cuarto, en 4 minutos del segundo. Pero seguían los problemas defensivos, o eso, o que Felipe Reyes volvería a dar otro recital en 5 minutos, anotando 6 puntos sin fallo, llenos de talento que solo el capitán puede ofrecer. Un triple del mejor de los locales, Maalik Wayns, colocaba el 17-35 en el minuto 15. Al menos, habían conseguido mejorar su aportación ofensiva con 7 puntos del base de Philadelphia. A pesar de que el quinteto en pista del Real Madrid, era muy defensivo, Divina Seguros Joventut, encontró una buena racha anotadora de 6-2 en 3 minutos para acercar un poco a los locales. La entrada de Luka Doncic en los 3 últimos minutos, tampoco provocó mucha mejoría madridista que solamente anotaría 4 puntos en 5 minutos. Puede decirse que fueron los peores minutos del Real Madrid en el campo, aunque ciertamente, con un quinteto extraño con Randle, Doncic, Taylor, Maciulis y Felipe. De ellos se aprovechaba el Divina Seguros Joventut, para provocar un parcial del 20-13 en el cuarto, que terminaba 26-39 para el Real Madrid. Un segundo cuarto con solo 13 puntos anotados por el Real Madrid, siendo 8 de Felipe Reyes, demostrando la mala puntería blanca 6-14 en el segundo cuarto. Jeffery Taylor y Rudy Fernández, no anotaban punto alguno, cortando su buena racha en los últimos partidos.

Tras un gran comienzo con 26 puntos en diez minutos, lo ofrecido en el segundo cuarto con solo 13 puntos, daba un punto de nerviosismo de ver que podría ofrecer el Real Madrid durante la segunda parte. Si el equipo blanco no era consciente, un 7-2 de parcial en dos minutos, terminó por despertar a los hombres de Pablo Laso. En 7 minutos, el parcial era ya de 16-6 y se temía más por la falta de acierto en ataque, que por la remontada del Divina Seguros Joventut. Pero dentro de esa falta de acierto, apareció nuevamente la figura de Santiago Yusta, anotando los 5 primeros puntos del Madrid y devolviendo la tranquilidad de un +10 en la diferencia del marcador. El momento del jugador de Torrejón de Ardoz, fue el inicio de otro parcial de 0-10 del Real Madrid en poco espacio de tiempo, colocando el 36-54 en el minuto 25. Fundamental el canterano madridista, con 16 puntos conseguidos en 14 minutos jugados, unos datos que demuestran, que su crecimiento sigue siendo imparable y está muy cerca de la selección nacional. Maalik Wayns seguía siendo el único jugador verdinegro encontrando el aro rival con 6 puntos más en este cuarto, solo acompañado por Jerome Jordan con 8 puntos. Pero nadie más se sumaba a la fiesta y por tanto seguía siendo muy pobre el 35% de acierto tras 30 minutos de Divina Seguros Joventut. Todo ello seguía fortaleciendo a un quinteto titular muy anotador madridista, ahora con Doncic en el puesto de Causeur, aun había más puntos en las manos del Real Madrid. Desde ese minuto 22 con el 36-44, el parcial seguía aumentando con el 5-21 en solo 6 minutos, colocando el 41-62 en el minuto 28. Practicamente, el partido ya estaba sentenciado. Hecho que permitió a Pablo Laso dar entrada a Dino Radoncic por Trey Thompkis y dejar en cancha un curioso quinteto con Luka Doncic de base, Fabien Causeur de escolta, Santiago Yusta de alero y Dino Radoncic compartiendo la pintura con Edy Tavares. Quinteto formado por un trío de canteranos del Real Madrid, dos de ellos componentes del equipo junior que lo ganó todo en aquel 2015. Con todo ello, acababa el tercer cuarto 43-68, nuevamente un 17-29 de parcial en este cuarto, siendo de 7-24 en 8 minutos.

El último cuarto, no traería nada destacable que los minutos de rodaje para jugadores como Chasson Randle, Santi Yusta y Dino Radoncic. Destacando los 5 rebotes de Radoncic y sobre todo los 18 puntos de Santiago Yusta, a la postre el mejor jugador del partido. Una victoria que servía para conseguir la 7ª consecutiva y mantenerse firme en el liderato con 3 victorias de diferencia sobre el segundo puesto. Un liderato luchado y sufrido, con minutos importantes para jugadores jóvenes que suplen a verdaderas estrellas europeas y que aguantan la presión que en cada partido recae sobre el escudo del Real Madrid. Porque Luka Doncic, Felipe Reyes o Rudy Fernández son muy buenos, pero sin estos talentosos hombres, quien sabría donde estaría el Real Madrid