Euroliga Jornada 05: Bayern Múnich 95 Real Madrid 86

La defensa invisible

Cargando...

El Real Madrid sufrió su tercera derrota consecutiva en la Euroliga. Esta vez funcionaba el ataque blanco, pese al 30% en el triple. Los exteriores del Real Madrid no tuvieron su día y fueron los hombres altos los que brillaron con luz propia en la cancha. Anthony Randolph fue el máximo anotador con sus 17 puntos y 10 rebotes. Increible el debut de Usman Garuba en la Euroliga con 12 puntos en 15 minutos y 20 de valoración.

Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net

El Real Madrid volvía a su cruda realidad. Nuevamente los blancos buscaban recuperar su imagen en los partidos como visitante de la Euroliga, donde el Real Madrid no ha tenido nada de suerte. Por unas cosas o por otras, los jugadores de Pablo Laso no han terminado de estar a la altura que se necesita, para ganar partidos fuera de casa en la Euroliga. Por el momento, eso sí. En la noche de ayer, tocaba visitar Múnich y fuera ya de quien fuese el rival, el Real Madrid necesitaba encontrarse a sí mismos. Las dos últimas derrotas tanto en Kaunas como en Estambul, habían dejado heridas en un campo no muy propicio a ello. En Kaunas fueron 13 puntos anotados en el último cuarto, mientras que contra Anadolu Efes, el Real Madrid había encestado únicamente 10 tantos. Tocaba por tanto volver a lo habitual, a encontrarse a sí mismo y disputar el encuentro con intensidad y Bayern Múnich sería la siguiente piedra de toque.

Un Bayern Múnich que, alejado de su sección futbolera, está formando una gran squadra, entre los que sobresale el ex jugador de – entre otros – Detroit Pistons, Greg Monroe. No es para nada un jugador menor, puesto ha disputado casi 700 partidos en la NBA con medias de 13 puntos y 8 rebotes. Pero el Real Madrid, era el claro favorito pese al momento de forma y de resultados, atípico que está pasando en la competición internacional. Pablo Laso volvía a confiar en Sergio Llull para liderar la batuta del Real Madrid desde el inicio, junto a Causeur y Taylor en las alas y la pareja Randolph y Tavares de interiores. Las bajas de Mejri, Thompkins y Felipe Reyes, limitaban el juego interior blanco, donde volvíamos a poner la lupa sobre Edy Tavares, sin mucha suerte en el inicio de esta temporada. Y poco pudo demostrar el caboverdiano, puesto en apenas 3 minutos cometió dos faltas personales. Un hecho del que se aprovechó Greg Monroe y sumar 6 puntos en este primer cuarto. Jordan Mickey cogió su relevo con acierto y terminó siendo el mejor de los madridistas en el primer cuarto, que lideraban el primer parcial 9-11 en el minuto 5. Junto al jugador tejano, Anthony Randolph volvía a mostrarnos su mejor cara en la Euroliga. Resulta curioso ver, como en la competición que peor se le va dando al Real Madrid, aparece el mejor Randolph siendo el máximo anotador del equipo blanco. Entre Randolph y Mickey, anotaron 14 de los 20 puntos del Real Madrid en el primer cuarto, con mención especial del tejano con 9 puntos en 5 minutos que demostró tener buena mano en todas las posiciones ofensivas. Pero quien también tuvo mucho acierto en el tiro, fue el Bayern Múnich con su 9/12 en tiros de dos, que no sería tan llamativo sino fuese porque la mayoría de sus canastas fueron debajo del aro blanco, lo que ya amenazaba a una flojísima defensa interior del Real Madrid. El primer cuarto acabaría con ventaja alemana 22-20 con un gran Danilo Barthel y sus 7 puntazos.

Veamos las cosas claras, en el mes de Octubre el Real Madrid no ha dominado bajo sus aros, lo que sus jugadores honraron al baloncesto la temporada pasada. No suene a crítica, ni mucho menos, porque ni el MVP de toda una NBA puede estar 82 partidos al máximo nivel. Ni siquiera Nikola Mirotic que tendrá su bajón, más o menos largo en el tiempo. La sorpresa positiva – aunque ya deba de serlo menos – fueron los primeros minutos en la competición de Usman Garuba, que tenía un durísimo debut enfrentándose a todo un NBA como es Greg Monroe. Esta vez teníamos a Facundo Campazzo en la segunda unidad, y en los mismos términos que con Edy Tavares, esperábamos la mejora en las prestaciones del base argentino. Compartían quinteto con el Facu, tanto Jaycee Carroll y Gabriel Deck, jugadores que sí tienen un nivel óptimo de juego en este comienzo de temporada. Pero en la noche de ayer, ambos aleros tampoco tuvieron su partido. El de Wyoming, también fue culpable, con su 1/4, del despropósito 3/13 en triples del Real Madrid al descanso. El argentino de Colonia Dora apenas realizó un tiro en todo el segundo cuarto. Y de nuevo la sombra de la floja defensa, volvía a planear por las cabezas de los jugadores blancos. En apenas 3 minutos recibieron 11 puntos y perdieron 4 balones. Y es que los jugadores alemanes, ya contaban con más de un 50% de acierto en el tiro, mientras que los blancos volvían a flojear en uno de sus puntos fuertes, las asistencias. Solo 9 al descanso, con 7 entre Llull y Campazzo quienes volvieron a ser los bases del Real Madrid, quedándose Laprovittola nuevamente sin jugar. Mejoraba algo en ataque el Real Madrid, que volvía a ponerse a tiro del Bayern 35-30 minuto 15. Anthony Randolph se erigía en el jugador más importante del Real Madrid con sus 10 puntos y 6 rebotes al descanso, siendo el único con un aceptable tiro de tres puntos. El equipo de Pablo Laso, había frenado el acierto del Bayern Múnich llegando incluso a ponerse por delante en el marcador 37-38 minuto 18, con un parcial de 2-12 y tras la aparición de Usman Garuba. Pero los blancos desaprovecharon su ventaja y terminarían cediendo al descanso 41-38 con un acertado Leon Radosevic.

 clorin 1200 200

Es lo que tiene hoy por hoy Garuba. Aun no tiene la mayoría de edad y tiene que detener a auténticos gigantes del baloncesto europeo. A pesar de ello, llegaba al descanso con 5 puntos y 2 rebotes en los 9 minutos que estuvo en cancha. Un Real Madrid que volvía a su quinteto titular para afrontar el tercer cuarto, con los primeros minutos en cancha de Rudy Fernández, quien también se apuntó al horroroso concurso de triples del Real Madrid que en este cuarto se convirtió en un 3/10, donde se fue aprovechando el conjunto germano para ir cogiendo altas diferencias en el marcador 47-38 minuto 22. Y todo ello pese al gran trabajo de Anthony Randolph con sus 7 puntos casi consecutivos en este cuarto, para seguir enganchados en el partido. Pero el baloncesto es un deporte donde lo que valen son los puntos anotados por el equipo, gracias al acierto en el tiro y el tiro más sencillo es el lanzado debajo de la canasta. Y ahí fue muy superior el Bayern Múnich al Real Madrid que seguía viendo como sus hombres altos, eran siempre superados por los jugadores germanos que seguían manteniendo las distancias 56-48 minuto 25. Porque el Real Madrid seguía intentando su partido, buscando la anotación en el tiro, con sus mejores hombres, buscando a Tavares en la pintura o intentando el tiro exterior con Llull o Rudy. Como en todo deporte de precisión, las acciones pueden entrar o no, pero lo que el Real Madrid estaba permitiendo, era la bandeja fácil de Bayern Múnich en su propia pintura. Pero el acierto del Real Madrid se secó, evidentemente, porque la defensa alemana subió muchos enteros, mientras que los alemanes seguían con su acierto cercano al 60% en tiros de dos puntos, lo que le valió para superar por primera vez, los 10 puntos de diferencia al final del tercer cuarto. Esto obligaba al Real Madrid a buscar el acierto de tres en vez del de dos y las famosas precipitaciones que dejaron el final del tercer cuarto en un peligroso 67-57 para el Bayern Múnich.

Peligroso, porque el rival contaba con un 59% en tiros de dos puntos, con 3 jugadores por encima de los 10 puntos. Mientras que por parte del Real Madrid, había un 26% en triples y donde solo Anthony Randolph estuvo a un nivel aceptable en el partido. Porque de los tiradores madridistas, apenas se supo en el partido. Porque al final del tercer cuarto, entre Causeur, Rudy, Campazzo, Carroll, Deck, Llull y Taylor sumaban un 6/29 en tiros de campo. Algo que es muy muy muy sorprendente. Eran los pívots quien asumían el liderazgo de un equipo que se veía acopado a jugar con cuatro bajitos para intentar remontar el encuentro. ¿Qué hacer? Volvíamos a pensar en milagros y todo porque la defensa del Madrid seguía haciendo aguas en defensa, permitiendo a Bayern Múnich pequeños parciales gracias a su gran acierto en el tiro de dos puntos que terminó siendo de un 63% y anotando hasta 28 puntos en este cuarto. Un cuarto que el Real Madrid necesitaba remontar 10 puntos. Pero a pesar de todo el Real Madrid lo intentó con 12 puntos del Facu que – aunque tarde – parecía remontar el vuelo. Pero si de algo hay que congratularse en el último cuarto, fue la garra, la intensidad y las ganas de Usman Garuba quien se fabricaba sus propias canastas para ayudar a dejar al Real Madrid muy cerca en el marcador 81-78 minuto 37. Pero la defensa seguía haciendo aguas y Greg Monroe fue el mejor nadador y consiguió aupar a su equipo a la victoria. A pesar de la derrota, la nota más positiva del encuentro, recae en los 12 puntos 4 rebotes y 3 robos de Usman Garuba en su estreno en la Euroliga, consiguiendo 20 de valoración en apenas 15 minutos. No hay tiempo para lamentos, mañana viene a Madrid el Alba Berlín de Aíto.