Real Madrid 94- Emporio Armani Milán 89

La pelota no miente

Cargando...

Victoria de mucho mérito del Real Madrid ante Armani Milán para mantenerse en el liderato con partidazo de Sergio Llull y Luka Doncic

xxxxxxxxxx

"The ball don´t lie" (La pelota no miente); Esta frase la dijo la leyenda de la NBA Rasheed Wallace, tras una acción donde los árbitros le señalaron una falta personal inexistente y el jugador rival fallase el lanzamiento libre, dando a entender que siempre el juego sobrevivirá ante las decisiones externas dentro de un partido o competición de baloncesto. Ayer el Real Madrid se llevó la victoria 94-89 ante Emporio Armani Milán en partido correspondiente a la 20ª jornada de la Euroliga disputada en el WiZink Center de Madrid. Tras los resultados acontecidos en la anterior jornada, el líder recibía la visita del colista, pero a diferencia de creer en una victoria fácil local, esta Euroliga nos ha enseñado que en cualquier partido, todo rival será siempre muy complicado. Pablo Laso avisaba en la previa que pese a ser lideres, el equipo no estaba ofreciendo su mejor baloncesto pese a mantenerse en el buen camino a estas alturas de temporada. Mientras, el Armani Milán, ocupaba la última posición de la tabla tras haber perdido 10 jornadas seguidas, pero habiendo vencido en sus dos últimos enfrentamientos ante Galatasaray y Olympiacos respectivamente. Por tanto en el WiZink Center nos disponíamos a ver un partido entre un equipo algo confiado con el rival que tenía enfrente y otro que no sabíamos que la cara mostraría en el partido, sí el de las 10 derrotas o el de las 2 últimas victorias. En el Real Madrid era baja Rudy Fernández pero para paliar semejante contingencia, volvería al roster madridista Luka Doncic. El comienzo del partido no fue nada vistoso con demasiadas imprecisiones por parte de los dos equipos  – 11-6 minuto 5 – que forzaba un flojo marcador. La salida a cancha de Krunoslav Simon ayudó a Armani Milán a mantenerse a cola de un Real Madrid donde no había un jugador que destacase por encima del resto, siendo Sergio Llull el único madridista capaz de anotar más de una canasta en juego. Terminaría el primer cuarto con ventaja para el Real Madrid 22-18 con Llull como máximo anotador madridista con 5 puntos. El Real Madrid consiguió más de un 50% en tiros de campo con 4 rebotes y hasta 7 asistencias, pero flojo en la defensa, permitiendo 18 puntos de Armani Milán con un 60% de acierto en los tiros. Once puntos conseguidos en solo tres minutos de juego por parte de Armani Milán ya vaticinaban el acierto que tendría el equipo italiano durante el segundo cuarto. Y es que toda acción de Armani Milán en el segundo cuarto era una bandeja sencilla que desesperaba a Pablo Laso desde la banda. El parcial en 4 minutos lo decía todo, 10-14 para los italianos que anotaban con fluidez ante un Real Madrid muy flojo en defensa, mientras que en ataque intentaba responder con Othello Hunter – 6 puntos – Anthony Randolph – 5 puntos – Sergio Llull – 5 puntos – y un espectacular Luka Doncic con 8 puntos 2 rebotes y 2 soberanos tapones solo en el segundo cuarto. Pero todo lo acertado que estaba el Real Madrid en ataque, lo sufría en defensa. Un parcial de 0-8 en los últimos 3 minutos del segundo cuarto, ponía el miedo en el cuerpo de los casi 10400 espectadores que presenciaban el encuentro en el WiZink Center y que veían como Armani Milán se iba al descanso con un resultado de 46-49 favorable a sus intereses.

Imagen cedida por el Real Madrid

Y es que a pesar de haber anotado 46 puntos con un 46% en tiros de campo, 15 rebotes – 7 en ataque – y 12 asistencias, el Real Madrid se encontraba con un rival que anotaba 31 puntos con un impresionante 13/17 en tiros de campo y 9 asistencias. Visto el partido al descanso, cualquier aficionado madridista, sabría que si los jugadores madridistas intensificaban su defensa, tendría muchas opciones de llevarse una posible victoria para mantenerse en el liderato. Con esa intención salió el Real Madrid en el tercer cuarto iniciando la presión sobre el base contrario aunque de poco sirvió en un principio con un parcial de 4-7 en 3 minutos que colocaba la máxima diferencia en el marcador para el Armani Milán 50-56. En ese momento un parcial de 12-3 para el Real Madrid con una ávida defensa colocaban tras muchos minutos nuevamente al Real Madrid por encima en el marcador 62-59 en el minuto 26. Varias señalizaciones incomprensibles del trío arbitral – resulta bastante increíble comprobar el escaso respeto que se le tiene a un gigante, por palmarés, del baloncesto europeo – que mantenía en cabeza al Armani Milán a pesar de los 10 puntos conseguidos en el tercer cuarto por Jaycee Carroll que parece haber recuperado su estilo de juego y acierto de cara al aro. Mientras el Real Madrid se trabajaba cada acción para conseguir hasta 23 puntos en el tercer cuarto, el Armani Milán solo necesitó anotar 10 de sus 12 últimos puntos desde la línea de tiros libres en los 3 minutos finales para irse con ventaja en el marcador 69-73 al finalizar el tercer cuarto. Cuando parecía que el Real Madrid había mejorado en la asignatura defensiva, llegaron 24 puntos del equipo italiano, 12 de ellos en tiros libres por extrañas sanciones señalizadas por el trío arbitral. Un nuevo cuarto por encima de los 20 puntos anotados no le valió al Real Madrid para remontar el partido. Pero el duro trabajo y la intensidad forjada por años de baloncesto iban a superar al irregular e incomprensible trato arbitral indigno de una competición como la Euroliga y de un equipo llamado (y ganado) a ser el más grande equipo de Europa al que no se le tendía el respeto que tenían otros clubes con mucho más éxito presupuestario que palmarés. Una técnica a Sergio Llull por llevarse las manos a la cabeza, fue el inicio de la remontada del Real Madrid. Con 74-79 en el minuto 33 para Armani Milán, una fortísima defensa liderada por un intensivo Dontaye Draper logró frenar el juego ofensivo del equipo italiano para remontar que había sido tan acertado durante la primera parte. El partido lógicamente había cambiado. Un parcial de 11-4 colocaba nuevamente al Real Madrid por delante en el marcador – 85-83 minuto 38 – con todo el público del WiZink Center encendido. Momento que aprovechó Pablo Laso para meter en cancha tanto a Jeffrey Taylor y Andrés Nocioni como estiletes defensivos sobre Simon que acabaría con 20 puntos y Radulijca.

El cuarto robo de balón del Real Madrid fue aprovechado por Luka Doncic para acabar la acción en un espectacular mate y acabar con 17 puntos  y 23 de valoración y poner el 91-85 a falta de 25 segundos que dejaban finiquitado el partido. Los tiros libres dejaron el resultado final en 94-89 para el Real Madrid. Una victoria muy importante para el Real Madrid – la sexta consecutiva – que le mantiene en primera posición de la clasificación de la Euroliga. El balance del equipo blanco es de 7 victorias y 1 derrota en el año 2017 y como bien dice su entrenador, siguen por el buen camino. El próximo envite del Real Madrid en la Euroliga, será el viernes contra Baskonia, 6º clasificado con 12-8 de balance.