Liga Endesa Playoffs Final 4º Partido: FC Barcelona (1) 68 Real Madrid (3) 74

La Quinta de Pablo Laso

Cargando...

El Real Madrid se proclama CAMPEÓN DE LIGA ENDESA por 35ª vez en su historia, la segunda consecutiva, la quinta en ocho temporadas de Pablo Laso. La defensa de Tavares y la inteligencia del MVP Facundo Campazzo. Un triunfo merecidísimo de un equipo que por fín dominó el rebote con casi 40 capturas y la mitad ofensivas. Decimoséptimo título para Pablo Laso que ya tiene su trocito de leyenda en el Real Madrid.

ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo ACB Photo

Hace justo 8 años, Pablo Laso se hacía cargo del Real Madrid. Justo ese 21 de junio de 2011, me estaba llevando las manos a la cabeza. Sólo 4 meses después, su proyecto me convenció convirtiéndome en un digno discípulo del Lasismo. Hoy, ocho años después, Pablo Laso ha llevado al Real Madrid a su título 35 de Liga Endesa. Porque por este equipo – por el de Pablo Laso – han pasado jugadores como Sergio Rodríguez, Nikola Mirotic, Willy Hernángomez o Luka Doncic. Y el equipo ha seguido llegando a finales y ha seguido ganando. Anoche el Real Madrid, tenía su segunda oportunidad para ganar la segunda Liga Endesa consecutiva y no quiso desaprovecharla. Porque el pasado sábado el Real Madrid lanzó el primer aviso, el lunes consiguió orgasmar a todo el WiZink Center y porque el miércoles tuvieron el título a un palmeo en el último segundo del partido. El Real Madrid quería firmar otro cierre espectacular a otro capitulo de leyenda desde que Pablo Laso es su entrenador. Es verdad que es la quinta Liga Endesa de Pablo Laso, pero nuestro titular resume la trayectoria de este equipo, es “la Quinta de Laso”.

El Real Madrid afrontaba el cuarto partido con la creencia completa de no volver a jugar el decisivo y definitivo quinto partido en Madrid. Sabía, que si mantenía su ejercicio defensivo del tercer partido y conseguía rebajar el porcentaje blaugrana, tenía muchas opciones de conseguir el título. El Real Madrid salió con todo, concentrado desde el primer minuto para llevar la iniciativa hasta el final. Y eso que Pesic, acertadamente, puso por fin de titulares a Hanga y Heurtel para intentar doblegar a los blancos. Pero el Real Madrid, como decíamos, salió con la intención de romper el partido desde el inicio y con 9 puntos seguidos de Rudy Fernández, colocaba un claro 3-11 en el minuto 3. Por supuesto que el FC Barcelona iba a reaccionar en el lado ofensivo, pero se encontraba con un acierto inmenso del Real Madrid desde el triple 5/7, en apenas 6 minutos para colocar un claro 8-19. Pintaba muy bien el partido para el equipo madrileño, con todos los puntos anotados por Rudy (9), Campazzo (5) y Anthony Randolph (5), con 6 rebotes y 7 asistencias. Kevin Pangos, anoche suplente, cogió los mandos ofensivos del FC Barcelona para iniciar la remontada del equipo blaugrana con un parcial de 11-1 para apretar el resultado al final del primer cuarto. La entrada en el último minuto de Jaycee Carroll, cerraba el primer cuarto 21-24 para el Real Madrid. El 3/3 en triples de Rudy Fernández, mandaba en el marcador de un Real Madrid que promediaba un 57% en tiros de campo y ya contaba con 7 rebotes y 7 asistencias. En el FC Barcelona, ni Hanga ni Heurtel, fueron revulsivos y gracias a Singleton y Pangos, se mantenían en partido.

El Real Madrid había vencido al FC Barcelona en un primer cuarto muy anotador por parte de los dos equipos. Pero el FC Barcelona sabía que tenía que ganar este partido para seguir vivo y con dos triples consecutivos, logró culminar la remontada hasta el 27-26 del minuto 12. Fue un momento clave en el partido, puesto que al Real Madrid le costaba anotar y manejar la bola con fluidez, puesto el entrenador del FC Barcelona Pesic, había ordenado aniquilar a golpes a Facundo Campazzo que acabó desesperado con los árbitros que no le señalaban ninguna personal. Aunque una cosa estaba clara, los árbitros tenían la intención de detener más el juego que el tercer partido. Sirva como ejemplo, que el FC Barcelona fue sancionado con 13 faltas al descanso del partido de anoche por 16 en todo el tercer partido. Movidas arbitrales, que no terminamos de comprender en demasía. A todo esto, el Real Madrid volvía a recuperar el mando en el marcador 30-31 en el minuto 15 de partido. No tanto por el acierto madridista, sino más bien por el flojo partido ofensivo del club catalán que manejaba un 41% al descanso.  Y es que, a diferencia del miércoles, Trey Thompkins no tenía su día con solo 2/6 en tiros en el primer cuarto y un 1/5 en triples. Este dato, estropeaba el gran porcentaje en triples que consiguió el Real Madrid en el primer cuarto, pero curiosamente los de Laso, se mantenían en cabeza gracias al dato que más quebraderos de cabeza les ha dado en esta final, el rebote. Y es que los blancos llegaron al descanso con 22 rebotes, 9 ofensivos. Sería un número más, si no fuese porque en los dos primeros partidos se sumaron 31 rebotes y en el pasado miércoles, fueron únicamente 21 rechaces en todo el partido. El partido sorprendentemente cambió de look y se convirtió en defensivo, con un parcial final de 12-13 también para el Real Madrid. Al descanso el Real Madrid se llevaba el partido 33-37. Es verdad que los blancos bajaron al 36% en tiros de campo, pero su número en rebotes empezaba a decirnos, que algo había cambiado.

clorin 1200 200

Y el mayor culpable de ese cambio tenía nombre y apellidos. Edy Tavares que tan apático parecía en el anterior encuentro, sumaba 3 puntos, pero ya 6 rebotes, igualando su media en la Final. Otro dato positivo en el Real Madrid, era el haber dejado a Thomas Heurtel en 0 puntos y 0 asistencias en 11 minutos en la primera parte. Además el Real Madrid volvió a salir inspirado en el tercer cuarto con un 0-5 de parcial en dos minutos para ponerse +9 en un periquete y con un Tavares que agigantaba aun más su figura, siendo objeto de hasta 5 faltas recibidas en los tres primeros cuartos. Era el primer momento de atención para el FC Barcelona, porque el Real Madrid estaba encontrando muchas facilidades para anotar con un Randolph que empezaba a recuperar sensaciones con 5 puntos y 4 rebotes en este cuarto. El FC Barcelona conseguía parar a Campazzo, pero veía como el resto de jugadores empezaban a engancharse en el partido y poner la alarma en el Palau, 37-47 minuto 25. Pero nuevamente Pangos, extremadamente violento en su defensa a Campazzo, volvía a liderar al FC Barcelona para liderar un 8-0 de parcial y hacer estallar nuevamente al Palau y meter al FC Barcelona, de lleno en el partido. Por ello Pablo Laso decidió colocar a Sergio Llull acompañando a Campazzo para liberarle de la presión de Pangos. Y vaya si ayudó, puesto que Facu empezó a ser él mismo y terminó el tercer cuarto con 8 puntos 7 rebotes y 5 asistencias. Un cuarto que volvía a ensalzar las dotes defensivas del Real Madrid, que había dejado en 12 puntos a los blaugranas en el segundo cuarto y ahora eran 14 los puntos anotados por el FC Barcelona que cedía en el tercer cuarto, 47-55.

Por supuesto que no podíamos dar el partido por acabado, pero se estaba viendo a un Real Madrid muy serio, con apenas un 39% en tiros de campo y un 41% en triples, pero con excelentes números en defensa con 34 rebotes, 12 ofensivos 15 asistencias y 4 robos de balón. Además, el FC Barcelona se había venido abajo con 26 puntos anotados entre el segundo y el tercer cuarto, más por culpa de la intimidación de Tavares, que por errores propios. Empezaba el último cuarto y Pablo Laso no quería problemas. Sabía lo mucho que había en juego y por eso mantenía en cancha a Campazzo – con Llull – y Tavares, dejando a Ayón en el banquillo. No era un partido normal, se notaba en el ambiente. Incluso Campazzo pasó apenas unos segundos por el banquillo en este cuarto, cuando normalmente descansa casi hasta el final de los partidos. Pero el de anoche era un partido importante, una final. No se especificaba si era un cuarto partido, para el Real Madrid el de anoche era una final. Quizás no se mostraba tanto en ataque – los blancos acabaron con un 40% de acierto en tiros de campo – pero sí en defensa con 46 rebotes, 18 ofensivos. Esto desesperaba al FC Barcelona que se encontraba contra las cuerdas 55-64 minuto 35. Tan desesperado estaban, que acabaron con un 3/11 en triples en este cuarto, para morir en el partido, en la liga, sin acierto. Y finalmente la liga se vino para Madrid, la 35ª, con un enorme Facundo Campazzo con 15 puntos 9 rebotes y 6 asistencias y un muro como Edy Tavares con 10 puntos y 13 rebotes, ambos con más de 30 minutos en el partido.

Otra final, otro título. Ocho años con al menos un título por año. 23 finales y 17 títulos desde que Pablo Laso es entrenador del Real Madrid, que sigue escribiendo capítulos de leyenda en el libro de historia del Real Madrid. Un Real Madrid que en su historia, deberá tener un capitulo especial, un apéndice. Porque hace 2920 días, Pablo Laso Biurrun, decidió unirse al Real Madrid para formar un equipo campeón. Hablan de ciclo acabado, pero con Laso el Real Madrid ha ganado 484 de los 632 partidos disputados, en 8 años. Con estos datos, no veo ni ciclo acabado ni mucho menos temporada salvada, solo veo un ciclo contundente, el ciclo del Real Madrid, “La Quinta de Laso”.