Euroliga Jornada 03: Zalgiris Kaunas 86 Real Madrid 73

LeDay le dio duro

Cargando...

El Real Madrid sufrió sun primera derrota de la termporada, en un partido muy físico que Zalgiris le tenía preparado en Kaunas. Zach LeDay hundió las ilusiones de remontada del Real Madrid con 16 puntos en el último cuarto, ante un Madrid sin respuesta. Solo Randolph con 15 puntos, estuvo acertado de cara al aro en un Real Madrid que no tuvo su noche.

Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net

El Real Madrid buscaba en Kaunas continuar con su imbatibilidad ante un rival de los duros, de los más físicos en toda Europa. Aun así era curioso encontrar a Zalgiris como uno de los cinco equipos que menos faltas cometen en la Euroliga. Es ahora, cuando te das cuenta que Jasikevicius prepara con mimo esta clase de partidos, donde sus jugadores lo dan todo y un poquito más. Sabe de antemano, que para superar al Real Madrid, debes de frenar al núcleo exterior y tener un plus de acierto, más alto de lo habitual. Lo primero le fue bárbaro y lo segundo lo encontró al final. El Zalgirio Arena de Kaunas, volvió a vibrar con un partidazo con sabor  a clásico europeo entre dos equipos con mucha historia en la mayor competición internacional. Pablo Laso recuperaba a su roster habitual – Mejri era baja por problemas en el abductor – tras la brillante victoria del domingo ante Montakit Fuenlabrada. Facundo Campazzo y Jeffery Taylor volvían al roster, mientras que los jóvenes Garuba Y Nakic, se quedaban en Madrid.

Zalgiris se encontraba con su bestia negra. El Real Madrid había conseguido llevarse la victoria del Zalgirio Arena los últimos 5 años. Pero cada partido es diferente y la mala clasificación lituana, les forzaba a volver a intentar ganar otra temporada más. Facundo Campazzo, Jeffery Taylor, Gabriel Deck, Anthony Randolph y Edy Tavares, fue el quinteto de inicio de Pablo Laso para la disputa del encuentro. Sorprendía la entrada de los dos “3” del Real Madrid en el quinteto de salida del Real Madrid, más aun cuando durante el partido, hubo pocos minutos para otros jugadores exteriores como Fabien Causeur o Jaycee Carroll. Para desbarajustar aun más las cosas, a Facundo Campazzo le señalaron dos personales en 50 segundos, lo que impidió que lo viésemos en cancha hasta la segunda parte. El comienzo del partido nos dejó el empuje esperado de Zalgiris con un increíble Nigel Hayes, autor de los primeros 10 puntos de su equipo con un claro 4/4 en tiros de campo y dejando el marcador en 10-4 en el minuto 3. Hayes sorprendía a todo el mundo, pues sus medias eran de 2 puntos y 3 rebotes en esta euroliga. Intentaba reaccionar el Real Madrid, de la mano de Anthony Randolph, que parecía ser el jugador con más acierto en el inicio con 5 puntos de los 7 primeros del equipo blanco. En su contra, Edy Tavares no parecía tener su mejor día en defensa, descubriendo como los jugadores de Zalgiris le ganaban la espalda y le cogían hasta 3 rebotes ofensivos. Era el mayor problema del equipo español que se encontraba 14-7 en el minuto 5 de partido. Al Real Madrid le costaba muchísimo ver aro, de ahí el 36% en tiros del equipo blanco, que pese a ello, se metía en el partido con 5 puntos consecutivos de Nico Laprovittola. Pero se echaba algo más en ataque del equipo de Pablo Laso y, como decíamos al principio, se echaba en falta a los aleros ofensivos del Real Madrid. Llegaron Llull y Rudy demasiado tarde y poco pudieron hacer en un primer cuarto que terminaba 18-15 para Zalgiris.

Y eso que el equipo lituano promediaba un escaso 40% de acierto en el tiro, pero parecía total dominador del juego. En el Real Madrid se echaba de menos a Campazzo, solo hubo 3 asistencias en el primer cuarto y el tiro exterior, ya que andábamos acostumbrados a altos porcentajes en el tiro. Pero evidentemente, hubo pocos lanzadores. Pero para cuando los hubo, Jasikevicius ya tenía perpetrado su plan, no dejando recibir a los jugadores blancos con facilidad. Cuatro eran los balones perdidos del Real Madrid en 13 minutos por 9 faltas realizadas por parte de los lituanos. Jordan Mickey mejoraba a Edy Tavares y Jaycee Carroll decidió ponerse las botas de héroe para liderar a los suyos a la remontada. El alero de Wyoming conseguía 7 puntos para mantener a su equipo dentro de partido, puesto que Zalgiris encontraba fácilmente el camino al aro 31-24 minuto 15. Y era por culpa de Zach Leday que había decidido atormentar a los blancos con sus 8 puntos y 5 rebotes en el segundo cuarto. Por culpa del jugador americano, pero también a la defensa lituana que dejaba al Madrid en 7 pérdidas al descanso, aunque para ello tuviese que gastar 14 faltas personales. Pablo Laso buscaba responder con la misma arma que Jasikevicius, poniendo intensidad defensiva, devolviendo a Gabriel Deck al partido y haciéndole jugar hasta 14 minutos en esta primera parte. Eran los mejores minutos del Real Madrid en la primera parte, realizando un parcial de 3-8 para colocarse a solo un punto.  Aunque Zalgiris seguía siendo mejor equipo, mucho más duro e intenso y se llevaba el partido al descanso, 38-34. Sólo 34 puntos del Real Madrid en la primera mitad, “por culpa” de la enorme defensa del cuadro lituano que dejaba al equipo blanco en un 43% en tiros de campo.

clorin 1200 200

No se podía creer nadie, que tras la baja por faltas personales de Campazzo, Zalgiris Kaunas dominase los rebotes, asistencias y hasta robos de balón, moviéndose en unos números muy parecidos a las medias blancas. Pero por lo visto en los primeros veinte minutos, Zalgiris Kaunas era justo vencedor, consiguiendo su gran objetivo de parar a los tiradores madridistas, puesto que, entre Llull, Campazzo, Rudy y Laprovittola, el Real Madrid sumaba 2/10 en tiros de campo. Y es que era necesario que funcionase el tiro exterior, porque Hayes desordenó por completo a Edy Tavares, que solo estuvo un minuto en el tercer cuarto, ya que Laso necesitaba que sus pívots saliesen a los tiros exteriores de los rivales. El Real Madrid mejoraba en esta segunda parte, pareciéndose algo al equipo médico habitual, aunque desgraciadamente, se encontraron a un encendido Zalgiris que tomaba su máxima ventaja en el partido 47-40 en el minuto 13. Cambiaron todos, hasta los árbitros, que se cansaron de señalar faltas personales a Zalgiris Kaunas, desde las 16 faltas en 23 minutos, a las 8 en los siguientes 17. En cambio, al Real Madrid, de las 10 faltas señaladas en 23 minutos, le cayeron otras 11 en los 17 siguientes. La salida a cancha de Fabien Causeur por Gabi Deck, fue fundamental para conseguir la remontada de los blancos 47-50 en el minuto 26, con un parcial de 0-10 en 3 minutos. Los blancos habían mejorado. De 8 asistencias en la primera parte, a sumar 7 en el tercer cuarto y con solo un balón perdido. Pero Jasikevicius seguía con su plan. Dar cera y pulir cera, sobre los tiradores exteriores madridistas, manteniendo la igualdad y obligando a Anthony Randolph a ser el mejor del Real Madrid en este cuarto con 7 puntos y con los 6 de Causeur, dejaba el resultado 57-60 para el Real Madrid.

Parecía algo imposible, tras el 47-40 en el minuto 23 de partido. Pero el Real Madrid había mejorado el tiro hasta el 52% y el 60% en la zona. Pero el problema seguía radicado en los 12 puntos anotados entre Sergio Llull, Edy Tavares, Facundo Campazzo y Rudy Fernández. Aun así, se esperaba que tanto Causeur, como Carroll y como Mickey – 19 puntos entre los 3 – pudiesen acompañar en el ofensivo a Anthony Randolph y sus 15 puntazos. A pesar de ello, los blancos conseguían su máxima diferencia con el 57-62 en el minuto 31. Pero aun nos faltaba disfrutar del talento de Zach Leday, que contaba con 10 puntos y 8 rebotes al final del tercer cuarto. Pues el pívot americano se comió él solo al Real Madrid con 16 puntos en este cuarto, de los 29 anotados por el equipo lituano, 3 más incluso, que todo el Real Madrid. Porque el acierto del Real Madrid se detuvo con un 4/13 en el tiro y con dos acciones susceptibles de faltas antideportivas, que desesperaron al Real Madrid y devolvió la ventaja final a Zalgiris 69-67 minuto 35. Con ese estado de nervios y una falta técnica a Sergio Llull, Zalgiris se supo vencedor y terminó arrebatando la imbatibilidad del Real Madrid con un parcial de 17-6 en cinco minutos, que sentenció el encuentro. Partido duro, muchísimo, donde los árbitros se cansaron de pitar y el Real Madrid de anotar. Primera derrota y justa, del Real Madrid en la temporada. Ahora toca recapacitar y poner mente en Liga Endesa en Santiago contra Obradoiro y en Estambul en Euroliga contra Efes. Y es que ahora a los blancos, les toca coger la maleta y disputar duros partidos, antes de la vuelta a casa.