Liga Endesa Jornada 18: Iberostar Tenerife 85 Real Madrid 92

Líder de Acero

Cargando...

Victoria del Real Madrid en un encuentro muy físico contra Iberostar Tenerife que terminó agotado y rendido físicamente. Gran segunda parte de Jaycee Carroll con 18 puntos y nuevo doble doble de Tavares con 12 puntos y 13 rebotes. Partidazo de Trey Thompkins 11 puntos y 7 rebotes y Usman Garuba con 12 puntos 9 rebotes y 4 recuperaciones. El Real Madrid amplía su ventaja en la clasificación liguera y mañana se enfrentará al Morabanc Andorra en partido aplazado.

acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos acb Photo / E. Cobos

Apenas han pasado 48 horas del 2021 y el Real Madrid regresaba a la acción para disputar un nuevo encuentro de la Liga Endesa. No se vosotros, pero yo aun guardo restos de la siempre abultada cena de Navidad y siempre creo que a los deportistas deben pesarles también la suya incluso teniendo lógicamente las connotaciones alimentarias correctas. El Real Madrid visitaba la temible cancha de Iberostar Tenerife, donde nadie ha conseguido la victoria en partido oficial esta temporada. Bueno miento, fue precisamente el equipo de Pablo Laso, quien derrotó a los albinegros en la semifinal de la pasada Supercopa Endesa disputada en Tenerife. Y el Real Madrid viajó a la isla con las bajas de Sergio Llull y Gaby Deck tocados el pasado martes en el duelo europeo ante el Anadolu Efes. Por tanto, Pablo Laso debía contar con Carlos Alocén y Nico Laprovittola para suplir al menorquín y exceder de minutos a Usman Garuba y Trey Thompkins para suplir al argentino y proteger la zona junto a Edy Tavares. Porque enfrente estaba el Iberostar Tenerife de Marcelinho Huertas – 6 asistencias (2º en ACB) por partido – de Bruno Fitipaldo – 5 asistencias – y de Giorgi (Serminaitor) Shermadini – 16 puntos (4º en ACB) y 22 valoración (líder) en la Liga Endesa.

Por tanto, nos disponíamos a vivir un duelo en la cumbre, entre los dos primeros de la clasificación donde los isleños superaban al FC Barcelona y buscaban arrebatar el liderato al Real Madrid. Carlos Alocén volvió a ser el base titular en el quinteto de Pablo Laso, junto con Fabien Causeur, Alberto Abalde, Usman Garuba y Edy Tavares. No habían pasado ni 30 segundos, cuando Shermadini le sacó la primera falta personal a Tavares, lo que pronto hizo que Pablo Laso le sentase en el banquillo a pesar de sus 4 puntos en 2 minutos, Pero el encuentro se volvió muy (demasiado) físico y quizás era mejor guardar la ropa que encontrarse sin ella en los minutos. Físico y acertado, puesto que Iberostar Tenerife no sorprendía a nadie con una tremenda intensidad defensiva y mucho acierto desde el triple con 3/4 de acierto para el 12-10 inicial en el minuto 5 de partido. Y es que con Alocén a los mandos, el Real Madrid supo aguantar las embestidas isleñas con un gran inicio de Fabien Causeur con 7 puntos en el primer cuarto. Pero Iberostar Tenerife le devolvería el golpe al francés a base de triples, con un increíble 5/7 al final del primer cuarto y Shermadini haciendo lo que le daba la gana con 5 puntos y 5 rebotes en este periodo. Pero hablando de intensidad, la figura de Usman Garuba fue clave para la remontada madridista – 2-10 en dos minutos – y mantener vivo al Real Madrid al final del primer cuarto 26-25 para Iberostar Tenerife. Y es que el madrileño conquistó otros 7 puntos, pero además cogió 3 rebotes e hizo 2 recuperaciones en 10 minutos. Pero el juego físico de Iberostar Tenerife unido al 53% en tiros de campo permitió a los tinerfeños a irse por delante en el marcador.

Intensidad. Así se podía resumir un partido donde los árbitros permitían, quizás en exceso, el contacto entre jugadores. Laprovittola aparecía en el quinteto de la segunda unidad y con la vuelta de Tavares para dejar en el alero a Rudy Fernández, pese a su exhibición en Turquía. Quizás provocado por los 26 puntos recibidos, el Real Madrid mejoró mucho en defensa dejando en solo dos canastas a Iberostar Tenerife y colocándose en cabeza con el talento de Trey Thompkins, para el 30-33 del minuto 15 de partido. El equipo blanco había conseguido mejorar su defensa, pero no lo pudo rubricar con su ataque volviendo a sus (malos) orígenes desde la zona con un 37% en el tiro interior y con el enésimo recital de Marcelinho Huertas consiguiendo 6 puntos y recuperando el liderato en el marcador para el Iberostar Tenerife. Sus puntos y los triples canarios que seguían enchufando como churros hasta el 66% de acierto al descanso. Pero la entrada de Rudy Fernández con sus dos triples, devolvió la igualdad al partido en los instantes finales de la primera parte y los 7 puntos de Trey Thompkins en este cuarto, colocó el 45-44 al descanso. Porque fue así, un Real Madrid yendo a remolque con 13 de sus 19 puntos, anotados por Trey Thompkins y Rudy Fernández. Tenía mucho mérito que el Real Madrid, convaleciente con un roster de circunstancias, aguantase el tipo de Iberostar Tenerife que volvió a disfrutar de un 62% en tiros de campo en el segundo cuarto y un 60% desde el triple. Pero es que el Real Madrid contaba con un 50% de acierto en tiros de campo y al descanso tenía a Causeur con 7 puntos, Rudy con 6, Garuba con 7 y Thompkins con 7; la mitad de los puntos del equipo blanco.

clorin 1200 200

Partido igualado, pero las sensaciones eran mejores en los tinerfeños, debido al 57% de acierto canario que si conservaba durante los 40 minutos, haría muy complicada la remontada del Real Madrid para esta segunda parte. Y a pesar del buen comienzo de Jaycee Carroll, con 5 puntos consecutivos, el Iberostar Tenerife encontró la mejor manera de marcharse en el marcador presionando, con la permisividad arbitral, a Carlos Alocén en la subida de balón provocándole 5 balones perdidos para la estadística y con los mejores minutos de Shermadini con 9 puntos sin fallo en el lanzamiento y el 8-0 en puntos al contrataque para Iberostar Tenerife. Toda esa intensidad acumulada y permitida, provocaba un 12-4 de parcial para un peligroso 59-54 para Iberostar Tenerife en el minuto 25. Con todo esto, es de suponer que el cuadro canario consiguiese un parcial de 19-5, con técnica incluida a Pablo Laso, y dejar un marcador de 66-56 en el minuto 27, con un impresionante 11/17 en triples y sólo 11 puntos del Real Madrid que perdió 7 balones en el tercer cuarto. Pero el Real Madrid no se hunde. Ni siquiera sin gente tan importante como Llull o Deck, la defensa de Garuba y Tavares y la mano inagotable de Jaycee Carroll. Y es que el francotirador de Wyoming, conseguía 12 tantos en este cuarto superando a todo tipo de defensa sobre él. Y claro, si algún lanzamiento golpeaba en el aro canario, aparecía la majestuosa figura de Edy Tavares que anotaba 5 y conseguía 6 rebotes más un 1 tapón, para recuperar toda la ventaja canaria y, tras un parcial de 6-14 en 3 minutos, quedarse a tiro de Iberostar Tenerife al final del tercer cuarto 72-70. Y es que era ahora el Real Madrid quien tenía un 67% en tiros de campo y quien acechaba al Iberostar Tenerife incapaz de aprovechar la oportunidad que tuvo de romper el partido durante este cuarto.

Y posiblemente el parcial del tercer cuarto fuese un acicate para que el Real Madrid se arremangase en defensa, subiese posiciones y se colocase definitivamente por delante del partido de la mano de Usman Garuba consiguiendo 5 puntos más y 2 recuperaciones en este cuarto para solventar los ataques canarios e incluso la intensidad defensiva que volvió a dejar al Real Madrid con 16 pérdidas al final del partido y 22 faltas de Iberostar Tenerife. Y volviendo al comienzo de este artículo, quizás fuese por cansancio navideño 13/22, pero el acierto de Iberostar Tenerife empezó a decaer por completo además, de su intensidad defensiva permitiendo otros 22 puntos del Real Madrid y un 57% de acierto en el tiro de campo. Sirva como dato, que los blancos anotaron un 62% en tiros de campo en la segunda parte. Y era ahora la defensa del Real Madrid quien mandaba permitiendo solo dos puntos de Iberostar Tenerife en 4 minutos. ¿Cómo es posible que un equipo con tantas bajas, pueda doblegar a un rival tan físico? Y mientras nos hacíamos esa pregunta, vimos un 2-13 de parcial y la 15ª victoria liguera del Real Madrid manteniéndose en pie durante 40 minutos de pelea.  Jaycee Carroll con 18 puntos, todos en la segunda parte, fue el máximo anotador del partido y Edy Tavares aportaba un nuevo doble doble con 12 puntos, 13 rebotes y 29 de valoración. Pero una vez más, hay que destacar el partido de Trey Thompkins con 11 puntos 7 rebotes y 4 asistencias y de Usman Garuba con 12 puntos 9 rebotes y 4 recuperaciones. El Real Madrid, continua líder a la espera de jugar mañana nuevamente, en Liga Endesa contra Morabanc Andorra.