Copa Endesa 2020: Cuartos de final, Real Madrid 93 Retabet Bilbao Basket 83

Los buenos siempre aparecen

#LaCopaEnPoblaFM

Cargando...

El Real Madrid se clasifica para las semifinales de la Copa Endesa al derrotar a Bilbao Basket en una gran segunda parte, donde destacaron el acierto en la zona de Deck con 14 puntos y Tavares con 12 puntos y 14 rebotes. Pero el MVP del partido fue para Sergio Llull, quien con 19 puntos, 12 de ellos en dos minutos del último cuarto, reventaron el encuentro a favor de los blancos. Mañana semifinales contra el Valencia Basket que eliminó al super poderoso FC Barcelona.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

Llegaba la Copa. Todas aquellas sensaciones demostradas en los primeros 4 meses de temporada, se iban a ver magnificadas en apenas cuatro días de competición de un impacto máximo. Cualquier error, cualquier falta de concentración podría resultar clave en el resultado final de cualquiera de los encuentros a disputar en el Martín Carpena de Málaga. Porque todos los focos apuntan a Málaga. Las rachas buenas y las malas, los buenos rendimientos y aquellos jugadores que serían examinados por la exigente afición del Real Madrid. Para los blancos, importaba el rival pero menos. Quiero decir, ya fuese cualquiera de los 7 rivales posibles, el nivel de exigencia sería siempre el mismo. Demasiado grande al posible que te encontrasen en una liga regular, porque lo que tiene la Copa es que, si pierdes, te vas a casa. Pero hablemos del rival. El Retabet Bilbao Basket ya por sí, era un equipo muy complicado. Lo era, porque fue el primer equipo en ganar en Liga a los de Pablo Laso, llegando a la Copa como 5º - tras clasificarse el último día ganando en el Palau – con ocho victorias en nueve partidos.

Además, los jugadores de Álex Mumbrú, venían siendo los “matagigantes” habiendo vencido a los cuatro equipos de Euroliga en la primera vuelta y ese adjetivo obligaba al Real Madrid a darlo todo para llevarse el partido. Por tanto, Pablo Laso probó de inicio un quinteto mezclando tiro exterior con el recuperado Jaycee Carroll e intensa defensa con Gabriel Deck, acompañando a los ya clásicos Campazzo, Randolph y Tavares. Partido muy igualado de inicio, sin apenas faltas y con un juego lleno de intensidad, sobretodo dentro de la zona donde todos queríamos ver el duelo Tavares vs Balvin. El checo, está haciendo una maravillosa temporada en Liga Endesa con 8 puntos y 6 rebotes, habiendo conseguido hasta 16 rechaces en el partido liguero contra Edy. Pero era Anthony Randolph quien, con 7 puntos, ponía al Real Madrid por delante 11-9 en el minuto 5. Un Real Madrid que empezaba a obsesionarse con el triple convirtiendo un horrible 2/8 en este primer cuarto, un dato que tiene que cuidar Pablo Laso puesto que un exceso uso del tiro exterior, puede provocar nervios y remontadas a la desesperada. Este hecho forzaba a que Retabet Bilbao Basket empezase a tener pequeñas ventajas en el marcador, que no fueron a más, gracias al trabajo (y talento) de Edy Tavares que consiguió 7 puntos y 5 rebotes en el primer cuarto para ayudar al equipo a tener más oportunidades de ataque. Efectivamente se aprovechaba Facundo Campazzo que pudo ofrecer su gran juego de los últimos partidos que repartía 5 asistencias, casi todas para Gabriel Deck que anotaba 6 puntos con un inmaculado 100% de efectividad. Una canasta final de Edy Tavares, dejaba el resultado 23-21 al final del primer cuarto para el Real Madrid, con un 52% en tiros de campo, condenado por el 25% en triples, que dejaba afeado el increíble 72% en tiros de dos puntos.

Lo que este primer cuarto nos indicaba, era que el Real Madrid estaba bien en ataque – pese a los triples – con las asistencias de Campazzo y los rebotes de Tavares y los puntos de Randolph y Deck. En el debe blanco, nos encontrábamos con 21 puntos recibidos de un equipo bilbaíno no muy atinado en ataque con un 44% en tiros de campo. Ahora tocaba dirimir si la segunda unidad blanca, mantendría la intensidad ofrecida por los ayer titulares. Pero lo que empezaron ofreciendo, fue el continuo y excesivo intento desde el triple, con prácticamente un triple intentado en cada minuto jugado. Una estadística que iba mejorando el Retabet Bilbao Basket donde repitieron el 3/6 del primer cuarto, yéndose al descanso con un bonito 50% en triples. Esto provocaba que jugásemos en el columpio puesto que, cuando el Real Madrid decidía jugar en la zona, el acierto era absolutamente certero. Porque hasta el propio Sergio Llull enfilaba un 3/5 en tiros para conseguir 7 puntos en este cuarto y mantener por delante al Real Madrid 39-35 minuto 15. Pero ahora el juego interior era bilbaíno a lo que reaccionó Pablo Laso colocando a Tavares y Mickey como puntas de lanza para cerrar esa vía ofensiva. La entrada de titulares volvía a llenar de frescor el ataque madridista ya que Fabien Causeur empezó a enseñarnos su zurda con 8 puntos en 6 minutos. Un maldito triple de Axel Boutelle en el último segundo, rompía un parcial 10-3 en dos minutos, que dejó finalmente el 50-47 del descanso, favorable al Real Madrid. Un segundo cuarto muy anotador, con un parcial de 27-26 donde el Real Madrid anotaba - 77% en tiros de dos – en la zona, todo lo que desaprovechaba - 35% en el triple – en el tiro exterior. Ese porcentaje, era la gran lacra del Real Madrid, que permitió además 7 puntos en tiro libre de Bilbao Basket que provocó que la igualdad continuase en la segunda parte.

clorin 1200 200

Esperábamos que continuase el acierto en el tiro por parte madridista y que lograse frenar el mismo acierto de Retabet Bilbao Basket. Un Real Madrid que repetía quinteto titular para encontrar el mismo efecto de la primera parte y de nuevo encontrar la envergadura de Edy Tavares que empezaba con el show reboteador de la segunda parte. Mientras, en el ataque, aparecía Jaycee Carroll – inédito en la primera parte – anotaba 7 puntos en este cuarto para ayudar al Real Madrid a conseguir un parcial de 7-0 en 3 minutos y escaparse en el marcador. Pero Retabet Bilbao Basket no se iba a dar por vencido y tuvo que cometer 4 faltas en 4 minutos para frenar la ofensiva madridista. Porque Facundo Campazzo decidió tomar el mando del partido con 13 puntos 5 rebotes y 8 asistencias tras el tercer cuarto. Además, los blancos consiguieron frenar la ofensiva bilbaína quien perdió hasta 4 balones en este cuarto. Con los puntos de Campazzo y Tavares, el Real Madrid conseguía un parcial de 7-0 en dos minutos para colocar el 64-55 del minuto 25. Y es que ya teníamos a Edy Tavares con 10 puntos y 10 rebotes siendo decisivo para la floja aportación del impecable juego interior de Bilbao Basket. Pero el criterio arbitral cambió. Eso sí, para los dos equipos, donde los árbitros dejaron jugar y permitir los contactos, algo que padeció el gigante Edy Tavares quien recibió palos de todas partes y en cada jugada por parte de los hombres altos vizcaínos. Pero fue irse al banquillo el bueno de Edy y el Real Madrid continuar con el showtime del tercer cuarto, con un parcial de 21-7 en 8 minutos llegando a tener una máxima diferencia 73-57 minuto 29. Pero si hablásemos de un partido de Liga Regular, quizás pudiésemos especular de la sentencia del partido, pero un parcial de 0-6 para Retabet Bilbao Baskey, colocaba el 73-63 al final del tercer cuarto. Un último parcial que ensombrecía en parte el buen cuarto jugado por los blancos, que consiguió provocar el único cuarto bilbaíno en no llegar a los 20 puntos anotados. Anotar 73 puntos en 3 cuartos, con un 53% en tiros de campo, 29 rebotes y 16 asistencias, eran unas muy buenas estadísticas para afrontar con garantías el último cuarto.

Pero ya os avisábamos al inicio, que en unos cuartos de final, no hay nada decidido y no es tan sorprendente remontar 10 puntos en 10 minutos. Con lo cual, había que jugar este partido hasta el final. Y así fue, porque Retabet Bilbao Basket conseguía remontar poco a poco ante un Real Madrid que seguía intentando arreglar su malísimo acierto desde el triple. Tras anotar 23 puntos en el tercer cuarto, el Real Madrid solo pudo anotar 2 puntos en los 4 minutos siguientes. La cosa se complicaba, amen a que los árbitros seguían dejando jugar con el físico para ambos equipos y con lo cual, el Real Madrid necesitaba recuperar la aportación ofensiva de sus mejores hombres. Pero, tras haber empezado con 7 puntos, no era el día de Anthony Randolph que se quedó en un 4/12 en tiros de campo. Tampoco Fabien Causeur que se quedaba en los 10 puntos del descanso y ahora, con la aportación de Balvin, el resultado se quedaba en un igualado 80-74 en el minuto 35. Pero el jugador que apareció para recuperar la alegría ofensiva en el Real Madrid fue un ser inesperado. Inesperado por la catarata de críticas recibidas por Sergio Llull durante la temporada, de una parte de la afición que no comprende un paso atrás de un jugador que llegó a ser MVP de todas las competiciones que ha jugado en su carrera deportiva. Pues anoche, Sergio Llull anotaba 12 puntos en el último cuarto, todos ellos anotados en 2 minutos y medio de autentica locura y sentenciando el encuentro con el 87-74 del minuto 36. Los intentos de Bilbao Basket dieron emoción al final del partido, pero las manos de Campazzo, Deck y Tavares resolvieron el encuentro que Sergio Llull reventó. 19 puntos anotó el menorquín por 16 de Gabriel Deck y los 12 puntos y 14 rebotes de Edy Tavares.

Con esta victoria, el Real Madrid se clasifica para las semifinales de la Copa, que jugarán mañana contra el Valencia Basket que ganó de manera sorpresiva pero merecida al FC Barcelona en el primer cuarto de final.