Liga Endesa Playoffs Cuartos de Final REAL MADRID 95 (2) MORABANC ANDORRA 84 (1)

Los interiores llevan al Madrid a Semifinales

El Real Madrid se clasifica para las semifinales de la Liga Endesa

Cargando...

Un fortísimo juego interior comandado por Gustavo Ayón con 15 puntos y 9 rebotes & Felipe Reyes 11 puntos y 8 rebotes, mantuvo al Real Madrid siempre por delante donde Sergio Llull con 12 puntos en el último cuarto ejecutó el pase a semifinales.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

El Real Madrid se veía ante su peor pesadilla esta temporada. Ni Fenerbahce, ni Baskonia, CSKA de Moscú o Barcelona. El rival “pegajoso” con el cual ha tenido que pelearse a muerte este año no ha sido otro que el Morabanc Andorra. No es el equipo con más nombre de la competición ni tampoco el más intenso, pero sí ha sido el rival más duro contra el que ha tenido que enfrentarse el Real Madrid. Y dicho rival llego en el peor momento de la temporada blanca, que últimamente viene siendo el cruce de cuartos de final de Liga Endesa. Un enorme acierto en el tiro a canasta del primer partido dio un plácido triunfo de los blancos que se vieron interrumpidos durante el segundo partido “olvidándose de competir” en el tercer cuarto y dejando prácticamente imposible una hipotética remontada. Por todo ello no podíamos realizar una previa fiable e intuir lo que pudiese suceder en la noche de ayer en el WiZink Center. Lo único que se podía adivinar, era que el porcentaje en los triples del Real Madrid – 26% en la serie – y por tantos sería buena idea “tirar” de juego interior, algo que al equipo blanco le sobra y mucho esta temporada.

Y eso pareció en los primeros minutos del tercer partido con un acertado Morabanc Andorra que de la mano de su estrella Goirgi Shermadini conseguía iniciar con ventaja el encuentro 9-11 en el minuto 5. Hasta 7 puntos llevaban la firma del gigante georgiano que de nuevo hacía lo que le daba la gana en la zona madridista. Mientras en el Real Madrid, un inspirado Gustavo Ayón con 4 puntos y 4 rebotes, daba la réplica dentro de la zona intentando dejar en anécdota, un partido más, el horrible porcentaje en triples de los blancos que contaba con un 3/10 solo en el primer cuarto. Afortunadamente el Real Madrid seguía viendo abierto el agujero interior que desprotegía Morabanc Andorra para conseguir un parcial de 11-0 en 3 minutos con seis puntos consecutivos de Sergio Llull. Gracias a 3 polémicas faltas sancionadas al Real Madrid dentro del último minuto y medio de juego, permitieron a Morabanc Andorra mantenerse dentro del partido con una desventaja de 9 puntos, 27-18 al final del primer cuarto. Por fin el conjunto blanco se mantenía con un 50% de acierto en los tiros de campo, pese a su 30% en triples que volvía a ser su talón de Aquiles. Esta vez Sergio Llull y Gustavo Ayón contaban con la buena participación de un renacido Luka Doncic – ausente en la serie – con 7 puntos en el primer cuarto. Nuevamente el juego interior de Andorra, permitía anotar 14 de los 18 puntos del primer cuarto por parte de sus pívots, Shermadini y Stevic.

Parecía claro que el 75% de acierto en los tiros de dos puntos, debía marcar el camino del Real Madrid para distanciarse en el marcador. Era el momento de la segunda unidad del equipo blanco con Felipe Reyes y Othello Hunter a la cabeza. El trabajo de Felipe Reyes bajo el aro permitía las primeras ventajas importantes del Real Madrid 37-27 en el minuto 15 de partido. El trabajo de Felipe con 7 puntos y 6 rebotes – todos ellos ofensivos – y de Othello con 6 puntos sin fallo, permitía al Real Madrid sostener la ventaja en el marcador ante un duro Morabanc Andorra, que seguía manteniendo las diferencias en el luminoso gracias a su excelente 50% en tiros de campo y el trabajo de Giorgi Shermadini que seguía con 13 puntos dominando la zona contraria. Pero el jugador georgiano se encontraba muy solo y era incapaz de hacerle frente a la batería de anotación que fueron Doncic, Reyes y Hunter en el segundo cuarto. El marcador lo dejaba bien claro con un 46-33 en el minuto 19 favorable al Real Madrid. Pero un parcial de 0-6 cerrado por un nuevo error de bulto del trio arbitral encabezado por Emilio Pérez Pizarro, permitía a Morabanc Andorra nuevamente salir muy vivo de camino al vestuario con un 46-39. El porcentaje blanco bajó al 42% pero seguía siendo mejor que su rival, que como ya avanzábamos, siempre había sido un hueso para el Real Madrid durante la temporada. El 51% de acierto del cuadro andorrano al descanso, les permitía seguir jugando de tú a tú contra el Real Madrid a pesar de haber sido vencidos claramente en la valoración 55-40.

Tras el paso por los vestuarios, el Real Madrid volvió inyectado de intensidad provocando un 10-2 de parcial en 3 minutos con un 3/3 en el juego interior donde Anthony Randolph empezaba a dominar la zona con 6 puntos, 4 rebotes y 2 tapones en el tercer cuarto para devolver la diferencia blanca en los 11 puntos. Un parcial de 0-5 de Morabanc Andorra, volvía a meter en el partido a un equipo rugoso y peleón que seguía demostrando el porqué de su gran temporada en Liga Endesa. Pero de la mano de Gustavo Ayón con 12 puntos sin fallo, el Real Madrid volvía a estirar el resultado 62-53 en el minuto 26. Todo era feliz en los casi 9000 espectadores que habitaban en el WiZink Center hasta que nuevamente el trio arbitral – muy desafortunado en la tarde de ayer – permitía un 3-9 de parcial para Morabanc Andorra para cerrar el cuarto con solo tres puntos de ventaja para el Real Madrid 69-66 en el marcador. Era curioso comprobar que los pívots del Real Madrid llevaban 33 de los 69 puntos del equipo al final del tercer cuarto. Rudy Fernández se aprovechaba de la baja de Jeffrey Taylor para conseguir 9 puntos y 5 asistencias, anulando en lo posible el flojo partido de Llull que mantenía los 7 puntos del primer cuarto, pero con una efectividad de 2/9 en tiros de campo. Era curioso comprobar que el Real Madrid era mejor en todo que el equipo andorrano pero el 48% en tiros y los ya 18 tiros libres lanzados por el equipo de Morabanc Andorra, permitía al espectador disfrutar de otros 10 minutos de tensión donde el perdedor, debía hacer las maletas y abandonar la lucha por la Liga Endesa.

Mas igualado no se podía poner el partido cuando David Walker empataba el encuentro a 71 en el minuto 32. Fue entonces cuando el partido le pedía al Real Madrid un momento de inspiración, alguien que tirase del carro. Y el MVP decidió salir de su horrible partido hasta entonces para anotar hasta 9 puntos consecutivos en dos minutos para darle un nuevo respiro al conjunto madridista. Bajo la tutela del segundo capitán madridista y con el acierto de Jaycee Carroll desde el triple, el conjunto madridista volvía a distanciarse en el marcador 86-76 en el minuto 36. El Real Madrid frenó entonces su aportación ofensiva pero la precipitación se apoderó del juego de Morabanc Andorra que encontraba trabas en su propio juego para remontar. En los últimos instantes del partido, rápidas transiciones madridistas, dejaban sin efecto el buen partido – y digna eliminatoria – del conjunto andorrano.

Con esta situación, el Real Madrid ha salvado un “match ball” ante un dignísimo Morabanc Andorra que nunca se rindió en los 3 partidos, como en los 3 jugados anteriores. Pero el juego interior blanco, con Gustavo Ayón 15 puntos y 9 rebotes, Felipe Reyes 11 puntos y 8 rebotes, y Anthony Randolph con 8 puntos y 8 rebotes fue demasiado para un Morabanc Andorra que confiaba nuevamente en el acierto de Shermadini 21 puntos y 6 rebotes y en el escaso 31% en los triples del Real Madrid, que esta vez sí, fue mejor en el juego interior con 58% en tiros de dos puntos, 43 rebotes y 5 tapones. Pero esto no para y a partir del miércoles, el Real Madrid tiene que cambiar el chip para intentar sobrepasar al Unicaja de Málaga en el duelo de semifinales a cinco partidos. Una nueva prueba de fuego para los jugadores de Pablo laso en su intención de volver a conquistar una nueva edición de la Liga Endesa.