Repasamos el primer mes del Real Madrid, que sigue invicto.

Máquina Perfecta

Cargando...

Cuando éste verano todo era un mar de dudas, Pablo Laso y el Real Madrid han vuelto a demostrar que son un gran equipo, pese a las bajas e inconvenientes. En apenas un mes han logrado 10 victorias seguidas con 91.6 puntos anotados y 106.1 puntos de valoración. Contamos aquí su evolución.

Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com Real Madrid.com

El Real Madrid empezó la temporada con muchas dudas. Dudas por la irregularidad mostrada en la pasada final de Liga Endesa que se llevó el Valencia Basket, dudas por las pocas incorporaciones cosechadas este verano mientras los grandes equipos europeos, se armaban de jugadores de enorme calidad. No ayudaba tampoco la dura lesión de Sergio Llull, que, a las malas, no disputará partido alguno esta temporada. Los aficionados se preguntaban quién iba ahora a liderar el proyecto para el nuevo año y desconfiaban del rendimiento de Facundo Campazzo. Se creía que el enorme Eurobasket realizado por Luka Doncic le daría ese derecho a liderar al Real Madrid, aunque su edad, podía jugar en su contra. La ya comentada baja de Llull, creo un nuevo debate para saber qué tipo de jugador debía ocupar su plaza en el roster, una estrella o un jugador de complemento. Encima la mala pretemporada y el mal partido de la Supercopa ante Gran Canaria, bajaba la moral de los aficionados a síntomas de congelación. ¿Se estaba agotando el proyecto de Pablo Laso?

Desde Pobla FM siempre hemos defendido lo contrario. Hemos demostrado con datos reales que, en todas las temporadas, Pablo Laso ha cumplido de manera excelente. Hemos convertido una mala racha de partidos, en dramas. Pero siempre hemos confiado en un entrenador que ya en 2011 consiguió cambiar la inercia del juego del Real Madrid por entonces, para convertirlo en un nuevo estilo, su estilo. Desde esa temporada, hasta el día de hoy, Pablo Laso ha sabido colocar sus piezas sobre la cancha que asimilasen de la mejor manera su estilo, el estilo del nuevo Real Madrid. Para que todo motor funcionase, necesita que todas sus piezas y engranajes hagan su labor, ni más ni menos. Si se rompe alguna pieza, conocer su defecto y cambiarla por otra que realice la misma función, sin necesidad de modificar el resto de la máquina. Algo así ha conseguido realizar Pablo Laso con el Real Madrid. Las bajas de jugadores importantes como Nikola Mirotic, Sergio Rodríguez o Marcus Slaugther, las ha sabido intercambiar de tal manera que ya nadie les echa de menos en la cancha. Yo, personalmente, esperaba lo mismo tras la lesión de Sergio Llull y ahora, con las de Kuzmic y Randolph. Y Pablo Laso lo ha conseguido. Luka Doncic no solo se ha convertido en el nuevo superhéroe del Real Madrid, sino que ha hecho olvidar – en la medida de lo posible – a Sergio Llull. Un joven talento, del cual casi nadie esperaba nada, llamado Dino Radoncic, se atreve a cubrir las bajas de Randolph y Kuzmic con su carácter e intensidad, pese a tener todavía 18 años. Todas las piezas siguen funcionando al 100% aunque no sean las originales.

Además, los resultados están acompañando. Diez partidos, diez victorias. Seis en Liga Endesa – Morabanc Andorra, Bilbao Basket, Tecnyconta Zaragoza, Valencia Basket, Unicaja Málaga y San Pablo Burgos – anotando 93 puntos y consiguiendo 107 puntos de valoración. Cuatro en Euroliga – Anadolu Efes, CSKA Moscú, Armani Milán y Zalgiris Kaunas – anotando 89 puntos y consiguiendo 105 puntos de valoración. Es el calendario, no los rivales. Los rivales pueden tener más o menos calidad y ser más o menos sencillos. En todos los partidos, aparecen los jugadores. Ya sea de forma individual - como Santi Yusta en Burgos, Rudy Fernández contra Milán, Felipe contra Zaragoza, Maciulis en Burgos o Jaycee Carroll contra Unicaja - o de manera colectiva. Pocas excusas nos quedan por exprimir la temporada que está haciendo el Real Madrid. Porque ya son 10 partidos jugados, donde toda la plantilla aporta, algunos más y algunos menos, pero siempre hay partidos y minutos para todos los jugadores. Jugadores con sabor a MVP de todo, como Luka Doncic, con 18 años, no lo olvidemos. Jugadores que siempre están como Gustavo Ayón y Anthony Randolph. Jugadores que siempre aportan como Facundo Campazzo y Fabien Causeur. Jugadores que ayudan en defensa como Ognjen Kuzmic y Jeffrey Taylor. Jóvenes a los cuales no les puede la presión como Santiago Yusta y Dino Radoncic. Jugadores que muchos tenían olvidados como Felipe Reyes, Rudy Fernández, Jonas Maciulis y Jaycee Carroll y finalmente un jugador que apenas ha podido aportar como Trey Thompkins.

Hace justamente un mes nos preguntábamos quién sería el líder de este equipo. Quién aportaría más y quién menos. Cómo serían las nuevas rotaciones. Cómo se comportaría el equipo ante rivales de cierto nivel. Pablo Laso y su equipo nos han respondido a esas preguntas y a muchas otras. Ha conseguido conectar nuevamente con aquellos aficionados que habían perdido la ilusión por seguir la trayectoria del equipo esta temporada. Ilusionar a aficionados y periodistas a partes iguales con las mayores posibilidades de triunfo en la temporada. Personalmente, creo que Pablo Laso nos ha vuelto a demostrar algo. Pablo Laso tiene un equipo, un equipo completado con jugadores, no con nombres.  Ya nadie se acuerda – baloncestisticamente hablando – de las bajas de Sergio Llull, Anthony Randolph u Ognjen Kuzmic. Nadie se acuerda de Nkola Mirotic, Sergio Rodríguez ni Marcus Slaughter que dejaron cojos las ilusiones de los aficionados madridistas. Pablo Laso ha sabido modificar las piezas y mantener la misma forma de jugar desde aquel verano de 2011. Porque no son los títulos los que hacen grande a Pablo Laso, sino el mantener el mismo bloque, el mismo estilo y las mismas ganas. Todo esto, junto a la calidad de la plantilla madridista, es lo que hace que el Real Madrid esta temporada esté invictos y la máquina siga funcionando de manera perfecta y de momento, arrolladora.