Liga Endesa Jornada 21: Real Madrid 96 San Pablo Burgos 81

Mejores de principio a fin

Cargando...

El Real Madrid sumó su 19ª victoria en la Liga Endesa, con una fácil victoria ante el San Pablo Burgos que contó con más de 1500 aficionados en las gradas del WiZink Center. Tavares fue el mejor del Real Madrid con 13 puntos y 13 rebotes en un partido donde también destacaron Jaycee Carroll Santiago Yusta y Anthony Randolph.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

clorin 1200 200

Tras el duro revés sufrido el pasado viernes, solo 40 horas después – esto es la Liga Endesa que nos toca vivir – el Real Madrid volvía a ponerse el traje nacional para disputar un encuentro de la competición donde es líder sólido y en solitario. El rival en esta ocasión era el San Pablo Burgos, que vino acompañado de su maravillosa afición. Una afición como una catedral, que estuvo animando al equipo castellano desde mucho antes de que comenzase el encuentro. Una afición de un equipo de Liga Endesa, que por méritos propios ya debería de disfrutar de la competición nacional por méritos deportivos, pero tuvieron que esperar varios años a que la cuidad castellana reuniese el mínimo presupuesto solicitado desde los cómodos sillones de la ACB, para poder participar. Algo que me da a pensar que, si un grupo de amigos juntásemos ese dinero, podríamos participar en la mejor liga española de baloncesto, sin tener ningún mérito. San Pablo Burgos lucha por mantenerse en la competición, algo que seguramente con esta afición, confiaremos en que lo consiga.

El quinteto madridista volvió a parecerse mucho al del pasado viernes, con la sustitución de Causeur por Carroll. Al menos, el francés, podría surtir más balones al juego interior, que lo que podría controlar Jaycee Carroll. A diferencia del pasado viernes, el Real Madrid inició el encuentro fiel a su estilo, con Facundo Campazzo en formato creativo, llenando de asistencias su estadística y ayudando a darle un 7-0 de salida al Real Madrid en apenas dos minutos de juego. Y es que, en las dos últimas derrotas de Euroliga, el base argentino no estuvo muy afortunado en la dirección. Por el contrario, el inicio del equipo de Pablo Laso en el partido de esta mañana, fue fundamental para coger una buena diferencia para convivir tranquilo, el resto del partido. De ello se encargaba también, Santiago Yusta. El canterano madridista, aprovechó sus minutos de calidad en el primer cuarto, para conseguir 11 puntos y 2 recuperaciones, para darle una clara ventaja a los suyos 19-3 minuto 5. Y es que los porcentajes lo decían todo 75% por parte madridista y 11% por parte de San Pablo Burgos, que poco podía hacer para frenar el ritmo anotador y la velocidad del Real Madrid. Parecía sorprendente el nivel del partido, entre el Burgos que no ha jugado en los últimos 21 días, contra el Real Madrid que este era su 6º partido oficial en el mismo espacio de tiempo. Afortunadamente con la salida de Sebas Sáiz, el estilo de juego de San Pablo Burgos, mejoró ostensiblemente, aunque el dominio del Real Madrid en la pista era abrumador. Con un triple de Yusta, terminaba el primer cuarto, 28-13 para el actual líder de la Liga Endesa. Los blancos contaban con un 62% en tiros de campo y ya 6 asistencias, que dejaban sin respuesta a un San Pablo Burgos, con un escaso 23% en tiros de campo y 7 pérdidas de balón.

El Real Madrid había conseguido su primer objetivo, de conseguir una buena diferencia para mantenerse tranquilo y relajado durante el transcurso del encuentro. A pesar del crecimiento ofensivo de San Pablo Burgos – con la ayuda inestimable del trío arbitral – el Real Madrid continuaba manteniendo diferencias por encima de los 10 puntos, gracias al encomiable -trabajo, una vez más, de Felipe Reyes con 8 puntos en este cuarto. Pero la diferencia en faltas, 7-1 en 4 minutos, colocaba todavía un inquietante 35-24 para el Real Madrid, que empezaba a acumular errores en ataque y faltas personales en defensa. No dejaba de ser curioso, los 15 lanzamientos de tiro libre, que los burgaleses tuvieron a su disposición en el segundo cuarto. Pero las 11 asistencias madridistas, eran un fuelle demasiado difícil de superar por el cuadro castellano, y con un nuevo parcial de 6-0, los blancos volvían a distanciarse en el marcador, hasta el 41-24 del minuto 15. Pero desgraciadamente, San Pablo Burgos seguía sin estar acertado en el lanzamiento, rozando un escaso 25% al final del segundo cuarto, algo que no debería estar permitido, si tu deseo es lucharle el partido a todo un Real Madrid en el WiZink Center. Los blancos alcanzaban nuevamente su máxima diferencia en el marcador 49-29 em el minuto 18 con un buen Jeff Taylor que sorprendía con sus 6 puntos al descanso tras 7 lanzamientos. La vuelta a la cancha de Edy Tavares, demostró de poder físico al Real Madrid y darle 8 puntos y 7 rebotes en la primera parte, que terminó con un claro 53-31 para el Real Madrid. Los blancos bajaron su alto porcentaje en el tiro de campo, pero doblaron su número de rebotes ante un San Pablo Burgos que apenas vivía de su intensidad ofensiva, con 6 rebotes ofensivos, pero poco más. Ni siquiera el curioso 13-8 en faltas personales, les ayudaba a remontar.

Pero, como suele ocurrir, el paso por los vestuarios cambiaba el estilo del partido. Esta vez, las transiciones ofensivas del Real Madrid, se encontraban con una intensa defensa de San Pablo Burgos, que no permitió canasta alguna a los blancos en 3 minutos, todo ello precedido, como decimos, de una férrea defensa burgalesa, permitida por el trío arbitral, algo que no sucedía en la zona contraria. A pesar de ello, el Real Madrid, seguía dominando el partido, esta vez con el trabajo de Anthony Randolph con 11 puntos y 6 rebotes al final del tercer cuarto. Pero un parcial de 0-5 en un minuto, daba alas a la enorme afición de San Pablo Burgos, que no dejó de animar a su club. Qué pena, que la ACB no permita, por el dichoso canon de inscripción, la eclosión de equipos y aficiones de diferentes equipos y ciudades se han ganado el derecho a competir, por sus resultados. Pero el parcial se había convertido en 3-12, con un escandaloso cuarto de Goran Huskic con 10 puntos y 5 rebotes en este cuarto, que llamaba a la ilusión de devolver al partido a San Pablo Burgos, 64-53 minuto 26. Pero el Real Madrid, no estaba dispuesto a permitir más sorpresas en el WiZink Center y volvió a engancharse al partido de la mano del trío Campazzo con 10 puntos, Yusta con 13 puntos y Randolph con 11 puntos, que dominaban todas las zonas del campo y devolvían la serenidad a los aficionados madridistas. Resultaba curioso encontrar 34 puntos entre estos 3 jugadores, y únicamente 5 entre Luka Doncic, Gustavo Ayón y Rudy Fernández, jugadores a ser llamados importantes esta temporada. Pero hoy no hacía falta que estos jugadores brillaran como en ellos es habitual, puesto que los jugadores de banquillo, hacían muy bien su trabajo y mantenía al Real Madrid por delante, 74-59 al final del tercer cuarto. Un cuarto con mucha anotación, 5 jugadores superaban los 10 puntos, siendo tres de ellos – Randolph, Tavares y Felipe – jugadores interiores. Una buena noticia dentro de un equipo, acostumbrado a anotar desde el exterior. En la parte positiva, Burgos había conquistado los 28 puntos en este cuarto, igual que el Real Madrid en el primero, pero se encontraban muy lejos de pelearle el partido al Real Madrid. Solo una tormenta metafórica, podría darle vida a los burgaleses.

Y la tormenta quería asomar, desde la zona más alta del WiZink Center, con un parcial de 4-12 en 3 minutos que rompía la dichosa barrera de los 10 puntos, colocando el 80-71 en el minuto 33. San Pablo Burgos había reaccionado gracias a su 8/17 en triples y su intensa defensa que obligaba al Real Madrid a realizar malos tiros. Todo marchaba bien para San Pablo Burgos, que no contaba con la aparición de Jaycee Carroll. Nuevamente, el escolta de Wyoming, se erigió como héroe del Real Madrid con 13 puntos en el cuarto decisivo, encabezando un parcial de 11-3 y dejando el partido sentenciado con 91-74 minuto 38. Y es que el escolta americano se colocó como máximo anotador del partido con Randolph Yusta y Tavares llegando a los 13 puntos. Además, el gigante caboverdiano, dominó los aros consiguiendo 13 puntos 13 rebotes y 3 tapones para 27 de valoración. San Pablo Burgos lo intentó, con Alex López como estrella con 16 puntos 4 rebotes y 5 asistencias, pero el Real Madrid cuando juega en equipo, es imbatible. Con esta victoria, los blancos suman 19 en 21 partidos, 5 más que sus perseguidores.