Liga Endesa Jornada 4: Real Madrid 92 Divina Seguros Joventut 69

Modo Ahorro

Cargando...

Victoria sufrida del Real Madrid que sentenció en el último cuarto, con un parcial de 27-9 que solventaba un dificil partido, donde fueron ausencias Sergio Llull - felicidades por su paternidad - y Fabien Causeur. Gran partido de Gabriel Deck con 15 puntos y 6 rebotes, siendo el jugador más valorado de todo el partido. Los blancos se preparan para asumir 3 partidos en 7 días.

Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba Realmadrid.com Antonio Villalba

Llevamos apenas 15 días de octubre, y el Real Madrid ha disputado 5 partidos oficiales. Por si nos parece poco, los blancos volverán a disputar 3 encuentros en los próximos 7 días, debido a que nos encontramos en la primera semana del calendario, con doble jornada de Euroliga. Dicho esto, nos podemos preguntar, como dispondrá Pablo Laso los roles del equipo para estas semanas tan complicadas que se avecinan. Como primera prueba, nos hemos encontrado en la mañana de ayer, con un partido de Liga Endesa, contra Divina Seguros Joventut. En la previa de dicho partido, nos hemos encontrado con la baja de Sergio Llull, ausente por el feliz nacimiento en la tarde del sábado, de su hija primogénita Olivia. Desde Pobla FM, queremos felicitar al jugador balear, a su mujer Almudena y a la familia de ambos por tan feliz acontecimiento. A la baja de Llull, debemos sumar la del francés Fabien Causeur, por descanso y las ya conocidas de Gustavo Ayón y Trey Thompkins. Afortunadamente, ninguno contiene graves lesiones y se irán incorporando a lo largo del mes. Pero en la mañana del sábado, pude leer unas declaraciones de Pablo Laso indicando “no estoy preocupado ahora, por ganar o perder”. Una afirmación que haría estallar los cimientos de cualquier club deportivo, pero que en este Real Madrid Baloncesto, se acoge con la confianza necesaria de conocerse larga la temporada y encontrarse próximamente, momentos muy complicados.

clorin 1200 200

Por tanto, la visita del Divina Seguros Joventut al WiZink Center – con todos los respetos – iba a servir como piedra de toque de un Real Madrid de Pablo Laso, para comprobar nuevamente el estado de forma de tan exigente plantilla compuesta por 16 jugadores.  Para cubrir las nuevas bajas, Melwin Pantzar y Santiago Yusta, se estrenaban en una convocatoria esta temporada con el Real Madrid aunque apenas disfrutaron de minutos en cancha y ninguno de los dos, aportaron puntos. El quinteto fue formado en esta ocasión, por Campazzo, Prepelic, Taylor, Randolph y Tavares. Los blancos intentaron, como de costumbre, poner un nivel alto  de anotación desde el principio, pero el pobrísimo acierto desde el triple 37% en el primer cuarto, mantuvo muy igualado el encuentro gracias al acierto de Laprovittola y Dawson, que anotaron 14 de los 23 puntos de su equipo en el primer cuarto. Y es que los verdinegros querían aprovecharse del mal inicio blanco hasta llegar al 10-14 del minuto 5. Los de Lasos eguían erráticos y sus hombres – en teoría – más en forma, Randolph y Campazzo, sumaron un 2/9 en tiros de campo. Pero como avisábamos en la previa, esta plantilla está excelsa en talento y ayer le tocaba a Klemen Prepelic quien con 9 puntos sin fallo, mantuvo a los locales dentro del partido 22-23 al final del primer cuarto.

Ya en la reanudación, Pablo Laso confiaba en Melwin Pantzar para dirigir a los blancos y volvía a confiar en el acierto de sus jugadores exteriores, Jaycee Carroll y Rudy Fernández. La poca confianza depositada en Kuzmic, mantenía más minutos a Walter Tavares, más preocupado en acciones defensivas con 4 rebotes y 1 tapón al descanso. Los blancos se encontraban en problemas, no solo por el marcador en contra, sino porque en ataque eran incapaces de crear buenas acciones de tiro, donde solo Rudy Fernández era capaz de ver aro en 5 minutos de segundo cuarto, 26-31 para la Penya, que de haber estado mucho más acertado, podría haber conquistado una buena distancia en el marcador. Su 38% de tiro de campo, así lo atestigua, pero con 6 robos de balón por las 7 pérdidas del Real Madrid. Un dato muy extraño en el cuadro blanco, al descanso. A pesar de ello, a tirones, el Real Madrid iba recuperando acierto, gracias a los contrataques y el acierto de Rudy Fernández, quien lideró a su equipo con 9 puntos, apoyado claramente en el argentino Gabriel Deck, quien estuvo muy acertado en el triple consiguiendo 8 puntos con dos triples y 3 rebotes. Entre los dos jugadores, conquistaron 17 de los 22 puntos del Real Madrid, para liderar un parcial de 10-2 en 2.30 minutos y dejar el resultado en 44-39 al descanso. Este parcial engañaba parte de la apatía madridista en jugadores como Campazzo, Randolph y Tavares, quienes solo sumaban 8 puntos de los 44 de su equipo, además de verse superado tanto en rebotes como asistencias, por parte del Divina Seguros Joventut.

Solo el terrible 38% de los verdinegros, ayudaba a los blancos a iniciar la segunda parte, con ventaja en el marcador. El Real Madrid debía mejorar en ataque y así lo hizo, metiéndole una marchita más al partido y consiguiendo 13 puntos en 5 minutos, gracias a 11 puntos entre Felipe Reyes y un excelso reconvertido anotador, que se ha convertido Jeffrey Taylor. Pero los 14 rebotes ofensivos de Divina Seguros Joventut, en 30 minutos, eran demasiadas oportunidades perdidas por el Real Madrid, que surgieron para el acercamiento de la Penya al 57-54 minuto 26. Quizás en esos minutos, nos empezamos a dar cuenta de lo mal acostumbrados que nos tiene el equipo de Pablo Laso, superando siempre los 88 puntos anotados en sus 5 partidos anteriores y valorando por encima de los 100 puntos. Tras lo visto en la mañana de ayer, en los 30 primeros minutos, las medias logradas por el Real Madrid, parecían algo lejos. Divina Seguros Joventut, de la mano de Dawson y Drimitijevic – con 11 puntos cada uno – se mantenía siempre al acecho de los blancos, quienes intentaban un nuevo estirón, para cerrar el tercer cuarto en 65-60. Muchos puntos anotados, para solventar tantos puntos recibidos. 60 puntos anotados por la Penya, tras como hemos indicado antes, los 14 rebotes permitidos por los locales en su misma canasta, donde perdían por amplia mayoría la lucha por el rebote. Solo el menor porcentaje de Joventut en el lanzamiento y el mejor manejo – solo dos pérdidas – del balón del Real Madrid en este cuarto, mantenían a los blancos por delante en el marcador.

A diferencia de lo que en él es habitual, Pablo Laso decidió mantener en cancha tanto a Campazzo y Tavares en el quinteto de salida de la segunda unidad, junto a Rudy, Carroll y Gabriel Deck. Lo que buscaba el entrenador vitoriano estaba claro. Los 60 puntos recibidos, eran una gran ofenda para un mejorado Real Madrid en defensa, quienes se pusieron las pilas y subieron varios puntos su intensidad defensiva, para dejar al Divina Seguros Joventut Joventut en apenas 3 puntos en 7 minutos en este cuarto. En dicha trampa defensiva cayeron los visitantes, ante un Real Madrid deseoso de cerrar el partido lo antes posible, consiguiéndolo en gran medida al 9/14 en tiros de campo en los últimos 10 minutos de encuentro. 27 puntos anotados en el último cuarto, con Facundo Campazzo y Jaycee Carroll como estiletes ofensivos y el trabajo atrás de Walter Tavares con 13 rebotes y Gabriel Deck, quien seria el mejor del equipo blanco con sus 15 puntos y 6 rebotes. En un abrir y cerrar de ojos, el Real Madrid metió su quinta velocidad, rompiendo el partido con un parcial de 10-1 en 5 minutos, que terminaría siendo de 27-9 en el último cuarto, con un Real Madrid a medio gas, al que le costó desembarazarse de un pegajoso DKV Joventut, que siempre estuvo dentro del encuentro hasta el último cuarto.

Los mejores ayer, fueron Gabriel Deck con 15 puntos y 6 rebotes, Walter Tavares con 4 puntos y 13 rebotes y Facu Campazzo con sus 15 puntos 5 rebotes y 5 asistencias, en un nuevo partido, donde los blancos superaron los 88 puntos y los 100 de valoración. Cuarta victoria consecutiva en Liga Endesa del Real Madrid, que lejos de celebrar, tiene que concentrarse aun más para preparar la doble jornada de Euroliga que tiene esta semana, y el próximo domingo en partido de Liga Endesa, contra Mombus Obradoiro quien esperará 7 días al nivel físico madridista. Será una semana apasionante, para seguir comprobando el nivel que mantiene, esta temporada, nuestro Real Madrid.