Liga Endesa Jornada 33: Real Madrid 104 Real Betis Energía Plus 89

Mr. Triple Doble sentencia al Betis

Cargando...

Un enorme partido de Luka Doncic 17 puntos 10 rebotes 10 asistencias y 42 de valoración en 22 minutos, destroza las pocas opciones del Real Betis de mantener la categoría de oro del basket español. Luka Doncic, con 18 años, consigue el triple doble de un jugador de menor edad de toda Europa. Hace 5 años jugaba como un hombre ante niños y ahora el niño sigue ganando a los hombres.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Desde su edad cadete, todos sabíamos lo especial que era Luka Doncic. Dominaba cualquier apartado de la cancha no solo en anotación. Parecía un hombre entre niños, o al menos eso pensaban los ingenuos al ver la absoluta superioridad que tenía el esloveno ante cualquier rival. Cinco años después, el “hombre” volvía a ser “niño” para enfrentarse de tu a tu, a los mejores jugadores profesionales de toda Europa. Ahora sí que tendría que demostrar aquello que ofrecía en sus inicios en la cantera del Real Madrid. Y sí esto ya era complicado, la lesión de Sergio Llull este verano, le dio sin esperarlo, el bastón de mando de uno de los transanatlántico europeo como es este Real Madrid. Pues sin Llull, Luka Doncic hizo ese trabajo. Lo dicen sus números en Liga Endesa con 13 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias en 24 minutos de juego, ayudando a su equipo a convertirse en campeón de la Liga Regular a falta de cuatro partidos para terminar la temporada regular. En Euroliga además, también lideró al Real Madrid para llegar a la Final Four con 16 puntos 5 rebotes y 4 asistencias siendo 22 de valoración en 26 minutos de juego. Dominaba todas las facetas del juego, tanto en España como en Europa, sin olvidarse – ni él ni nosotros – que lo hacía entre hombres y sin Sergio Llull.

clorin 1200 200

Y a todas estas, el Real Madrid recibía anoche al Real Betis en partido adelantado de la jornada 33 de Liga Endesa, debido naturalmente, a la participación del Real Madrid en la próxima Final Four. La gran temporada liguera ofrecida por el Real Madrid, liderados por Doncic, permitía a Pablo Laso y a sus jugadores a tomarse este final de temporada, como encuentros sin tensión, pero muy importantes para preparar la cita europea. Por su contra, el Real Betis, estaba obligado a ganar para al menos respirar tres días más, esperando y rezando por las derrotas de Tecnyconta Zaragoza y Bilbao Basket, para conseguir la salvación en la Liga Endesa. El Real Madrid recuperaba de sus molestias a Luka Doncic y Jeff Taylor, mientras volvía Trey Thompkins en sustitución de Chasson Randle, que se quedaba fuera por el exceso de extracomunitarios. Era agradable volver a ver de inicio juntos a Gustavo Ayón y a Felipe Reyes en la zona, después de muchos partidos. Junto a ellos, Doncic, Causeur y Taylor, completaban el cinco inicial de Pablo Laso. El Real Madrid no se jugaba nada, pero sí el Real Betis que rápidamente demostró las intenciones que traía al desangelado WiZink Center con apenas 4000 personas en las gradas. Un parcial de 9-12 en el minuto 5, con un gran Ryan Kelly, daba las primeras ventajas a los verdiblancos en el partido. Los continuos cambios de posición de los andaluces, denotaban la intensidad y las ganas con las cuales venían a Madrid. Por parte del Real Madrid, no se ponía para nada nervioso a pesar de encontrarse todo el primer cuarto por debajo en el marcador. Y así llegábamos al final del cuarto, con 21-22 para el Real Betis, que perseguía su objetivo ante un desenchufado Real Madrid. Solo Luka Doncic parecía avisar de su partido más especial, con 5 puntos 3 rebotes y 5 asistencias con 14 de valoración en el primer cuarto. Del resto, solo Gustavo Ayón volvía poco a poco a ser “el titán” con sus 4 puntos y 3 rebotes, volviendo a hacer números y demostrar que no solo sabe meter puntos.

Llegó el segundo cuarto y llegaba la espectacular segunda unidad blanca, con Sergio Llull a la cabeza, y con Carroll y Rudy, afinando su puntería desde el triple. Y precisamente el tiro exterior fue el que permitió a los blancos mantenerse igualado con un intenso Real Betis que no cesaba de anotar con hasta 9 jugadores de los 10 que disputaron minutos al descanso, con puntos en su marcador. Pero los verdiblancos, querían solucionar en un día toda su mala temporada, pero enfrente se encontró a un Real Madrid, muy acertado en el triple. Un Real Madrid que cuenta con un 38% de acierto desde la línea en la Liga Endesa, se quedó anoche en un fantástico 59% que da muchas ilusiones para lo que puedan ofrecer en la Final Four, donde superar los 80 puntos será casi una obligación para llevarse los partidos. Y por tanto el 7/11 de los blancos en el segundo cuarto, minaba la moral del conjunto andaluz que se veía por debajo en el marcador 36-33 minuto 15. Los esfuerzos del Real Betis eran continuos, como conseguir un 0-7 de parcial en 2 minutos con Askia Booker en plan estrella con 8 puntos y 4 asistencias. Pero nuevamente los triples, de un inspirado – 4/4 en el segundo cuarto – Rudy Fernández devolvía el parcial para el Real Madrid con un 8-0 para los blancos. Tanto triple, permitió un parcial de 28-23 para el Real Madrid en este cuarto, con 18 puntos conseguidos por Rudy Fernández y Jaycee Carroll, dejando fuera de protagonismo las 5 asistencias de Sergio Llull en este cuarto y que hacían 16 ya, en la primera parte del partido, que se llegó con 49-45 al descanso. Buen numero de puntos de un Real Betis que demostró – con el 54% en tiros de campo – que sí hubiese competido de esta manera durante toda la campaña, mejor le hubiese ido las cosas.

Video de ACB.com

Pero desgraciadamente, el descanso no le vino bien a Real Betis, que con dos errores infantiles, se encontraron con un parcial de 8-4 en dos minutos que estiraba la distancia madridista cerca de los 10 puntos de diferencia. Aunque el equipo andaluz se resistía a tirar la toalla, se volvieron a encontrar con ese chico de apenas 18 años que había descansado todo el segundo cuarto. Y es que el Real Madrid “titular” de anoche, no parecía funcionar al 100% de su capacidad, si no era Luka Doncic quien le metiese leña al fuego. El esloveno devolvía ritmo al equipo que volvía a correr y en apenas 3 pases llegaban a la canasta contraria. Quien mejor se aprovechaba de esta circunstancia, no era otro que Jeffrey Taylor, que “olvidó” por un día su intensidad defensiva, para ser importante en ataque con 12 puntos en 18 minutos, siendo el mejor acompañante del genio de Lubjiana. Ellos dos iniciaban un parcial de 16-12 en cinco minutos que obligaba a realizar un segundo esfuerzo ofensivo al Real Betis con el 65-56 del minuto 25. Porque el ataque de los verdiblancos se empezaba a atascar, donde ya solo Booker y Anosike superaban los 10 puntos en anotación. Pero sobre todo, porque el partido empezaba a tener un dueño, llamado Luka Doncic. Porque en el Real Madrid, solo destacaba el esloveno, en un tercer parcial donde Felipe Reyes sorprendía por sus 4 puntos y 5 pérdidas de balón, desquiciado con los colegiados, que volvieron a hacer la misma que con Tavares el pasado domingo. Luka Doncic conseguía 10 puntos él solito, sin fallo en el lanzamiento, en este cuarto para conseguir ya unas diferencias por encima de la decena de puntos. Y sí ya es complicado ganarle al Madrid, más lo es sí los blancos consiguen 57 puntos, entre el segundo y el tercer cuarto, con 12/18 en triples, que limitaron las esperanzas verdiblancas de llevarse el partido. El resultado al final del tercer cuarto, 78-66 para el Real Madrid, lo decía todo. Pero los verdiblancos no iban a tirar la toalla al final, pero tuvieron la mala suerte, de encontrarse con Luka Doncic.

Al Real Betis se le escapaba el partido. Un nuevo parcial de 11-6 en 4 minutos de Real Madrid, hacía coquetear la diferencia con los 20 puntos, 89-72 en el minuto 34. Dos triples de Thompkins y otros dos de Jaycee Carroll, parecían sentenciar el encuentro para el líder de la Liga Endesa y acercar un poco más al abismo, al Real Betis. Pero para nada se iba a rendir el conjunto verdiblanco, consiguiendo un parcial de vuelta de 0-10 en dos minutos, para meter a los béticos nuevamente en el partido, 89-82 minuto 36, con Oderah Anosike consiguiendo un doble doble espectacular con 14 puntos y 14 rebotes. Pero ayer no era el día preparado para las sorpresas, ayer era el día de Luka Doncic, que volvió a cancha con +7 y lo dejó en 4 minutos, con +15. Y es que en cuatro minutos hizo de todo. Anotó 2 puntos, cogió 4 rebotes y repartió 2 asistencias. Todo ello en un parcial de 15-7 y para conseguir casi en el último segundo, su 10 rebote, al que había que sumar 10 asistencias y los 17 puntos. Así es, su primer triple doble. El primer triple doble que recuerdo en años en el baloncesto europeo y que ha conseguido un chaval de 18 años, en 22 minutos y con un escandaloso 42 de valoración.

Sobran los calificativos para denominar el talento de este jugador, máximo anotador del Real Madrid en Liga, máximo asistente del Real Madrid en Liga y segundo máximo reboteador tras Edy Tavares. Todo esto, lo ha realizado un chaval de 18 años, que parecía un hombre jugando contra niños cuando llegó a Madrid y que ahora está entre los finalistas de ser MVP tanto en España como en Europa, dirigiendo a todo un Real Madrid, con numerosas bajas y sin Sergio Llull. Es el auténtico Mr. Triple Doble.