Liga Endesa Jornada 17: Movistar Estudiantes 72 Real Madrid 87

Mucho Madrid para tan poco Estu

Cargando...

Victoria clara y contundente del Real Madrid en el derbi, ante un decaido Movistar Estudiantes que, en ningun momento, opuso resistencia a los jugadores blancos. Trey Thompkins fue el mejor del Real Madrid con 18 puntos 6 rebotes y 7 asistencias, mientras que Kenny Kadji fue, con mucho, el mejor de Movistar Estudiantes con 19 tantos. Debutó Boris Tisma en el Real Madrid con 17 años. El Estu sigue colista y el Real Madrid será primero en la Copa tras la derrota del FC Barcelona.

ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel ACB Photo / E. Candel

Una nueva edición del derbi madrileño, amanecía en la matinal del domingo. Un derbi bastante desigual, entre el líder de la Liga Endesa y el colista, entre dos estados de ánimo totalmente distintos. Un eufórico Real Madrid que cuenta por victorias los 13 últimos partidos jugados en la Euroliga y cuatro victorias en los últimos cinco partidos de Liga Endesa. Mientras tanto, el Movistar Estudiantes solo cuenta con una victoria en los últimos diez partidos jugados de la Liga Endesa y contó estas navidades con la baja de su jugador franquicia, Darío Brizuela, traspasado al Unicaja Málaga. Además, los problemas institucionales han adquirido más peso incluso que los deportivos, debido a los graves problemas económicos del equipo del ramiro. Pero quizás todo este resumen, sea lo más peligroso al confiar en una factible victoria del Real Madrid, puesto en un derbi, lo peor que puede ocurrir es la confianza. Un mal inicio de partido merengue, puede ser un problema muy preocupante para el resultado final del partido. Otra baja más, sufría el equipo de Pablo Laso, con la ausencia de Rudy Fernández y Fabien Causeur, que permitía el debut del croata Boris Tisma dentro de la convocatoria blanca. Un hecho que dejaba al Real Madrid con 3 jugadores menores de 18 años en la convocatoria, por ninguno del Movistar Estudiantes.

Un Movistar Estudiantes, que saltaba a cancha con Phil Pressey de base, con Palacios y Scrubb en las alas y con Dangubic y Kenny Kadji en el juego interior. Facundo Campazzo, Jaycee Carroll, Thompkins, Mickey y Tavares era los cinco jugadores de inicio del equipo de Pablo Laso. Y es que con la ausencia de los dos escoltas, Pablo Laso tuvo claro que Mario Nakic y Trey Thompkins tendrían que ayudar mucho en posiciones exteriores junto a Jaycee Carroll y Jeff Taylor. Como en ellos es habitual, el Real Madrid inició el partido buscando su juego interior, algo que en el partido de hoy, quedó reflejado como una diferencia bastante grande favorable para los blancos, que ya contaban con un 0-6 de inicio en el minuto 3 de partido. Además, la diferencia en rebotes ya empezaba a ser decisiva desde el primer minuto con 9 capturas de balón en apenas 4 minutos de juego. Solo Kenny Kadji era el jugador más intuitivo del Movistar Estudiantes con 11 puntos en este primer cuarto, pero muy poco acompañado por sus compañeros. Scrubb anotaba la canasta que ponía el 6-12 en el minuto 5 con 8 puntos anotados ya por Trey Thompkins. Pero el camerunés volvió a meter a Movistar Estudiantes dentro del partido con sus 5 rebotes ofensivos y las ganas que siempre los jugadores del Ramiro colocan en sus enfrentamientos ante el Real Madrid, para igualar la intensidad de los blancos, para llegar al final del primer cuarto con un igualado 19-22 para el Real Madrid. La ilusión colegial chocaba con el acierto blanco, que andaba en el 50% en tiros de campo, emborronado por el 2/7 en triples, un 0/4 de Jaycee Carroll. El Movistar Estudiantes buscaba en la zona devolver el golpe madridista, con un 42% en tiros de dos pero ya con 3 tapones recibidos por las torres blancas. Kenny Kadji con 11 puntos, fue el mejor del Movistar Estudiantes, siendo además el único jugador colegial, capaz de anotar más de una canasta. En el Real Madrid Jordan Mickey y Trey Thompkins seguían siendo los máximos anotadores de un equipo muy concentrado.

Pero era demasiado esfuerzo para un flojo inicio de Movistar Estudiantes, quien apenas tuvo respuesta en el momento en que Kadji se marchó al banquillo. En cambio, el Real Madrid reaccionaba en el segundo cuarto, de la mano de Nicolás Laprovittola. El base de Morón, anotaba dos triples de inicio para estirar la diferencia por encima de los 10 puntos. Pero cinco puntos seguidos de Toney Douglas igualaban de manera efímera el partido, hasta que los triples y Trey Thompkins, decidieron entrar en el partido y liderar el nuevo parcial madridista, en el que el Movistar Estudiantes no supo reaccionar. Un parcial de 7-17 en cinco minutos, colocaba el 26-39 para los blancos, con dos triples de Laprovittola, otros dos de Trey Thompkins y el último de Jaffery Taylor. Cinco triples consecutivos del Real Madrid, muy mal defendidos por el Movistar Estudiantes, que más allá del camerunés Kadji no encontraba respuesta al brillante juego blanco. Las bajas de jugadores exteriores del Real Madrid, provocó la temprana entrada de Mario Nakic, cuajando un gran trabajo con 5 puntos en 12 minutos. Todo ello, era observado desde la banda, por el croata Boris Tisma, quien con apenas 17 años, esperaba su momento de debutar en el banquillo. Movistar Estudiantes recuperó la figura de Kadji, pero su 1/6 en triples al descanso, decantó el derby para el Real Madrid. Los blancos destrozaron el partido en este segundo cuarto, con un parcial de 11-31 que dejaron el resultado al descanso en 30-53. Y es que el 7/9 en triples del conjunto blanco rompía el partido con un increíble 4/4 entre Thompkins y Mickey. El pívot de Georgia realizaba una fantástica primera parte con 16 puntos 5 rebotes y 4 asistencias, en 18 minutos.

clorin 1200 200

Los nueve jugadores que habían disputado minutos en el Real Madrid, habían conseguido anotar puntos, en un partido completamente blanco como decía el 22-73 en valoración. Un segundo cuarto que nos entregó 9 puntos y 6 asistencias de Laprovittola y los 10 puntos y 4 rebotes de Thompkins. Tuvimos que esperar a que comenzase la segunda parte, para ver una mejor versión de Movistar Estudiantes donde Kadji, esta vez sí, tuvo el acompañamiento de Juan Palacios y Avramovic aunque bastante escaso para intentar poner en dificultades a un Real Madrid que contaba con la aportación de Edy Tavares con 8 puntos y 8 rebotes en 24 minutos de juego. Ahora la diferencia planeaba los 20 diferencia, que aumentaba Jaycee Carroll con su único triple del encuentro, colocando el 38-63 en el minuto 25. En Movistar Estudiantes, ni Pressey, ni Dragubic, ni Vicedo, conseguían sumar punto alguno para ayudar en los diez puntos anotados por Kadji en este tercer cuarto, ganado por el conjunto colegial por 19-16. Pablo Laso empezaba a cuidar el físico de sus jugadores, previniendo la dura semana blanca, con dos partidos en Moscú y terminando semana, el próximo domingo ante Kirolbet Baskonia en el WiZink Center.

Ya sin nada en juego, pudimos ver a un Movistar Estudiantes mucho mejor que en los 30 minutos anteriores. Y básicamente era porque jugaban con mucha más calma, moviendo el balón entre más jugadores. Juan Palacios llegaba a los 12 puntos y Toney Douglas a los 10 tantos y 4 asistencias para maquillar su estadística donde solo mostró su mejor cara Kenny Kadji con 19 puntos 6 rebotes para 14 de valoración en 30 minutos de juego. Más allá del camerunés, no encontramos nada bueno del Movistar Estudiantes, que maquillaba el resultado con un parcial de 19-10 en los 6 minutos finales del derbi. Por parte del Real Madrid, enorme partido de Trey Thompkins que anotaba 18 puntos, conquistaba 6 rebotes y aportaba 7 asistencias en 32 minutos, para rozar los 30 de valoración. Pero sería Jordan Mickey el máximo anotador blanco con 20 puntos y 7 rebotes, además de 3 tapones. La mejor noticia del Real Madrid fue el debut de Boris Tisma, croata de sólo 17 años, que jugó los últimos 47 segundos del derbi, en compañía de Usman Garuba (17 años) y Mario Nakic (18 años). Nadie del Movistar Estudiantes, ha jugado este derbi siendo menor de 25 años. Quizás éste pueda ser el gran problema de Movistar Estudiantes, no confiar en darle minutos a la rica cantera de la que siempre ha sido reconocida el club colegial y que, a día de hoy, es adelantaba de forma clara por la excelsa cantera del Real Madrid.