Euroliga Jornada 21: Real Madrid 75 Anadolu Efes 80

MVP Larkin va muy en serio

Cargando...

En el mejor partido de Europa, Anadolu Efes consiguió su sexta victoria consecutiva ante un Real Madrid que peleó con todo en contra. Trey Thompkins con 15 puntos y Edy Tavares conseguía 6 puntos y 12 rebotes, En el equipo turco sobresalió Shane Larkin con 32 puntos en 36 minutos, Anadolu Efes se aleja con 3 victorias de diferencia ante el Real Madrid, igualado por CSKA Moscú y FC Barcelona en la segunda posición.

Realmadrid.com Jesús Troyano Realmadrid.com Jesús Troyano Realmadrid.com Jesús Troyano Realmadrid.com Jesús Troyano Realmadrid.com Jesús Troyano

¿Cómo se para a Shane Larkin? Me hicieron esta pregunta a principios de semana y ahora os la hago a vosotros. Porque después de contemplar el recital del jugador de Cincinnati, me quedan menos opciones. Pensé, de verdad, que el Real Madrid era capaz de pararlo. Con ese ejército de mariscales defensivos que tiene a su disposición Pablo Laso, alguno debería detener al MVP de las tres últimas jornadas de la Euroliga. Cabe recordar que en el partido de ida, Shane Larkin se quedó en 9 puntos con un 3/11 en tiros, para 1 sólo de valoración. Pero después de lo ofrecido anoche por el jugador americano de Anadolu Efes, pocas formas deportivas se pueden encontrar en detener a este animal. Por otro lado, se enfrentaban los dos primeros de la Euroliga. Dos equipos que han mantenido los mejores récords de la competición. Trece victorias consecutivas del Real Madrid, por las trece en catorce partidos del Anadolu Efes. Los blancos, tras tres derrotas consecutivas en una semana, buscaban devolver una sonrisa a sus aficionados venciendo a un súper equipo que sólo ha cedido 3 partidos de los 20 jugados en la Euroliga.

clorin 1200 200

Todos miramos al Real Madrid y FC Barcelona como fijos de la Final Four y siempre obviamos al Anadolu Efes, quizás por su inexperiencia en la élite europea y anoche disputaba su primera “final” para demostrarle a Europa que este año van muy en serio. Rudy Fernández abandonaba una enfermería de la que ya se queda solo un muy recuperado – pero inactivo – Anthony Randolph. Por tanto, Pablo Laso comenzaba con Facundo Campazzo, Jaycee Carroll, Jeffery Taylor, Gabriel Deck y Edy Tavares. Un quinteto, que recordaba a la final de la Supercopa Endesa, donde Gaby Deck se situaba como cuatro para defender a Nikola Mirotic. Y es que el nuevo plan de Laso, provenía que todos tuviesen una fuerte intensidad en defensa ante el aluvión exterior que se espera de Anadolu Efes, sobre todo de Shane Larkin. Como se esperaba, el Real Madrid salió desencadenado en ataque para demostrar su etiqueta de equipo Final Four, colocando un parcial de 14-5 en 4 minutos con dos robos de balón al ataque de Shane Larkin. Pero todo ese juego se detuvo por completo, casi de igual manera que el partido contra el CSKA Moscú y el Real Madrid empezó a no ver aro en ataque. Todo vino por la increíble defensa de Anadolu Efes que encimaba al Real Madrid y provocaba faltas personales para desquiciar un poco a los blancos con 6 tiros libres para 6 faltas, por 3 faltas de Anadolu Efes en este primer cuarto. Y de ello se aprovechaba un enorme Shane Larkin capaz de anotar 7 puntos – 4 desde el tiro libre – para remontar el partido. Fiel a su estilo, el Real Madrid forzaba un 2/8 en triples para intentar recomponer su figura y terminar el primer cuarto 20-20.  Edy Tavares era el jugador más en forma del Real Madrid con 6 puntos y 6 rebotes. Un Real Madrid que contaba con un 47% en tiros de campo y el ya comentado 25% en triples, muy diferente al 60% en triples de un acertado Anadolu Efes.

Con la segunda unidad en pista, el Real Madrid recuperó su olfato anotador. Lógico, puesto se encontraba en pista, el recuperado Rudy Fernández, Fabien Causeur, Trey Thompkins y Sergio Llull, quien parece estar siempre adaptado a la prueba del acierto para contentar a parte de su afición. Parcial de 7-2 en dos minutos, que fue de 12-5 justo cuando Shane Larkin se fue a descansar apenas dos minutos – jugó 18 minutos en la primera parte – en este segundo cuarto. Nuevamente, los turcos anotaban desde el tiro libre – 6 de los 9 puntos de este cuarto – para el 34-29 del minuto 15, donde un gran Llull manejaba al equipo con 3 puntos, pero ya 4 asistencias en la primera parte. Tuvo que llamar Ataman nuevamente a Shane Larkin a cancha, pese a que el 50% en triples de Anadolu Efes continuaba manteniendo al equipo otomano en partido. Precisamente el triple, fue el talón de Aquiles del Real Madrid que al descanso destacaba con un pobre 4/17, 23% de acierto. Este dato, junto al talento de Larkin, provocó que Anadolu Efes se pusiese por delante y ya no abandonase el liderato jamás. El MVP de la Euroliga conseguía cerrar la primera parte con 13 puntos en un 2/4 en tiros, eso sí con 7/7 en tiros libres gracias a las 4 faltas recibidas. Llegábamos al descanso con victoria visitante 40-43. Y es que el Real Madrid se quedaba en el 47% de acierto, pese al 23% en triples y un curioso 4/4 en tiros libres, por el 13/15 al descanso de los turcos.

¿Podrían marcar los tiros libres la diferencia al descanso? No lo creo, pero la gran diferencia en acierto del Anadolu Efes en comparación con el del Real Madrid, no se veía como condicionado para que los turcos estuviesen muy por encima de los blancos. Prometía guerra la segunda parte entre los dos mejores equipos de la competición. Con un Facundo Campazzo queriendo plantarle cara a Larkin y disputarle el trono del MVP. Pero lo que a Larkin se le pitaba en una canasta, no se le pitaba al Facu en la otra y el partido empezó a entrar en situaciones extrañas donde salió afortunado Anadolu Efes para seguir manteniendo el liderato en el partido. El Real Madrid lanzaba su único tiro libre del tercer cuarto para igualar nuevamente el partido. No menos que asombroso, que el Real Madrid lanzase un tiro libre 20 minutos después de los 4 primeros que lanzó el equipo de Pablo Laso en el inicio del partido, pero los árbitros del encuentro no vieron motivo para ello. Pero el Real Madrid no se podía poner por delante de nuevo, tuvo oportunidades, pero anoche no fue el día de Jaycee Carroll, ovacionado merecidamente por el público del WiZink Center. A todo esto, 46-47 para Anadolu Efes en el minuto 25 de encuentro donde los errores premiaban por encima de los aciertos. Pero hemos hablado de aciertos y tenía que aparecer Shane Larkin, adormilado en este cuarto, pero que cerraba el tercer cuarto con 8 puntos para llegar a los 21 puntos con un increíble 5/7 en tiros de campo. Pero el carácter del Real Madrid no permitía relajaciones al jugador de Ohio y de la mano de Sergio Llull, el Real Madrid empataba 53-53 el encuentro en el minuto 28, justo cuando Larkin volvía a descansar. Nuevas acciones controvertidas, dejan un partido de contacto donde los árbitros se desinhibiesen de señalar personales donde ningún equipo llegó a las 5 personales. Una de estas jugadas, provocó el cierre del tercer cuarto con una canasta final de Rodrigue Beaubois para el 55-59. El 26% en triples y los 12 lanzamientos menos desde la personal, le hicieron daño al Real Madrid al final del tercer cuarto, donde dominaba en todos los sectores del campo. Solo que un señor llamado Larkin llevaba 21 puntos de los 59 de su equipo, del cual nadie más superaba los 10 puntos anotados. Solo Thompkins, los superaba en el Real Madrid, que necesitaba de más “puntos” para lucharle a la cara el partido al Anadolu Efes.

Pero se convirtió en un quiero y no puedo. No tanto porque Anadolu Efes lanzase en este cuarto, los mismos tiros libres que el Real Madrid en todo el partido, sino porque desde la primera falta del equipo turco hasta la segunda, pasaron hasta 7 minutos de juego. Mientras tanto, Shane Larkin continuaba su show particular alertando con la máxima diferencia en el marcador 55-64 en el minuto 31, tras un 2-11 en 4 minutos. Lo seguía intentando el Real Madrid, con Rudy Fernández de estilete que conseguía 8 puntos pero con un 2/6 en triples. A todo esto, la cosa se ponía muy complicada ya que a 7.44 para acabar el partido, el Real Madrid andaba con 5 personales y solo 1 de Anadolu Efes, quien ya tendría lanzamientos siempre que los blancos cometiesen una sanción. Pero el carácter del Real Madrid obró el milagro de anotar – 5/10 en este cuarto – más triples que tiros libres – 1/1 en este cuarto – para igualar nuevamente el partido hasta el 64-66 en el minuto 34. Pero Shane Larkin volvió a vestirse de superhéroe para conseguir 11 puntos en este cuarto para acabar con las ilusiones de victoria del Real Madrid. Y es que el líder de Anadolu acabó el partido con 32 puntos y 36 de valoración, consiguiendo ser MVP de la jornada por 4ª vez consecutiva. Y es que en estos cuatro partidos ha conseguido 27 puntos con un 60% en tiros de campo, 100% en tiros libres, 8 faltas recibidas y 36 de valoración de media. Es de otra galaxia.

Con esta derrota, el Real Madrid baja a la tercera posición, empatado con CSKA Moscú y Barcelona a 15-6. El quinto puesto está a una derrota y el noveno a seis. Como apunte personal quiero decir, que a bien el arbitraje no ha sido decisivo para la victoria (merecida) de Anadolu Efes, sí ha influido para que el Real Madrid no pudiese pelear al 100% el partido. Como dato, Anadolu Efes ha realizado 20/23 en tiros libres tras 21 faltas madridistas, mientras que los blancos 6/6 tiros libres tras 14 personales turcas. Creo que este dato influye para que dos equipos puedan pelear de igual en un encuentro y el 1/1 en tiros libres del Real Madrid en el último cuarto, es más que sospechoso. A los 3 minutos del partido, el Real Madrid llevaba 4/4 en tiros libres. No lanzó el siguiente (sólo 1 en este tiempo) hasta 19 minutos después y finalmente lanzó el último, 8 minutos después del lanzado en el tercer cuarto. Todo muy extraño en un competición tan prestigiosa como la Euroliga.