Brose Basket 89 - Real Madrid 91

Nada más grande que el Titán

Cargando...

Victoria del Real Madrid ante el Brose Basket con canasta ganadora de Sergio Llull en el último segundo y un fantástico Gustavo Ayón con 16 ptos y 28 valoración

xxxxxxxxxx

El Real Madrid venció 89-91 al Brose Basket en Nuremberg  en la 19ª jornada de la Euroliga. Personalmente el partido de ayer es de esos que te apetece ver. El juego del Real Madrid es bien conocido, divertido y ofensivo con medias anotadoras por encima de los 80 puntos, algo muy parecido al practicado por el Brose Basket – que en menor medida lógicamente – también se maneja en altos guarismos de anotación y con un juego bastante divertido. Pero como entenderéis, desde Pobla FM sudamos y sufrimos con la camiseta del Real Madrid, así que nuestra ilusión se debía convertir en sufrimiento durante 40 minutos. Partido que se convertía aun mas importante tras conocerse las derrotas de CSKA de Moscú y Baskonia el día anterior, que provocaba el liderato virtual si el Real Madrid conseguía la victoria en Nuremberg. Pablo Laso no podía contar con el concurso de Luka Doncic, lesionado el pasado domingo en el partido contra Valencia Basket. Como apostábamos en la previa, el partido empezó muy divertido y acertado – 10-9 minuto 4 – con un inconmensurable Gustavo Ayón que hacía suya la zona anotando todo lo que tiraba. Mientras por parte de Brose Basket era – el MVP de diciembre en la Euroliga – Nicolo Melli y Darius Miller quienes tiraban del carro alemán. El pívot italiano acabaría el primer cuarto con 6 puntos sin fallo y 3 rebotes. El partido seguía bonito con el paso de los minutos – 19-19 minuto 8 – donde Sergio Llull se apuntaba al partidazo de Gustavo Ayón consiguiendo 10 puntos 2 rebotes y 2 asistencias. Un parcial de 2-6 final dejaba ventaja al Real Madrid al final del primer cuarto 21-25. Un primer cuarto donde Gustavo Ayón hizo suyo con 8 puntos sin fallo 4 rebotes 2 asistencias y 1 tapón para unos increíbles 16 puntos de valoración en 10 minutos. Volvía el equipo blanco a sus vicios tanto comentado en estas páginas de realizar un gran trabajo en el juego interior (70%) y un mal (28%) tiro exterior. Entre Ayón, Llull y Rudy habían convertido 23 de los 25 puntos, pero al ser con buenos porcentajes, era un juego bastante válido. La baja de Luka Doncic tuvo que ser cubierta por un dubitativo Dontaye Draper pero nos sorprendió gratamente a todos los aficionados del Real Madrid anotando 5 puntos y repartiendo 4 asistencias en el segundo cuarto. Seguía por tanto el alto ritmo en el partido con un 14-11 de parcial en 4 minutos. Guarismos altos para tan pocos minutos de juego, que hizo que Brose Basket se pusiese por delante 36-34 minuto 15. Janis Strelnieks reforzaba el juego alemán anotando 8 puntos y 4 asistencias en ese periodo jugado de poder a poder. Pero un espectacular parcial de 7-17 en 4 minutos parecía dar por finiquitado el cuarto a favor del Real Madrid comandado excelentemente por Dontaye Draper y un sensacional Jaycee Carroll que anotaría 14 puntos en escasos 3 minutos con un excelente 4/5 en tiros de campo. Pero un nuevo agujero defensivo del Real Madrid, dejaba nuevamente el resultado muy ajustado al descanso 47-51 para el Real Madrid. El equipo blanco llegaba con un impresionante porcentaje del 79% en tiros de dos con 14 rebotes y hasta 10 asistencias con 56 de valoración, números prácticamente idénticos a los realizados por Brose Basket al descanso.

Lo dicho, estábamos asistiendo a un partidazo de Euroliga. Por fin, tras haberlo reclamado desde estas líneas, el tándem Sergio Llull (10 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias, 11 valoración) y Gustavo Ayón (8 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias, 2 tapones, 16 valoración) volvieron por sus fueros para liderar al Real Madrid en tan complicado partido. Como no podía ser de otro modo, el partido continuaba igualadísimo – 59-58 minuto 25 – con un Fabien Causeur excelso con 7 puntos en el tercer cuarto para martillear la defensa madridista que volvia a recibir 22 puntos en el cuarto, algo que se repitió durante el encuentro, donde siempre el Brose Basket anotaba 20 puntos o más al término de cada cuarto. Mientras, en el Real Madrid, seguía siendo escandaloso y alucinante que tanto Sergio Llull (9) y Gustavo Ayón (8) anotasen casi todos los puntos del Real Madrid (19) durante el tercer cuarto con canastas más o menos sencillas dentro de la zona. El porcentaje del equipo blanco desde el triple seguía siendo bajísimo – 5/18, 28% - tras los 30 minutos jugados y seguía siendo el lanzamiento cara al aro – 23/32 72% - el más efectivo. Si ante el Zalgiris hablábamos de la fuerza de los jugadores interiores, aquí en Nuremberg, Felipe Reyes, Anthony Randolph, Othello Hunter y Trey Thompkins solo sumaban 11 puntos al final del encuentro. Seguíamos disfrutando de un encuentro de idas y venidas entre los dos equipos con parciales muy igualados como reflejaba el 22-19 en el tercer cuarto que dejaba el partido muy abierto para los diez últimos minutos con el 69-70 que reflejaba el marcador aun para el Real Madrid. Daba la impresión de que sí el Real Madrid no rompía el partido a base de los triples de Jaycee Carroll, se llegaría al último minuto con un resultado de infarto. Ya en el último cuarto, el Brose Basket decidió aumentar su intensidad defensiva viendo sobretodo la diferencia en la compensación arbitral en las faltas señaladas 18 para el Real Madrid y solo 11 para el Brose Basket en 30 minutos. Gustavo Ayón seguía siendo el rey de la zona, interviniendo en toda acción ofensiva ya fuese anotando o tocando todo balón suelto para recuperar una nueva posesión para su equipo. A falta de 7 minutos, Pablo Laso decidió dar el merecido descanso a sus dos mejores jugadores en el partido. Con 76-78 a falta de 6 minutos, el Brose Basket aprovechó la ausencia de Ayón para, de la mano de Leon Radosevic con 11 puntos, volver a ponerse por delante en el marcador y nuevamente las pulsaciones a mil en los aficionados madridistas. Ante esta situación, Gustavo Ayón y Sergio Llull volvieron a  la cancha para asistir a Jaycee Carroll que devolvió la ventaja al equipo madridista 80-81 minuto 37. El partido se convirtió en un correcalles con anotación en cada posesión y un Carroll fundamental con 5 puntos seguidos. Con 82-87 en el último minuto, la victoria parecía hecha para el Real Madrid pero un 5-0 de parcial en apenas 30 segundos dejaba el marcador en un agónico 87-87 con apenas 18 segundos en juego. Dos tiros libres de Llull acompañado de otros dos tiros libres anotados por Nikos Zisis, dejaba 8.9 segundos por jugar con 89-89 y posesión para el Real Madrid. Acción que aprovecharía un increíble Sergio Llull para engañar a todo el mundo, habituados a esperar un lanzamiento exterior, para entrar en la zona y anotar una increíble bandeja por encima de Daniel Theis para poner el definitivo 89-91 con el reloj a cero. Una victoria muy importante como avisábamos en la previa, porque tras las derrotas de CSKA Moscú, Baskonia y posteriormente Olympiacos, colocaba al Real Madrid líder virtual de la Euroliga con 14-5 igualado con CSKA pero mejor basket-average dejando además a 3 victorias el 5º puesto a 11 partidos para acabar la liga regular. Gran partido de Sergio Llull con 26 puntos 6 rebotes y 4 asistencias y Jaycee Carroll con 24 puntos en 20 minutos. Pero creo, que si tuviésemos que dar un MVP del partido, tendría que ser Gustavo Ayón que anotaría 16 puntos con 8 rebotes 4 asistencias y 2 tapones para 28 de valoración. Por fin los jugadores llamados a ser importantes esta temporada en el Real Madrid, funcionaron al 100% contra un gran Brose Basket. Pero esto amigos no para y mañana viernes tenemos otro encuentro, esta vez en el WiZink Center de Madrid contra Armani Milán, colista con 6-13 pero que viene de ganar nada más y nada menos a Olympiacos por 16 puntos de diferencia.