Euroliga Jornada 26: Real Madrid 70 Zalgiris Kaunas 58

No es nada personal

Cargando...

El Real Madrid consiguió una victoria muy importante en un extraño partido donde los blancos sumaron más pérdidas que asistencias y no consiguió lanzar ningún tiro libre en todo el partido, algo inaudito en el baloncesto actual. Gaby Deck fue el máximo anotador del partido con 14 puntos y 6 rebotes. Los blancos, a la espera de la jornada del viernes, recupera la 4ª posición dentro de una competición realmente muy igualada.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Recuerdo aquel 17 de mayo de 2019 en Vitoria. Estábamos asistiendo al partido de semifinales de la Final Four, entre el Real Madrid vs CSKA de Moscú. Un encuentro que se resolvió en el último cuarto y que se llevaron los otrora campeones de Europa, gracias ante todo los 14 tiros libres lanzados en el tercer cuarto o los 13 lanzamientos desde la línea en el último periodo. Nunca en mi vida, había presenciado un 34/42 en tiros libres en un partido de baloncesto. Imaginaros lo que debe ser ver en otro partido de baloncesto, un 0/0 en tiros desde la personal y que lo provoque el equipo con más Copas de Europa en su historia y en su propia cancha. A veces el tiempo lo cura todo y otras veces provoca tanto nerviosismo, que a cada hora se genera un drama. El parón de la Liga Endesa hizo que el Real Madrid no disputase encuentro alguno desde la dolorosa derrota ante el Valencia Basket en Euroliga. Ha sido una semana de rumores, de críticas y de gente apesadumbrada por el futuro del club madridista.

Los blancos se juegan mucho en las 9 jornadas que aún quedan por disputarse y su rival de ayer, el Zalgiris Kaunas, apenas se encontraba a una victoria del Real Madrid. Ese era la diferencia entre el Real Madrid y quedarse fuera de los playoffs en la Euroliga más apretada de siempre. Nico Laprovittola volvía a la titularidad del conjunto de Pablo Laso, junto a Fabien Causeur y Gaby Deck como aleros y Usman Garuba con Edy Tavares en el juego interior. El comienzo del partido no presagiaba nada bueno para el Real Madrid puesto que, en 3 minutos, ya se encontraba 2-6 en el marcador y dos pérdidas de balón. Pero la siesta duró poco y la remontada llegó rápidamente con un parcial de 7-0 y llegar al minuto 5 con ventaja 9-6. Y es que los blancos estaban concentrados sabiendo lo que se jugaban y lo mucho que debían pelear para llevarse el triunfo. Porque a la ya larga lista de bajas, el Real Madrid sumaba la de Sergio Llull que se había sometido a una artroscopia y que su baja podría oscilar entre uno y dos meses. Como decíamos, el Real Madrid había devuelto su mal inicio con una batería de triples para cerrar el primer cuarto con un estupendo 5/10 en triples y continuar doblegando a Zalgiris con un parcial de 16-2 en 6 minutos que parecía dar un respiro para el Real Madrid que terminó venciendo al final del primer cuarto 21-13. Y es que el conjunto blanco dominaba todo el capitulo del juego con un 53% de acierto en el tiro de campo, por el 43% de los lituanos que habían cedido 5 balones perdidos por los 4 del Real Madrid. Entre la conexión argentina, Laprovittola (6 puntos) y Deck (5 puntos) anotaron casi la totalidad de los puntos de Zalgiris en este primer cuarto.

Con tal parte de bajas, era primordial comprobar como funcionaría una segunda unidad con tres nuevas incorporaciones como Alocén, Abalde y Tyus. Y fue Jaycee Carroll quien demostró su valentía en la cancha al anotar la primera canasta madridista a su tercer intento ante la enorme y física defensa lituana. Cierto es, que al Real Madrid se le había cerrado el aro en el comienzo del segundo cuarto, pero continuaba manejando una enorme defensa que no permitía canastas fáciles de Zalgiris que no supo aprovecharse de la pequeña crisis sufrida por el Real Madrid que apenas había podido aportar al mismo ritmo que en los primeros diez minutos, 28-23 minuto 15. Y es que era ahora Zalgiris Kaunas quien encontraba acierto desde el triple y ponerse con un 50% de acierto en este cuarto para conseguir prácticamente en 5 minutos, los mismos puntos conseguidos en el primer cuarto. Fue Paulius Jankunas con 7 puntos y 4 rebotes, rememorando sus grandes partidos en su larga trayectoria en la Euroliga. Pero en un cuarto donde el acierto pareció brillar por su ausencia, me quiero quedar con el enorme trabajo de Carlos Alocén que volvió a brillar en la dirección del juego blanco con 2 puntos 3 rebotes y 4 asistencias en los 8 minutos que estuvo en cancha en el segundo cuarto y que estuvo fenomenalmente acompañado por los 7 puntos de Jaycee Carroll, todos en este cuarto, a pesar de no estar muy acertado en el lanzamiento con 3/8 al descanso. Ello produjo una nueva máxima 34-23 en el minuto 17 pero un 2-8 final, volvió a dejar el partido bastante igualado 36-31 al descanso. Y es que los blancos habían visto reducido su acierto hasta el 49% de acierto por culpa del errático 1/7 en triples de este segundo cuarto. Tampoco ayudaba las 7 pérdidas de la primera parte que, sí ya nos parecían demasiadas, lo ocurrido en la segunda parte iba a ser peor.

clorin 1200 200

Repetía Pablo Laso el quinteto inicial esperando el mismo resultado ofensivo y defensivo. Y es que el Real Madrid consiguió frenar el acierto de Zalgiris que consiguió su primera canasta de la segunda parte después de tres minutos. Pero el problema en el Real Madrid, se convirtió en el ofensivo. No tanto por sus errores de cara al aro, sino por los problemas al manejo del balón. Fueron 4 pérdidas las ocasionadas por los blancos en los primeros 4 minutos del cuarto, 3 en menos de un minuto y todas sin sufrir tanta intensidad defensiva lituana. A todo ello se unió la extraña forma de los árbitros de señalar los pasos de salida a los jugadores merengues, en especial a Edy Tavares que sumó 6 balones perdidos en la estadística de final de partido. Como no podía ser de otra forma, Zalgiris Kaunas reaccionaba, aunque fuese a cuenta gotas y conseguía un parcial de 0-7 para echarle el aliento al Real Madrid 39-38 en el minuto 25. No nos engañemos, el Real Madrid no estaba haciendo un partido espectacular, con apenas una canasta en 5 minutos y otras tantas pérdidas de balón, que en un cuarto, son una pasada. Pero no podemos obviar su buena defensa que no permitió a Zalgiris alcanzarle en el marcador. Fue entonces cuando el tiempo muerto de televisión, permitió a Pablo Laso a recolocar a los suyos y con dos triples consecutivos de Gabriel Deck (4/5 en triples en el partido) ayudó a los blancos a volverse a escapar en el partido con un parcial de 8-0 en dos minutos. Un parcial que pudo ser mayor pero que curiosamente Zalgiris Kaunas aguantó con 4 faltas personales hasta 4 minutos y no permitiendo tiro libre alguno del Real Madrid en este tercer cuarto. A pesar de ello, los lituanos apenas pudieron aportar 4 puntos más quedándose muy lejos del Real Madrid 51-42 al final del tercer cuarto. Lejos, porque su rival apenas había anotado 15 puntos en este cuarto, sin tiros libres y cometiendo 6 pérdidas de balón, prácticamente las mismas cometidas en la primera parte.

Porque no podemos obviar ese dato e invitaros a ver el partido a aquellos que no lo pudisteis seguir por televisión. Porque los blancos fueron castigados con 7 pérdidas de balón en la primera parte y con nada menos que ¡15 balones perdidos! en la segunda mitad. Ya sabéis que sería muy crítico con el equipo de Pablo Laso en esas circunstancias, pero creedme de verdad, si os digo que más de la mitad, fueron provocadas por errores arbitrales. Cabe destacar también, los 14 balones perdidos por Zalgiris Kaunas en el encuentro, 5 de ellos en el último cuarto. Todo esto podría presagiar un final de partido muy igualado, pero el baloncesto quiso ser condescendiente con el Real Madrid y le “regaló” un tremendo 5/8 en triples para que los blancos consiguiesen 15 de sus 19 puntos anotados en este último cuarto desde detrás de la línea por dos canastas de dos puntos ya que increíblemente el Real Madrid (con su discutible condición de equipo protegido) no realizó tiro libre alguno en todo el encuentro. Importante victoria para el Real Madrid que aleja a dos victorias a un duro rival por el playoffs. Ahora, los blancos son 4º clasificado pero con las mismas victorias que Bayer Múnich y las posibles de Zenit y Fenerbahce que tienen un partido menos. Nos faltan 8 jornadas y quien sabe, donde acabará un Real Madrid fatigado, irregular y con las bajas de larga duración de Llull, Taylor y Rudy Fernández.